Internacional

OEA comienza la era de su renovación y modernización

La Organización de Estados Americanos (OEA) , una de las entidades multilaterales más antiguas del mundo, comienza este lunes su 45 Asamblea General con el compromiso ineludible de iniciar el trabajoso camino hacia la renovación y modernización.

Por Washington DC/AFP

 El secretario  general de la OEA, Luis Leonardo Almagro Lemes, en Washington DC. (Foto Prensa Libre:EFE).
El secretario general de la OEA, Luis Leonardo Almagro Lemes, en Washington DC. (Foto Prensa Libre:EFE).

Se trata de la primera Asamblea General de la OEA después de la salida de escena del chileno José Miguel Insulza, quien condujo la entidad por una década, y la llegada del diplomático uruguayo Luis Almagro, que ahora tiene por delante la tarea llevar la organización a una nueva etapa.

La reunión tiene como eje la discusión del “Presente y Futuro” de la OEA, una forma de presentar a las claras la necesidad fundamental de la entidad de repensar su estructura, recuperar su credibilidad, fortalecer las áreas donde tiene experiencia y subsanar sus crónicos problemas financieros.

Esta Asamblea es “crucial” porque “discutirá en profundidad temas como la reforma y la revitalización de la institución, algo por lo que Estados Unidos ha estado presionando en los últimos años” , dijo el jueves una alta fuente diplomática estadounidense.

Luz verde para iniciar el cambio

Para ello, las delegaciones han pasado varias semanas trabajando en un proyecto de resolución, que podría ser aprobado el lunes, con instrucciones para que el equipo de Almagro comience de inmediato las tareas de repensar la estructura de secretarías de la organización.

“Esa resolución permite comenzar a trabajar (...) ya el martes en la discusión de cuáles serían las secretarías que se eliminarían, las que se puede crear, y las nuevas áreas de trabajo” , dijo el uruguayo Luis Porto, asesor especial de Almagro.

En tanto, una fuente diplomática latinoamericana que solicitó el anonimato adelantó a AFP que “hay un consenso en la necesidad de la renovación, pero que nadie espere que la OEA le otorgue a Almagro un cheque en blanco” .

“La OEA debe entonar un mea culpa porque no puede basarse en ningún tipo de exclusiones y menos de países cuando buscan su camino a través de su pacto social” , sostuvo Almagro.

De acuerdo con este diplomático, las negociaciones aún podrían incluir modificaciones que definan el campo de acción del nuevo secretario general y de su equipo.

De acuerdo con Porto, la resolución que está siendo negociada también facultaría “al Consejo Permanente a realizar los ajustes necesarios” en ese proceso, e incluirá un sutil llamado “a los estados miembro a atacar los problemas de vulnerabilidades financieras que tiene la OEA” .

Porto confirmó que la 45ª Asamblea General de la OEA no tendrá una Declaración final.

“Es necesario concentrarse en los resultados y no en las declaraciones. Hay que analizar cómo llegar a los resultados, y a veces no son las declaraciones” el camino para alcanzar mejoras concretas, expresó Porto.

La apretada agenda de la Asamblea incluye también la elección de cuatro miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otros cuatro para la Corte (CorteIDH) , además de dos integrantes del Comité Jurídico Interamericano.

La Asamblea, como ya se ha tornado una tradición, realizará una discusión sobre “la cuestión de las Islas Malvinas” .

El ausente siempre presente

La gran incógnita de la agenda de la reunión, sin embargo, es si alguna delegación propondrá abrir una discusión franca sobre la ausencia de Cuba en la OEA, el elemento más evidente de la necesidad de la entidad de adaptarse a la actualidad.

Porto señaló que las normas de procedimiento determinan que cualquier delegación puede proponer un tema de agenda o abrir una discusión, dejando de esa forma una puerta levemente entreabierta para que Cuba se meta en el temario del día.

Por su parte el alto diplomático estadounidense recordó que, desde el espectacular anuncio de reaproximación entre La Habana y Washington en diciembre pasado, en cada reunión de que participan siempre alguien les pregunta sobre la marcha de las conversaciones para la reapertura de las embajadas.

Pero en esta Asamblea de la OEA, sin embargo, la fuente diplomática dijo que esperaba “apenas conversaciones de corredor. Seguramente tendremos esas conversaciones al margen de la reunión, pero más allá de eso realmente no esperamos nada substantivo” .

OEA debe “entonar un mea culpa”

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) , Luis Almagro, dijo que el organismo debe “entonar un mea culpa” por haber excluido a Cuba durante 47 años y prometió que en su mandato intentará “resolver las culpas” de la institución en relación al país caribeño.

“La OEA debe entonar un mea culpa porque no puede basarse en ningún tipo de exclusiones y menos de países cuando buscan su camino a través de su pacto social” , sostuvo hoy Almagro en la jornada de diálogo con la sociedad civil previa a la 45ª Asamblea General de la OEA que se llevará a cabo los días 15 y 16 de junio en Washington.

Almagro se pronunció sobre Cuba en respuesta a varias intervenciones acerca de la situación política en la isla, entre ellas la de Rosa María Payá, activista cubana e hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá.

“Usted ha hablado aquí de ampliar derechos, yo le quiero preguntar si podemos esperar un pronunciamiento de la OEA que pida el fin de la impunidad en Cuba y Venezuela” , señaló Payá.

“En mi país hace casi 70 años que no se celebran elecciones libres y plurales. Quiero preguntarle, está usted a favor del derecho a decidir de los cubanos?” , añadió la activista en medio de una gran ovación de centenares de representantes de la sociedad civil.

“Es necesario concentrarse en los resultados y no en las declaraciones. Hay que analizar cómo llegar a los resultados, y a veces no son las declaraciones”, expresó Porto.

Almagro evitó responder directamente a esta cuestión pero sí hizo reflexiones generales, sin citar países, con posibles lecturas tanto para situación política en Cuba como para la crisis en Venezuela, sobre la que otros activistas le pidieron que actúe.

“Toda exclusión de un sistema político no puede ser admitida, la base de la democracia es la participación de todos, el Gobierno pertenece al pueblo” , dijo Almagro.

“No hay peor corrupción que suspender unas elecciones, porque le están sacando al pueblo lo más fuerte que tiene: la capacidad de decidir” , añadió.

Almagro afirmó asimismo que la OEA “debe involucrarse siempre que el funcionamiento de un sistema democrático se vea alterado o pospuesto, como ha pasado con elecciones que se han ido posponiendo en el tiempo”.

“Respecto a estos principios no hay un camino de neutralidad, hemos sufrido y sentido estas neutralidades, no podemos ser indulgentes al respecto” , dijo.

El nuevo secretario general, que tomó posesión el 26 de mayo, ha evitado hasta el momento cualquier declaración contundente sobre la situación política en Cuba y Venezuela, cuestiones ante las que acostumbra a decir que la organización “no debe servir para radicalizar conflictos pero debe proteger los derechos” .

Cuba lleva medio siglo en una suerte de limbo dentro de la OEA, ya que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denunciado continuamente las violaciones de derechos humanos en la isla sin obtener respuesta alguna del Gobierno, tampoco después de levantarse su suspensión en 2009.

A este respecto, Almagro dijo que “cada cubano debe ver protegidos sus derechos civiles, políticos y económicos como el resto de ciudadanos de América” .

La reintegración de Cuba, el único de los 35 países del continente que no participa en la OEA, es uno de los objetivos clave del mandato de Almagro, que forjó buenas relaciones con el Gobierno de Raúl Castro en sus años de canciller (2010-2015) .

“La bandera de Cuba está con las banderas de los países miembros, como ven, pero no se han establecido las condiciones de diálogo y trabajo conjunto que permitan a Cuba volver a esta organización. Hay debes del Gobierno cubano y debes de la OEA” , consideró Almagro.

“Esperamos en este tiempo poder implementar una agenda que permita solucionar eso, esperamos resolver las culpas de la organización, construir una agenda que permita las más amplias soluciones, queremos sumarnos a la agenda positiva que hay en este momento” , añadió en referencia al restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU. y la participación de la isla en la Cumbre de las Américas de este año en Panamá.