Internacional

Zika puede provocar muerte fetal, hidropesía e hidranencefalia, según estudio

El virus del Zika, además de su posible vinculación con la microcefalia, podría provocar muerte fetal, hidropesía e hidranencefalia cuando se contagia una mujer embarazada, según un nuevo estudio publicado hoy en la revista especializada PLOS Neglected Tropical Diseases.

Por Washington/EFE y AFP

Archivado en:

Brasil OMS Salud Zika
Científicos aún exploran la relación entre el virus del Zika y la microcefalia. (Foto Prensa Libre: AP).
Científicos aún exploran la relación entre el virus del Zika y la microcefalia. (Foto Prensa Libre: AP).

Esta hipótesis se basa en el caso de una mujer brasileña con el virus que en enero tuvo un parto de feto muerto, el primero que indica, según los investigadores, una posible asociación del zika congénito y el daño de tejidos fuera del sistema nervioso central.

Los autores del estudio aseguran que este caso prueba que, además de la microcefalia (cabeza de un tamaño menor), la infección congénita del zika podría estar vinculada a la hidropesía, la hidranencefalia y el parto de feto muerto.

La hidropesía fetal es una afección grave que ocurre cuando se acumulan cantidades anormales de líquido en dos o más zonas del cuerpo de un feto o recién nacido y a menudo ocasiona la muerte del bebé poco antes o después del parto.

Algunos números del zika

  • 4 millones de personas podrían resultar infectadas por el virus según la OMS.
  • 46 países han reportado algún nivel de evidencia de infecciones por zika.
  • 130 países hospedan el mosquito vector, lo que implica que su expansión puede ser enorme.
  • 1.5 millones de personas han contraído la dolencia en Brasil en los últimos meses.
  • Por el momento, no existe vacuna ni tratamiento para este virus, que fue descubierto en los años cincuenta en el bosque Zika de Uganda.

La hidranencefalia es una enfermedad poco común en la cual los hemisferios cerebrales no están presentes y son sustituidos por sacos llenos de líquido cerebroespinal. La mayoría de los niños con esta dolencia muere antes de cumplir un año.

"Estos hallazgos despiertan la preocupación de que el virus puede provocar un daño severo a los fetos y llevar a la muerte fetal, además de que podría estar asociado con otros efectos más allá de los vistos en el sistema nervioso central", explicó en un comunicado Albert Ko, investigador de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale (EE.UU.).

"Se necesita seguir trabajando para entender si esto es un hallazgo aislado y para confirmar si el virus del Zika puede causar la muerte fetal", añadió el científico, que ha trabajado sobre el zika en Brasil desde que se reportó su presencia en mayo de 2015.

El brasileño Antônio Raimundo de Almeida, del Hospital Geral Roberto Santos en Salvador (Brasil), describe junto a Ko este caso en la revista.

Hasta ahora el notable incremento de microcefalias en Brasil desde que se reportó la presencia del virus en el país es el hecho más preocupante sobre el actual brote del zika, que afecta sobre todo a América Latina.

Zika será difícil de eliminar

En contrapate, el jueves, la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, expuso que el virus zika, representa un desafío “formidable”  que será difícil eliminar.



La fumigación se ha convertido en la principal arma de los gobiernos para combatir al zika. (Foto Prensa Libre: AFP).
La fumigación se ha convertido en la principal arma de los gobiernos para combatir al zika. (Foto Prensa Libre: AFP).


“Las cosas pueden empeorar antes de mejorar”, dijo Chan en Rio de Janeiro al finalizar una misión a Brasil, epicentro mundial del brote de zika, cuyo vínculo con la microcefalia en bebés llevó a la OMS a declarar una alerta sanitaria mundial.

Chan dijo que parte del desafío de combatir el virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti se debe a que es tan “misterioso”. Ni siquiera el vínculo con la microcefalia está probado con certeza.

“Estamos tratando con un virus escurridizo, lleno de incertidumbres, así que debemos estar preparados para sorpresas”, afirmó.

Chan alabó los esfuerzos del gobierno brasileño para enfrentar al mosquito vector del virus y su coordinación con varias entidades internacionales, incluida la OMS y el movimiento olímpico internacional antes de los Juegos de Rio de Janeiro que comienzan el 5 de agosto.

“No se sorprendan si comienzan a notificarse casos de microcefalia en otras regiones de Brasil y en otros países”, afirmó Chan.

Brasil es el epicentro de un brote de zika —que al contagiar provoca síntomas leves parecidos a una gripe— y las autoridades creen que 1,5 millones de personas han contraído la dolencia en el país en los últimos meses.

“Cruel epidemia”

Autoridades sanitarias internacionales en viaje con Chan describieron el brote de zika como especialmente alarmante porque es poco lo que se conoce sobre él.

“Es lidiar con una terrible enfermedad, de terribles consecuencias y terribles incertidumbres. Vamos aprendiendo sobre la marcha” , declaró Bruce Aylward, jefe del departamento de emergencias y epidemias en la OMS.

“Es lidiar con una amenaza a los niños del país, al potencial futuro, a la economía” , añadió.

Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud, lo describió como “una verdadera cruel epidemia, un cruel virus” .

Pero las autoridades felicitaron a Brasil por su respuesta, afirmando que el mayor país de América Latina ha liderado mundialmente un problema que sólo aumentará.

“Estamos impresionados con lo que ha pasado en Brasil” , afirmó Etienne.

A pesar de los temores de que el zika pueda afectar los viajes a Brasil por los Juegos Olímpicos, Chan alentó a las personas a viajar destacando que el evento tendrá lugar en el hemisferio sur en invierno, cuando hay muchos menos mosquitos.

“Fui invitada a venir, así que realmente deseo regresar” , aseguró.



Margaret Chan, de la Organización Mundial de la Salud, durante una conferencia de prensa, donde dijo que tomará tiempo deshacerse del zika. (Foto Prensa Libre: AFP).
Margaret Chan, de la Organización Mundial de la Salud, durante una conferencia de prensa, donde dijo que tomará tiempo deshacerse del zika. (Foto Prensa Libre: AFP).


Mujeres infectadas pueden amamantar

Las mujeres contaminadas con el virus Zika pueden seguir amamantando a su bebé pues nada prueba que haya riesgo de transmisión, declaró el jueves la Organización Mundial de la Salud  (OMS) .

“Según las pruebas existentes, los beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre superan cualquier riesgo de transmisión del virus Zika a través de la leche materna”  concluye la OMS en sus recomendaciones dirigidas a las autoridades de los países afectados por la epidemia.

El virus Zika, transmitido por el mosquito tigre, provocaría la microcefalia  (malformación de la cavidad craneal, nefasta para el desarrollo intelectual) en los recién nacidos, y el síndrome de  Guillain-Barré, enfermedad neurológica que puede generar una parálisis irreversible o la muerte.

La OMS recordó que el virus fue detectado en la leche materna de dos madres contaminadas. “Pero no hay actualmente ninguna prueba de una transmisión de Zika a bebés a través de la lactancia materna”, subraya

¿Y ahora?

Brasil informó el martes que los casos confirmados de microcefalia desde octubre subieron a 583, contra un promedio anual de 150.





La cifra es un 14,7% superior a la informada la semana pasada y las autoridades investigan otros cuatro mil 107 casos posibles. Un número estimado de 120 bebés han muerto debido a este mal congénito, indicó el ministerio.

Aunque la mayoría de los casos se ha registrado en la región noreste, que Chan visitó durante su viaje a Brasil, eso podría cambiar, alertó la jefa de la OMS.

“No se sorprendan si se reportan casos de microcefalia en otras partes de Brasil” , señaló.

Y agregó que otro país que la OMS está mirando “con mucha atención”  es Colombia, donde autoridades de salud monitorean si el brote también ocasionará un estallido de los casos de microcefalia.

La semana pasada, autoridades colombianas dijeron que han registrado 37 mil infecciones por zika, incluyendo a más de seis mil 300 mujeres embarazadas.