Internacional

Opositor Ledezma pide a comunidad internacional que intervenga en Venezuela

El exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, quien escapó en noviembre último del arresto domiciliario que cumplía en Venezuela, hizo este martes en Ginebra un llamado a la comunidad internacional a usar el principio de injerencia en su país hundido en una crisis sin precedentes.

Por AFP / Suiza

Antonio Ledezma, pronuncia un discurso en la Cumbre de Derechos Humanos y Democracia que se celebra en Ginebra, Suiza. (Foto Prensa Libre:EFE).
Antonio Ledezma, pronuncia un discurso en la Cumbre de Derechos Humanos y Democracia que se celebra en Ginebra, Suiza. (Foto Prensa Libre:EFE).

En una entrevista con la AFP realizada durante la conferencia de derechos humanos en Ginebra, Ledezma dijo que cuando "un régimen aplica medidas represivas masivas y sistematicas", "el principio de autodeterminación de los pueblos debe dar preeminencia al principio de injerencia humanitaria", dijo.

Ledezma, considerado por las autoridades venezolanas como uno de los opositores más radicales, escapó en noviembre pasado del arresto domiciliario que cumplía desde principios de 2015 y se refugió en España, donde el gobierno de Mariano Rajoy es uno de los más virulentos críticos de Caracas.

"Venezuela necesita que la comunidad internacional deje de desarrollar una diplomacia contemplativa y se ejerza una diplomacia efectiva para liberar a los venezolanos secuestrados por la narcotiranía", señaló Ledezma.

En las últimas semanas Ledezma ha realizado varios viajes -Lima, Santiago, Buenos Aires-, para pedir medidas contra Venezuela, siguiendo el ejemplo de la Unión Europea y Estados Unidos.

Tras la dura crisis económica y política que atraviesa ese país caribeño, Ledezma consideró que "lo que queda es pedir auxilio de la comunidad internacional, que se aplique en Venezuela un plan Colombia como el que se aplicó cuando (el líder narco) Pablo Escobar y los narcotraficantes querían asaltar el poder", dijo.

Luego de referirse al plan de paz lanzado por Colombia y Estados Unidos en 1999 por los expresidentes Andrés Pastrana y Bill Clinton, afirmó que en Venezuela la situación es más grave que la colombiana en aquella época.

Porque en el país petrolero "ya los narcotraficantes tienen el poder por lo tanto se justifica una intervención humanitaria en el marco de ese plan Venezuela que estoy proponiendo a la comunidad internacional", aseveró.

Respuestas

Ledezma fue enfático con respecto al papel de los organismos internacionales en la crisis que sufre su país.

"La ONU no puede estar pintada en la pared. No puede ser un foro donde se hagan ejercicios retóricos mientras la gente se muere de hambre (...), mientras la gente es asesinada por un régimen que persigue, que hostiga a la disidencia", dijo Ledezma.

"Nosotros pedimos una respuesta de toda la comunidad internacional, de la ONU, de la OEA, de la Unión Europea entre otros", sostuvo.

En las manifestaciones contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro ocurridas entre abril y julio de 2017, murieron 125 personas.

El país sufre una severa escasez de productos básicos, sobre todo de medicamentos y alimentos, y una inédita escalada inflacionaria que alcanzará en 2018 13 mil por ciento, según la estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Pero ya se ha agravado tanto la crisis que no basta una simple ayuda de alimentos, de medicamentos porque eso sería un simple paliativo", consideró el exalcalde.

"Nosotros estamos planteando salir de esta dictadura, que se establezca en Venezuela un gobierno de transición que lo más pronto posible pueda organizar elecciones transparentes para que se normalice la situación de gobernabilidad que tenemos en el país", explicó.

Las declaraciones de Ledezma en Ginebra se producen en momentos que la oposición venezolana está dividida sobre su eventual participación en las presidenciales del 22 de abril, pero se inclina por marginarse al considerar ilegítima una posible reelección de Nicolás Maduro.

El opositor cree que participar en esas elecciones es "un suicidio".

"Esas no son elecciones, son trampas y sería absurdo que la oposición democrática que representa a la inmensa mayoría de los venezolanos, que quieren un cambio de verdad en el país, nos prestemos a lavarle la cara a un régimen que está manchado de frecuentes elecciones fraudulentas", dijo.

Electo en 2013 tras la muerte del expresidente Hugo Chávez (1999-2013), Maduro enfrenta una impopularidad del 70%, según la encuestadora Delphos, pues muchos venezolanos lo culpan de la hiperinflación y la grave escasez de alimentos y medicinas que agobia al país petrolero.