Internacional

Ortega gana elecciones en Nicaragua, según primeros datos

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ganó el domingo su tercera reelección consecutiva con el 71,3% de los votos, según los datos oficiales preliminares.

Por Managua/AFP/DPA/EFE

Archivado en:

Elecciones Nicaragua
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, Rosario Murillo (d), posan después de votar este domingo. (Foto: Prensa Libre: EFE).
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, Rosario Murillo (d), posan después de votar este domingo. (Foto: Prensa Libre: EFE).

Éste era el resultado con el 21,3% de las juntas escrutadas y con una participación del 65,3%, indicó el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas.

Sin embargo, la oposición a Ortega, que ha cuestionado la legitimidad de estas elecciones y llamó al boicot electoral, aseguró la noche del domingo que la participación fue mucho menor y no llegó al 30%.

"Más del 70 por ciento de la población a nivel nacional no se presentó a las juntas receptoras de votos", afirmó en un comunicado el principal movimiento opositor, el Frente Amplio por la Democracia, señalando que a su juicio, ese dato muestra el hartazgo de la sociedad hacia el gobierno.

Las mesas de votación, que abrieron como estaba previsto a las 07.00 horas  (13.00 GMT) cerraron a las 18:00 hora local  (00.00 GMT del lunes) , después de una jornada que ha transcurrido con normalidad y con regular afluencia de votantes a las urnas, según las autoridades, y “una masiva abstención” , según los opositores.

Al cumplir ese plazo, los presidentes de las mesas procedieron a la clausura de las mesas e iniciaron el escrutinio de los sufragios, que se hace, de acuerdo a la ley electoral, ante la presencia de los fiscales de los seis partidos en contienda.



Nicaragüenses buscan sus nombres en la lista del padrón electoral en Managua. (EFE).
Nicaragüenses buscan sus nombres en la lista del padrón electoral en Managua. (EFE).


Solo 12 minutos antes del cierre oficial de los colegios, Ortega y su esposa y candidata a la Vicepresidencia, la influyente Rosario Murillo, sufragaron en un centro de votación de Managua.

Ortega llegó favorito a estas elecciones con una nueva y criticada candidatura a la presidencia, ahora junto a su esposa.



Una nicaragüense vota en Managua durante los comicios generales en Nicaragua. (EFE).
Una nicaragüense vota en Managua durante los comicios generales en Nicaragua. (EFE).


Los comicios se celebran en medio de una gran tensión debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo anularon al principal grupo opositor y despejaron el camino a Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional  (FSLN) , ya que el resto de partidos que compiten son minoritarios.

Por decisión de Ortega, los comicios no contaron con observadores de la Organización de Estados Americanos  (OEA) ni la Unión Europea  (UE) , entes que cuestionaron el proceso electoral de 2011, en el que obtuvo su segunda reelección consecutiva.

Líderes del Frente Amplio Democrático  (FAD) , que no compitió en las elecciones debido a cuestionadas decisiones de los poderes electorales y judicial, aseguraron que la abstención “ha sido masiva” , lo que consideraron una expresión “del rechazo a la farsa electoral”  en el país.





Ortega, de casi 71 años, apuesta por una fácil segunda reelección para un cuarto mandato, ya que se medirá con cinco fuerzas políticas minoritarias que apenas reúnen juntas un 10 por ciento de apoyo, según encuestas que divulgó el Gobierno.

La Coalición Nacional Opositora (CND), que era la segunda fuerza en el Parlamento, fue excluida de las elecciones y sus 28 diputados destituidos de sus cargos hace dos meses, colocando al Poder Judicial bajo el control del gobernante Frente Sandinista.

Según las autoridades electorales, en la jornada funcionarán 14.581 JRV en el país, de las cuales 7.624 estarán ubicadas en el área urbana y 6.957 en el área rural, separadas éstas por una distancia máxima de cinco kilómetros.



La junta receptora de votos pinta con tinta el dedo de un ciudadano después de votar. (EFE).
La junta receptora de votos pinta con tinta el dedo de un ciudadano después de votar. (EFE).


Los comicios permitirán designar un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional (parlamento) y 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), que deberán asumir sus cargos a inicios de 2017.

Préstamos en peligro

En los últimos 10 años, Ortega acumuló un enorme poder político y económico gracias a la conducción de su partido, una alianza con el sector empresarial y el apoyo de Venezuela.

Según datos oficiales, entre el 2007 y el primer semestre del 2016, Nicaragua recibió casi cuatro mil 800 millones de dólares en préstamos blandos e inversiones de Venezuela, que fueron manejados fuera del presupuesto y sin fiscalización.

La mayor parte fue invertida en proyectos de energía, desarrollo del comercio, grupos empresariales, agricultura, construcción de viviendas y programas sociales que permitieron reducir la pobreza de 42,5% a 29,6% entre 2009 y 2014.



Integrantes de una junta receptora de votos muestran una boleta a un nicaragüense. (EFE).
Integrantes de una junta receptora de votos muestran una boleta a un nicaragüense. (EFE).


Pero la crisis política y los bajos precios del petróleo afectaron los flujos de cooperación y el comercio con Venezuela, que hasta 2015 era el segundo socio en importancia de Nicaragua después de Estados Unidos.

No obstante, de acuerdo con el analista Cirilo Otero, profesor de sociología de la Universidad Centroamericana, el gobierno se ha preparado para sobrevivir sin Venezuela buscando petróleo en otros mercados como Estados Unidos.

Por su parte el asesor económico del gobierno Bayardo Arce ha minimizado los efectos de la Nica Act, una ley estadounidense que propone limitar los créditos a Managua en los organismos financieros en los que Washington tiene poder de veto si Ortega no promueve reformas democráticas.

Nicaragua ha recibido desde el 2007 cerca de tres mil millones de dólares en préstamos para proyectos públicos y privados de organismos multilaterales, de los cuales más de mil 400 del Banco Interamericano de Desarrollo  (BID) , de acuerdo con datos oficiales.

De poderosa primera dama a vicepresidenta

El anuncio de la candidatura a la vicepresidencia de Rosario Murillo hizo recrudecer las críticas opositoras hacia Ortega, acusándolo de querer imponer una dinastía familiar en el poder.





Militante sandinista desde la década de 1970 y madre de diez hijos, esta excéntrica poetisa de 65 años conocida por su estilo autoritario es adorada por los simpatizantes de Ortega y apodada bruja por los opositores.

Durante los últimos 10 años, la señora Murillo ha asumido en muchas ocasiones las funciones de jefe de Estado, dijo a la  AFP  por correo electrónico Verónica Rueda Estrada, una experta en Nicaragua y profesora de la Universidad de Quintana Roo de México.

Las cosas seguirán así y es posible que incluso se acentúen si ella obtiene la legitimidad de haber sido elegida.