Internacional

Padre de Rahami advirtió a la Policía que su hijo era terrorista

El padre del hombre acusado de participar en los ataques en Nueva York y Nueva Jersey, Ahmad Khan Rahami, advirtió ya en el 2014 a las autoridades que su hijo era terrorista, publicó el martes "The New York Times".

Por Nueva York/EFE

Archivado en:

Estados Unidos
Ahmad Khan Rahami es trasladado heridao a un hospital después deuna balacera en Linden. (AFP).
Ahmad Khan Rahami es trasladado heridao a un hospital después deuna balacera en Linden. (AFP).

Agentes federales tomaron nota de la declaración de su progenitor, Mohammed Rahami, una denuncia que se trasladó entonces al Grupo de Trabajo contra el Terrorismo que dirige la oficina del FBI de Newark.

Los oficiales abrieron entonces lo que se conoce como una “evaluación”, el primer paso para una investigación del FBI, y se entrevistó al padre de nuevo, aunque en esta ocasión el progenitor se desdijo de su denuncia previa alegando que hizo el comentario porque “estaba enfadado”  con su hijo.

Según las fuentes de la información, no está claro si se llegó a entrevistar entonces por los agentes al propio Rahami.

En declaraciones a los periodistas que este martes por la mañana se agolpaban a las afueras del restaurante familiar en Elizabeth  (Nueva Jersey) , el padre reiteró su denuncia hace dos años.

“Llamé al FBI hace dos años” , apuntó a los periodistas, según recoge el diario.

Preguntado si su hijo es un terrorista, se mostró de nuevo incongruente. “No” , dijo. “Y el FBI lo sabe” .

La denuncia de terrorismo de Mohammed Rahami se produjo cuando su hijo fue arrestado tras una pelea en su casa en la que se le acusó de herir con un cuchillo a su propio hermano.

"The New York Times" apunta que otros oficiales han informado del hallazgo el martes de una libreta en la que habría escrito mensajes a favor de la causa terrorista y un portátil de Rahami en el que aparecen menciones a la red terrorista Al Qaeda y a su exlíder Osama bin Laden.

En un punto de la libreta, con un agujero de bala y mancas de sangre, Rahami escribió “matar al kuffar”  en referencia a los no fieles.

Tras la detención del acusado el lunes por la mañana, los investigadores se centran en analizar lo que habría motivado su plan de colocar bombas en Nueva York y Nueva Jersey.

Rahami fue detenido el lunes tras un tiroteo en la ciudad de Linden  (Nueva Jersey) , horas después de que las autoridades difundiesen sus imágenes por su presunta vinculación con las explosiones del fin de semana.

Posteriormente, la fiscalía del condado de Union presentó en su contra cinco cargos por intento de asesinato de uno de los agentes que resultó herido de bala durante el tiroteo previo a su detención, y el juez fijó una fianza de 5,2 millones de dólares.

Las investigaciones se realizan en medio de un refuerzo de las medidas de seguridad en Nueva York, con motivo del debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, que reúne desde hoy a más de un centenar de gobernantes.

FBI investigó a Rahami en 2014

El FBI investigó al sospechoso de los bombazos en Nueva York y Nueva Jersey, Ahmad Khan Rahami, en agosto del 2014, después de que su padre lo denunciara ante las autoridades, pero los agentes no encentraron ningún vínculo con el terrorismo, informó el martes la institución.

“El FBI condujo revisiones en las bases de datos internas, consultas interagencias y múltiples entrevistas, ninguna de las cuales reveló vínculos con el terrorismo”  dijo el FBI, la Policía federal estadounidense, en un comunicado.

“La evaluación”  de Rahami fue iniciada por el FBI “sobre la base de palabras de su padre después de una disputa familiar, quien posteriormente notificó a las autoridades”, indicó el FBI.

Hallazgos en teléfono móvil

Las autoridades han localizado notas y un portátil del hombre acusado de participar en los ataques en Nueva York y Nueva Jersey en el que aparecen menciones a la red terrorista Al Qaeda y a su exlíder Osama Bin Laden, según medios locales.

Así lo aseguran diferentes fuentes de la investigaciones citadas por el canal de televisión CBS News, que añaden que el material encontrado sugiere que Ahmad Khan Rahami era "consumidor de múltiples ideologías radicales de diferentes grupos terroristas".

En las anotaciones hay referencias concretas a Osama Bin Laden y al clérigo radical Anwar al Awlaki, exlíder de la red Al Qaeda en la Península Arábiga, fallecido en un ataque de un dron estadounidense en 2011, según el mismo canal.

En el portátil de Rahami también se han encontrado referencias a los atentados de la maratón de Boston en 2013, según otras fuentes citadas por CNN, que añaden que la libreta tiene un agujero de bala pero no está claro si fue durante el tiroteo previo a su detención.

Para los investigadores, esas menciones a Al Awlaki y Al Qaeda sugieren que los ataques del fin de semana en Nueva York y Nueva Jersey no estuvieron inspirados en el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El acusado, nacido en Afganistán y con pasaporte estadounidense, viajó a su país de origen en al menos tres ocasiones, la última vez en 2014, y al menos en uno de esos viajes también visitó Pakistán, según CBS News.

Las autoridades también han revelado que Rahami está casado con una mujer paquistaní quien, al parecer, se marchó de Estados Unidos unos días antes de la explosión del sábado en el barrio neoyorquino de Chelsea, que dejó 29 heridos.

"Los investigadores quieren hablar con ella y están trabajando con las autoridades en Pakistán y en Emiratos Árabes Unidos para dar con su paradero", según fuentes de los servicios de inteligencia citadas por CNN.

Rahami fue detenido el lunes tras un tiroteo en la ciudad de Linden (Nueva Jersey), horas después de que las autoridades difundiesen sus imágenes por su presunta vinculación con las explosiones del fin de semana.

Posteriormente, la fiscalía del condado de Union presentó en su contra cinco cargos por intento de asesinato de uno de los agentes que resultó herido de bala durante el tiroteo previo a su detención, y el juez fijó una fianza de 5,2 millones de dólares.

Las investigaciones se realizan en medio de un refuerzo de las medidas de seguridad en Nueva York, con motivo del debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, que reúne desde hoy a más de un centenar de gobernantes