Internacional

Papa comienza su quinto año con grandes desafíos

Francisco cumple este lunes cuatro años al frente de la Iglesia Católica, donde ha emprendido una campaña de renovación, sencillez y servicio.

Por Roma/DPA-EFE

El papa Francisco saluda a niños y jóvenes en una visita a una comunidad cercana a Roma. (Foto Prensa Libre: AFP)
El papa Francisco saluda a niños y jóvenes en una visita a una comunidad cercana a Roma. (Foto Prensa Libre: AFP)

¿Le quedará tiempo suficiente al Papa, que tiene 80 años, para resolver los problemas y cumplir con las elevadas expectativas? Al fin y al cabo, Francisco aseguró varias veces que su pontificado sería breve. He aquí cinco cuestiones clave que también en el quinto año de su mandato centrarán la discusión.

MUJERES: El Papa no escatima palabras elogiosas cuando habla de las mujeres. Según Francisco, son más valientes que los hombres, son muy importantes para el mundo y sin ellas no hay armonía.

El papa siempre alienta a las mujeres a ser misioneras de la fe. Sin embargo, también bajo el pontificado del argentino se les niega a las mujeres la ordenación sacerdotal.

Preguntado sobre si la Iglesia Católica va a cambiar esta postura, el Papa dijo el pasado 1 de noviembre, durante su viaje de regreso a Roma tras una breve visita a Suecia, que Juan Pablo II ya había dicho todo lo que se puede decir al respecto.

No obstante, la inclusión de las mujeres también es una meta importante para Francisco, asegura el Superior de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa. El religioso venezolano reconoce, sin embargo, que una mejor integración de las mujeres en el seno de la Iglesia podría ser un proceso largo ya que hay obstáculos "en muchos frentes".

CELIBATO: A la Iglesia católica le faltan sacerdotes. Entonces, ¿no sería un solución aceptar como sacerdotes a hombres casados? Suena muy fácil, pero para Francisco el celibato voluntario no es la solución del problema, según destacó en una entrevista publicada la semana pasada por el periódico alemán Die Zeit.

Sin embargo, el Papa dirigió su atención hacia los "Viri probati", hombres casados probados que, según las normas católicas, llevan una vida ejemplar. "Debemos reflexionar sobre si los 'viri probati' pueden ser una posibilidad. Entonces, también debemos determinar cuáles son las tareas que ellos pueden asumir, por ejemplo en comunidades muy remotas", señaló Francisco, sin precisar en qué está pensando concretamente.

DIVORCIADOS CASADOS DE NUEVO: Desde que se publicó su exhortación apostólica "Amoris Lealitia", sobre la familia y el amor, la cuestión de cuál debe ser el trato a las personas divorciadas que se han vuelto a casar es un tema de discusión constante y motivo de conflicto en el seno de la Curia Romana.

En casos individuales, ¿pueden recibir la comunión personas que después de su divorcio se han casado con una nueva pareja? En una carta abierta dirigida al jefe de la Iglesia Católica, que generó no poco disgusto en el Vaticano, cuatro cardenales lamentaron que el Papa no hubiera dado una clara respuesta a esta pregunta. Hasta la fecha, el Pontífice no ha dado a conocer su postura.

“A través del diálogo y la escucha podemos ayudar a construir un mundo mejor, haciendo de él un lugar de acogida y de respeto, poniendo fin a las divisiones y los conflictos”. Papa Francisco.

ABUSOS: Las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica exigen al Papa hechos en vez de palabras. Francisco ha condenado los abusos calificándolos como una "enfermedad".

Sin embargo, la comisión papal de protección a la niñez, creada hace tres días por el Papa, sufrió hace poco un serio revés cuando la irlandesa Marie Collins, ella misma víctima de violencia sexual, abandonó decepcionada su cargo en la comisión calificando de "catastrófico" el hecho de que algunos miembros de la curia antepongan sus propios intereses al bienestar de los niños.

Previamente, un conocido periodista italiano había acusado a Francisco de no actuar con la necesaria firmeza contra los abusos y los sacerdotes pederastas.

ECUMENISMO: El Papa ya ha dado un paso histórico para acercarse a otras religiones históricas pero para muchos la conmemoración de la Reforma junto con los luteranos durante los primeros actos, celebrados el año pasado, no pasó de ser un mero gesto.

A pesar de hay actualmente un trato benevolente al más alto nivel entre evangélicos y católicos, algunas posiciones parecen separar ambas confesiones de forma irreconciliable.

Hace falta escuchar

El papa Francisco afirmó recientemente que para que haya paz en el mundo “faltan oídos, falta gente que sepa escuchar”  para poder después dialogar y solucionar los conflictos.

“Alguien dijo una vez: para hacer la paz en el mundo faltan oídos, falta gente que sepa escuchar y después hablar, y de ahí luego viene el diálogo”, dijo Francisco.

“A través del diálogo y la escucha podemos ayudar a construir un mundo mejor, haciendo de él un lugar de acogida y de respeto, poniendo fin a las divisiones y los conflictos”, añadió.

Así se expresó el Papa durante una audiencia que mantuvo con los miembros de la organización voluntaria “Telefono Amico Italia”  en el Vaticano.

Durante su discurso, Jorge Bergoglio condenó la “indiferencia generalizada, la comunicación cada vez más virtual y menos personal, y la escasez de valores sólidos en los que fundamental la existencia”  en las sociedades actuales.

En este contexto, Francisco consideró indispensable favorecer el diálogo para “conocer y comprender las recíprocas exigencias”  y “compartir caminos que favorezcan el bien común” .

“Si hubiera más diálogo, diálogo del verdadero, en las familias, en los ambientes de trabajo, en la política, se resolverían fácilmente muchas cuestiones”, apuntó.