Internacional

Papa Francisco: es una estupidez confiar en ídolos y adivinos

Francisco criticó el miércoles las “falsas esperanzas” que proponen ideologías, algunos ídolos o los adivinos, durante su catequesis en la tradicional audiencia general de los miércoles.

Por Ciudad del Vaticano/EFE

El papa Francisco durante una audiencia reciente en el Vaticano. (Foto Prensa Libre: AFP).
El papa Francisco durante una audiencia reciente en el Vaticano. (Foto Prensa Libre: AFP).

El Papa explicó en el aula Pablo VI del Vaticano que “La Sagrada Escritura nos advierte contra las falsas esperanzas que el mundo presenta, denunciando la paradoja de sus ídolos”.

“El hombre, al buscar seguridades tangibles y concretas, cae en la tentación de las consolaciones efímeras -dinero, alianza con los potentes, mundanidad, falsas ideologías- que parecen colmar el vacío de soledad y mitigan el cansancio de creer”, agregó.

“El hombre, al buscar seguridades tangibles y concretas, cae en la tentación de las consolaciones efímeras -dinero, alianza con los potentes, mundanidad, falsas ideologías- que parecen colmar el vacío de soledad y mitigan el cansancio de creer”, papa Francisco.

Para explicar su pensamiento, el Pontífice dijo que cuando vivía en su ciudad natal, Buenos Aires, Argentina, pasaba por un parque donde había varios adivinos que leían el tarot o las manos y que un día se acercó a uno y le “tiró las cartas”.

“Permitidme la palabra, pero esto es una estupidez”, añadió Francisco al afirmar que “se compran así falsas esperanzas”.

El Pontífice también clamó contra “la riqueza, el poder, el éxito, con su ilusión de eternidad y omnipotencia, y valores como la belleza física y la salud, que se convierten en ídolos por los que se sacrifica cualquier cosa y son sólo realidades que confunden la mente y el corazón”.

Caso extremo

Además, el Papa relató la historia de "una mujer hermosa orgullosa de su belleza que confesó, como si fuera algo natural, que sí, que había abortado porque para ella la apariencia era muy importante".

Citando anécdotas de la época en que era obispo de Buenos Aires, el papa argentino condenó “la ideología con pretexto de absoluto, la riqueza, el poder, la vanidad”, dijo.

“Valores como la belleza física y la salud, cuando se convierten en ídolos por lo que se debe sacrificar todo, se convierten en realidades que confunden la mente y el corazón”, dijo ante cientos de fieles de todas las nacionalidades.

“Valores como la belleza física y la salud, cuando se convierten en ídolos por lo que se debe sacrificar todo, se convierten en realidades que confunden la mente y el corazón”, papa Francisco.

“A veces queremos un Dios que se pliegue a nuestros deseos, y mágicamente intervenga para cambiar la realidad y convertirla en lo que deseamos”, advirtió.

Al igual que sus predecesores, Francisco, fiel a la doctrina de la Iglesia Católica, se opone decididamente al aborto.

Como parte del jubileo proclamado el año pasado, el Papa autorizó a todos los sacerdotes del mundo para que absolvieran durante la confesión a las mujeres que habían abortado, un pecado que a ese momento sólo los obispos tenían la autoridad de juzgar.