Internacional

Pasajera china bebe botella de coñac al no poder subirla al avión

Una pasajera china a la que la seguridad del aeropuerto de Pekín le impedía embarcar en un avión con una botella de lujoso coñac decidió no desperdiciar el licor y bebérselo de una sentada, aunque ello le ocasionó tal borrachera que al final se le impidió tomar el vuelo, informa hoy el diario Beijing Times.

Por Pekín/EFE

<em>Ilustración. Zhao, de unos 40 años, optó por no desprenderse de su cara adquisición -al parecer la había comprado en un aeropuerto. (Foto Prensa Libre: Internet).</em>
Ilustración. Zhao, de unos 40 años, optó por no desprenderse de su cara adquisición -al parecer la había comprado en un aeropuerto. (Foto Prensa Libre: Internet).

La mujer, apellidada Zhao, portaba una botella de coñac francés Rémy Martin de US$200 en su equipaje de mano, por lo que al llegar al control de seguridad, y siguiendo los procedimientos habituales en la mayoría de los aeropuertos del mundo, se le informó de que no podía pasar con ella a la zona de embarque y debía dejarla allí.

Zhao, de unos 40 años, optó por no desprenderse de su cara adquisición -al parecer la había comprado en un aeropuerto de EE. UU.- y se la bebió allí mismo, por lo que minutos después el personal del aeropuerto la encontró tirada en el suelo, llorando y gritando.

“Estaba tan bebida que no podía tenerse en pie, así que la llevamos en silla de ruedas a un cuarto para que descansara”, relató uno de los policías que atendió a la mujer en el suceso, ocurrido el pasado viernes 21.

Ante esa tesitura, el capitán del avión en el que debía viajar Zhao, y que cubría la ruta entre Pekín y la ciudad suroriental de Wenzhou, se negó a que ella embarcara por temor a que pudiera afectar a la seguridad del resto de los pasajeros.

La mujer despertó de su borrachera horas después, agradeció a los policías que hubieran cuidado de ella y se contactó con algunos de sus familiares, que la llevaron a casa.



La mujer, apellidada Zhao, portaba una botella de coñac francés Rémy Martin de US$200. (Foto Prensa Libre: Internet).
La mujer, apellidada Zhao, portaba una botella de coñac francés Rémy Martin de US$200. (Foto Prensa Libre: Internet).