Internacional

Pastor en EE. UU. justifica comentarios homófobos que hizo en sermón tras masacre de Orlando

El pastor de origen hispano de una iglesia de la ciudad de Sacramento desató una importante polémica en California  (EE.UU.) debido a un sermón en el que celebró la masacre de Orlando  (Florida) en un club gay y definió a los homosexuales como personas “pervertidas”  y “pedófilos”.

Por Los Ángeles/EFE

El Pastor Roger Jiménez en la puerta de su vivienda en Sacramento. El religioso ha desatado la polémica al celebrar la masacre de Orlando y calificarla de genial. (Foto: Youtube).
El Pastor Roger Jiménez en la puerta de su vivienda en Sacramento. El religioso ha desatado la polémica al celebrar la masacre de Orlando y calificarla de genial. (Foto: Youtube).

Roger Jiménez, pastor de la Iglesia Bautista de la Verdad en Sacramento justificó sus comentarios y afirmó que estaba simplemente citando la Biblia durante su sermón y que sus comentarios reflejan la opinión de muchos en Estados Unidos.

“¿Hoy, la gente pregunta, no estás triste por la muerte de 50 sodomitas?”, dijo a su congregación el pastor, horas después de la masacre del club Pulse.

“Aunque estos individuos —como el pastor evangélico— no dispararon ni mataron a los miembros de la comunidad, cargan las armas con balas de odio”, Dave García, director de política en el LGBT de Los Ángeles.

“El problema es el siguiente”, continuó. “Es como preguntarme, ¿estás feliz por la muerte de 50 pedófilos?”.

“Ehh, no, me parece excelente. Creo que ayuda a la sociedad. Saben, creo que Orlando, Florida, será un poco más seguro esta noche”, agregó.

Consultado por un corresponsal de la cadena hispana Univisión, dijo al principio que la prensa había sacado de contexto sus palabras y añadió que no se arrepentía de lo que había dicho durante el sermón.

Jiménez expuso al periodista Luis Mejía que si el gobierno cumpliera las leyes de Dios fusilaría a todos los homosexuales. "Estaría bien si el gobierno matara a todos los homosexuales", le dice al reportero en la puerta de su casa, antes de finalizar "no tengo más tiempo para usted" y cierra la puerta.

Sus comentarios, publicados en el canal de YouTube de la iglesia antes de ser eliminados, fueron denunciados por integrantes de la comunidad LGBT así como por funcionarios locales.





“Los comentarios odiosos hechos por un pastor en Sacramento no reflejan los valores cristianos y no tienen lugar en nuestra sociedad”, dijo el alcalde de esa ciudad californiana, Kevin Johnson.

Dave Garcia, director de política en el centro LGBT de Los Ángeles, dijo que no estaba sorprendido por los comentarios, que escucha con frecuencia para calificar a los integrantes de esta comunidad.

“Aunque estos individuos no dispararon ni mataron miembros de la comunidad, cargan las armas con balas de odio”, dijo García.