Internacional

Peña Nieto defiende investigación de 43 en primera visita a Iguala

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, visitó el miércoles la ciudad de Iguala por primera vez desde la desaparición de 43 estudiantes en el 2014 y defendió las investigaciones llevadas adelante, muy cuestionadas por expertos independientes.

Por México/DPA

Enrique Peña Nieto, presidente de México. (Foto Prensa Libre: AP).
Enrique Peña Nieto, presidente de México. (Foto Prensa Libre: AP).

"Durante un año y cinco meses el Estado mexicano ha desplegado un amplio esfuerzo institucional para procurar Justicia a partir de una investigación profunda, transparente y abierta, contando incluso con la colaboración de diversas instancias internacionales", dijo en la celebración del Día de la Bandera.

Los jóvenes desaparecieron en Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital mexicana, después de ser perseguidos por policías municipales y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos.

Peña Nieto viajó con motivo de la conmemoración del Día de la Bandera, ya que en esa ciudad se selló la Independencia mexicana en 1821 y se adoptó el primer lábaro patrio.





En el acto estuvieron presentes los integrantes de su gabinete y miembros de las Fuerzas Armadas.

Unos meses después de la desaparición de los estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, la fiscalía concluyó que habían sido asesinados e incinerados en un basurero.

  • En video/archivo (17/08/2015) vea: "CIDH critica manejo de pruebas en caso Ayotzinapa".

"Durante un año y cinco meses el Estado mexicano ha desplegado un amplio esfuerzo institucional para procurar Justicia a partir de una investigación profunda, transparente y abierta, contando incluso con la colaboración de diversas instancias internacionales", Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, estas conclusiones fueron rebatidas, a partir de peritajes, por el prestigioso Equipo Argentino de Antropología Forense y por un grupo de expertos designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Peña Nieto se refirió al caso de los estudiantes sólo como "los lamentables hechos ocurridos aquí en Iguala en septiembre del 2014" y afirmó que la ciudad no puede quedar marcada por "estos trágicos acontecimientos".

El presidente indicó que lo ocurrido evidenció la necesidad de seguir avanzando por "el camino de la ley y las instituciones" y aseguró que se está trabajando para generar mejores condiciones de seguridad y desarrollo.

El batallón 27 del Ejército apostado en Iguala ha sido cuestionado por su papel la noche de la persecución y desaparición de los jóvenes, en la que hubo, además, seis muertos, tres de ellos estudiantes.

Según un informe de los expertos de la CIDH, hubo militares presentes en varios de los sitios donde ocurrieron los hechos pero no intervinieron, además de que las fotos y videos que tomaron no están en el expediente.