Internacional

Policía de Egipto frustra atentado suicida en ciudad turística de Lúxor

La policía egipcia frustró este miércoles un atentado suicida en el templo de Karnak, en Lúxor (sur), el segundo ataque contra turistas en ese país desde que el ejército derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi en el 2013.

Por Lúxor/AFP

Varios curiosos observan el lugar del atentado suicida, cerca en Luxor, Egipto. (Foto Prensa Libre:AFP)
Varios curiosos observan el lugar del atentado suicida, cerca en Luxor, Egipto. (Foto Prensa Libre:AFP)

En Egipto se han producido numerosos atentados reivindicados por grupos yihadistas, desde que el ejército arrestara a Mursi en julio de 2013 y el nuevo presidente Abdel Fatah al Sisi lanzara una dura campaña de represión contra los partidarios del mandatario islamista.

El ataque de este miércoles, si bien aún no ha sido reivindicado, indica, como temen los expertos, que los yihadistas están tomando como objetivo a los extranjeros, en momentos en que el nuevo poder intenta atraer a turistas e inversores internacionales que soslayan a ese país desde hace cuatro años.

Al menos tres hombres entraron por la mañana en el amplio aparcamiento del templo de Karnak, uno de los lugares más famosos de la época de los faraones.

Detenidos en un control policial, a unos 40 metros de la entrada del templo, los tres hombres se negaron a ser registrados.

“Un policía de civil, al sospechar, los obligó a deternerse”, explicó el ministerio de Turismo en un comunicado.

“Los servicios de seguridad de Lúxor han frustrado un atentado terrorista. Dos terroristas murieron y el tercero resultó herido“, confirmó el ministerio del Interior.

Los agentes les hicieron abrir el baúl del vehículo y constataron que había dos sacos sospechosos, detalló por su parte a la AFP un general de la Policía de Lúxor.

Dos de ellos sacaron entonces un arma y las fuerzas de seguridad abrieron fuego, matando a uno e hiriendo al segundo de gravedad. El tercero murió al hacer detonar su chaleco explosivo, contaron varios oficiales de policías a la AFP.

“Los servicios de seguridad de Lúxor han frustrado un atentado terrorista. Dos terroristas murieron y el tercero resultó herido“, había confirmado el ministerio del Interior en un comunicado.

La Policía, que está muy presente en los sitios turísticos de Egipto desde una oleada de atentados en los años 1990, retuvo en el templo a los turistas presentes en el momento de los hechos, 604 en total, para garantizar su seguridad.

Dos policías y dos civiles egipcios resultaron levemente heridos en la explosión o en el tiroteo, declaró a la AFP un alto responsable del ministerio de Salud en Lúxor, Nahed Mohamed, que confirmó que uno de los asaltantes ingresó en un hospital en estado muy grave, con una herida de bala en la cabeza.

Además de dos fusiles de asalto, las fuerzas de seguridad encontraron 19 cargadores repletos en los sacos. “Si hubieran logrado entrar al templo, hubiese dido una verdadera masacre“, comentó el alto jerarca de la policía local.

- Ola de atentados -

A primeros de junio, dos policías encargados de vigilar las pirámides de Guiza en el Cairo fueron abatidos por asaltantes que iban a bordo de una moto.

Los grupos yihadistas, que reivindican la mayoría de los atentados contra las fuerzas de seguridad, dicen actuar en represalia por la sangrienta represión que el régimen lanzó contra los pro-Mursi.

Se estima que más de 1.400 manifestantes murieron a manos de la Policía, en las semanas posteriores a la expulsión de Mursi.

Desde entonces, la policía detuvo a más de 40 mil partidarios del expresidente islamista, según la ONG Human Rights Watch (HRW).

Cientos de seguidores del exmandatario fueron condenados a muerte en juicios sumarios que, según la ONU, no tienen “precedentes en la historia reciente.”

La inmensa mayoría de los atentados perpetrados en Egipto en los últimos meses tuvieron lugar en el norte de la península del Sinaí, bastión del grupo “Provincia del Sinaí“, que juró lealtad al califato autoproclamado por los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak y en Siria.

En los últimos años, los objetivos de estos ataques eran exclusivamente las fuerzas de seguridad, salvo en un atentado suicida que acabó con la vida de tres turistas surcoreanos y el conductor de su autobús en febrero de 2014 en el puesto fronterizo de Taba, en el Sinaí, cuando pasaban a Israel desde Egipto.

En los años 1990, una serie de atentados mortíferos contra turistas había golpeado con dureza la economía egipcia, cuyo sector turístico es uno de los pilares.