Internacional

Prensa: LaMia tenía poco combustible en vuelo de selección argentina

La aerolínea LaMia, responsable del avión que se estrelló en Colombia con la plantilla del club de futbol brasileño Chapecoense a bordo, ya había incumplido reglas de combustible en un vuelo previo con la selección argentina, según aseguró este martes el diario brasileño "Folha de Sao Paulo".

Por Río de Janeiro/DPA/AFP/EFE

La aerolínea LaMia, responsable del avión que se estrelló en Colombia. (AFP).
La aerolínea LaMia, responsable del avión que se estrelló en Colombia. (AFP).

El vuelo fue el que trasladó de Brasil a Buenos Aires al equipo argentino el 11 de noviembre, un día después del "clásico" jugado entre ambos países en Belo Horizonte por las eliminatorias mundialistas sudamericanas. A bordo iba, entre otros jugadores, el astro Lionel Messi.

El viaje duró cuatro horas y cuatro minutos y la autonomía de la aeronave indicada por la propia LaMia era de cuatro horas y 22 minutos, según "Folha". El periódico brasileño basa sus cálculos en los datos del sistema de monitoreo de vuelos Flight Radar 24h.

El diario también apunta a las reglas de las autoridades aéreas argentinas, según las cuales el combustible de un avión debe alcanzar para volar al menos 45 minutos más que el tiempo previsto de vuelo, para que la aeronave pueda alcanzar otro aeropuerto en caso de emergencia.



Rescatistas trasladan a un sobreviviente de la tragedia aérea en Colombia.(AFP).
Rescatistas trasladan a un sobreviviente de la tragedia aérea en Colombia.(AFP).


El avión de LaMía que volaba de Bolivia a Colombia se estrelló la semana pasada poco antes de llegar a Medellín por falta de combustible, según las primeras investigaciones.

El vuelo chárter llevaba a 77 personas a bordo y 71 de ellas murieron en el accidente, entre ellas gran parte de la plantilla de Chapecoense, así como el cuerpo técnico y varios directivos del club.

El "Chape" iba a jugar la ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional, la primera final internacional del modesto equipo brasileño.

Las autoridades de Bolivia, Brasil y Colombia investigan por el accidente a la LaMia, a la que las autoridades bolivianas retiraron ya la licencia de vuelo.





La controladora aérea boliviana a cargo del vuelo, Celia Castedo, pidió este martes refugio en Brasil después de que las autoridades de su país también abriesen una investigación contra ella. Castedo sostiene que ella presentó objeciones al vuelo en un informe previo debido a la escasez de combustible.

Confirma responsabilidad  de controladora

El Gobierno boliviano consideró este martes que la funcionaria del organismo de control de vuelos que cuestionó el plan de vuelo del avión de la aerolínea Lamia antes del accidente en Colombia “está confirmando su responsabilidad”  al dejar el país e ir a Brasil sin presentar “las pruebas que muestran su inocencia” .

“Nosotros consideramos que directa o indirectamente ella (la funcionaria Celia Castedo) está confirmando su responsabilidad en este evento o parte de la responsabilidad de este hecho tan trágico” , dijo el ministro boliviano de Obras Públicas, Milton Claros, en una entrevista con la radio estatal Patria Nueva.

Castedo fue la funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea  (AASANA) que hizo varias observaciones al plan de vuelo del avión de Lamia que se estrelló el pasado 28 de noviembre en Colombia, cuando transportaba a los jugadores y dirigentes del club brasileño de fútbol Chapecoense.

Después del accidente presentó un informe alegando que sus observaciones no fueron atendidas por la empresa y que, incluso así, AASANA terminó autorizando el vuelo.



Rescatistas buscan a vítimas de accideten eéreo en Colombia. (AFP).
Rescatistas buscan a vítimas de accideten eéreo en Colombia. (AFP).


La boliviana alertó de que la autonomía de vuelo no era la adecuada, que hacía falta un plan alterno, que el informe había sido mal llenado y que era necesario hacer cambios.

Su principal observación fue sobre el tiempo de vuelo previsto entre la ciudad boliviana de Santa Cruz y la colombiana de Medellín  (cuatro horas y 22 minutos) , que era el mismo registrado para la autonomía de combustible que tenía el avión.

La funcionaria ingresó el lunes a territorio brasileño por la ciudad de Corumbá y pasó todo el día en negociaciones con su abogado y miembros de la Procuraduría General de la República de Brasil, que la trasladaron en la noche a la comisaría de la Policía Federal para que presentara su petición de refugio.

El fiscal general boliviano, Ramiro Guerrero, dijo hoy que está en comunicación con sus pares en Brasil sobre la huida de Castedo a ese país.

“Ella es una de las principales investigadas y lo que debería hacer más bien es presentarse al ministerio público, brindar su declaración, hacer los descargos correspondientes con los informes que realizó” , declaró Guerrero, quien aseguró que no se está persiguiendo a nadie.

Por su parte, Claros pidió que no se ponga “en la misma bolsa a toda la operación en Bolivia” , puesto que para el ministro el accidente es fruto “de la irresponsabilidad de un funcionario, de un piloto y de una aerolínea” .

“La responsabilidad entera en esta tragedia la tiene la empresa” , acusó Claros, quien consideró que fue el piloto quien tomó todas las decisiones y recordó que en el avión no estaban “ni el ministerio, ni la Dirección General de Aeronáutica Civil, ni AASANA” .

Dan el alta a sobreviviente boliviano

El técnico boliviano Erwin Tumiri, uno de los seis sobrevivientes del vuelo de la aerolínea Lamia que se accidentó en Colombia, recibió hoy el alta médica y dejó el hospital en el que se internó tras retornar a Bolivia el fin de semana.





La evaluación médica practicada a Tumiri esta mañana estableció “que está en condiciones satisfactorias” , por lo que se decidió darle el alta, dijo a los medios el director del hospital Belga, José Arrieta, de Cochabamba  (centro) .

“Él (Tumiri) necesita unos 10 días de estar tranquilo, de asimilar todo lo que le ha pasado, que terminen de pasar las molestias de los dolores musculares que persisten en forma mínima. Calculamos que en unos diez días él va a estar en condiciones de retomar su actividad normal” , señaló Arrieta.

Por su parte, el técnico expresó su deseo de retomar sus actividades y “seguir hacia adelante” .

Señaló que lo sucedido “es algo que no quisiera recordar” , aunque, a la vez, “es como un testimonio”  de un milagro.

El avión Avro RJ85, de Lamia, se estrelló el pasado lunes contra el Cerro Gordo, en cercanías al municipio de La Unión, Antioquia, cuando se aproximaba al aeropuerto que sirve a Medellín procedente de Santa Cruz de la Sierra  (Bolivia) .

El siniestro aéreo causó la muerte de 71 de los 77 pasajeros del avión, entre ellos 19 jugadores, miembros del cuerpo técnico y directivos del club de fútbol brasileño Chapecoense, así como varios periodistas y tripulantes.

Solo sobrevivieron seis personas, cinco de las cuales se recuperan en los centros de atención hospitalaria de Medellín, mientras que Tumiri llegó a Bolivia el sábado en la madrugada después de recibir el alta médica.

En declaraciones difundidas el lunes, el técnico boliviano aseveró que ni los pilotos ni los auxiliares de vuelo avisaron a los pasajeros sobre la emergencia.

“Todo fue muy rápido, de un momento a otro vibró el avión, se apagaron las luces y se prendieron las de emergencia y pues ahí nos dio la mala vibra” , afirmó.

Tumiri, que estaba ubicado en la parte trasera de la aeronave en el momento del accidente, explicó que no es empleado de la aerolínea Lamia sino de otra empresa y que iba en el vuelo como “técnico contratista” .