Internacional

Presidenciables de EE. UU. discuten sobre tres temas

Seguridad, economía y raza fueron los grandes temas discutidos en el primer debate entre los candidatos por el partido Republicano, Donald Trump, y la aspirante por el partido Demócrata, Hillary Clinton.

Por Jerson Ramos

Esos temas manifiestan el desarrollo de la cultura de esa nación, según el analista político internacionalista Roberto Wagner, quien consideró que el evento no marca una tendencia definitiva.

Wagner destacó que Clinton tuvo una mejor participación y calificó su actitud como "experimentada" y "mejor entrenada", mientras que Trump se mostró "impulsivo, molesto y mediático".

Temas

Las respuestas más concretas que dio cada uno de los aspirantes a la Casa Blanca, según el entrevistado, se relacionaron con el tema de la economía, en el cual tanto Trump como Clinton manifestó que su preocupación es recuperar los puestos de trabajo para los ciudadanos estadounidense.

El candidato republicano indicó en varias ocasiones que busca recuperar las plazas laborales, evitar que las empresas abandonen el país, y por lo tanto, disminuir el desempleo.

En tanto Clinton señaló su interés por un cambio en la tributación: "más impuestos para los más ricos, para fortalecer a la clase media", fueron las palabras de la candidata demócrata que expresó Wagner, postura que explicó como "idealista".

La seguridad ciudadana llevó a cada uno de los aspirantes a la casa presidencial, a señalar cuáles considera que son los aspectos a fortalecer.

Para Clinton, fueron las amenazas externas, la relación con Rusia, el ciberespionaje y la polémica por la filtración de una serie de correos electrónicos de su cuenta.

"Fue más efectiva en temas de control de armas de fuego, por ejemplo, si una persona no puede estar en una lista de vuelo, cómo esa misma persona puede tener autorización para portar un arma de fuego", dijo el analista.

En tanto que Trump se dedicó a explicar que tiene apoyo de oficiales de la policía, de veteranos, y otros grupos.

"Se fue más por las ramas, evitó responder. Aunque ganó puntos al señalar el desgaste de la administración de Barack Obama", puntualizó.

En el tema de razas, Clinton habría ganado puntos al mencionar las demandas por discriminación racial contra su contrincante, mientras que Trump se dedicó a confirmar esos extremos sin siquiera aclarar la situación, dijo el analista.

Migrantes

El tema no fue abordado por ninguno de los dos candidatos, ni fue parte de las preguntas hechas por Lester Holt, moderador del evento.

"El hecho es una clara muestra de la tendencia de cada uno de los candidatos", dijo el abogado Pedro Pablo Solares, experto en materia de migrantes y columnista de Prensa Libre.

Solares agregó que la postura de Trump estuvo marcada por tintes de xenofobia, pues no mencionó a la comunidad latina, sino únicamente hizo referencia a los mexicanos.

"Comunmente, en EE. UU., se piensa que todos los latinos son mexicanos. Además, se refirió en más de una oportunidad a la relación entre latinos, pandillas y crimen", explicó el abogado.

Agenda pendiente

Wagner explicó que los temas que quedan pendientes, después de los migrantes latinos, son el medio ambiente, la relación entre el sistema federal y estatal, y la política exterior.

Otras materias son educación, salud, y temas de carácter social.