Internacional

Presidente Barack Obama llega a Nairobi entre grandes medidas de seguridad

El presidente de EE. UU., Barack Obama, llegó este viernes a Nairobi entre grandes medidas de seguridad aéreas y terrestres para iniciar una visita oficial de tres días al país en el que nació su padre.

Por Nairobi/EFE

<em>Barack Obama saluda a su hermanastra Auma Obama junto al presidente keniano Uhuru Kenyatta, a su llegada al Aeropuerto Internacional de Kenyatta en Nairobi el 24 de julio del 2015. (Foto Prensa Libre: AFP).</em>
Barack Obama saluda a su hermanastra Auma Obama junto al presidente keniano Uhuru Kenyatta, a su llegada al Aeropuerto Internacional de Kenyatta en Nairobi el 24 de julio del 2015. (Foto Prensa Libre: AFP).

El Air Force One, el avión presidencial, aterrizó en torno a las 20 hora local en el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta, cerrado al tráfico aéreo desde horas antes.

Las principales vías de la ciudad, e incluso barrios enteros, han sido cortados al tráfico de vehículos y al tránsito de peatones desde las 14 hora local y así permanecerán hasta el próximo domingo.

Este es un histórico viaje para Obama a la tierra de sus ancestros en Kenia, donde nació su padre, y constituye la primera visita que realiza un mandatario estadounidense a Etiopía y a la sede de la Unión Africana.

Está previsto que el primer presidente afroamericano de Estados Unidos trate temas de seguridad regional, así como asuntos relacionados con el comercio, la democracia, la pobreza y los derechos humanos en la región.

En este viaje le acompañan la asesora en Seguridad Nacional, Susan Rice, el asistente en política exterior, Ben Rhodes, y el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Obama ha visitado África cuatro veces desde que está en la Casa Blanca pero todavía no ha viajado a Kenia como presidente, y estuvo obligado a retrasar un viaje a causa de acusaciones contra el presidente Uhuru Kenyatta por “crímenes de guerra”  por parte de la Corte Penal Internacional (CPI).

Estas acusaciones se suspendieron el pasado mes de diciembre debido, en parte, a la obstrucción del gobierno de Kenia, según el fiscal de la CPI, abriendo así la posibilidad de una visita presidencial.

El viaje tiene lugar también bajo la lupa de grupos defensores de derechos humanos, y más de 50 organizaciones de derechos humanos globales y africanas han pedido al presidente estadounidense que se reúna públicamente con activistas por la democracia durante su visita.     Estos organismos expresan su preocupación sobre el estado “grave y en proceso de deterioro”  de la situación de los derechos humanos en Kenia y Etiopía.