Internacional

Protestas en Maracaibo por racionamiento de energía dejan casi 100 detenidos

Cerca de un centenar de personas fueron detenidas durante manifestaciones contra los racionamientos de energía en Maracaibo —segunda ciudad en importancia de Venezuela—, que derivaron en hechos delictivos, informaron este miércoles las autoridades.

Por Caracas/AFP

Un grupo de personas durante una manifestación en Maracaibo (Venezuela) en rechazo al racionamiento eléctrico. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un grupo de personas durante una manifestación en Maracaibo (Venezuela) en rechazo al racionamiento eléctrico. (Foto Prensa Libre: EFE).

“Más de 95 personas han sido detenidas por hechos de vandalismo”, reportó en Twitter Biagio Parisi, secretario de Seguridad y Orden Público de la gobernación del estado Zulia  (noroeste), del que Maracaibo es capital.

Por su parte, el gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas, indicó que “en las últimas 48 horas”  se registraron protestas en siete de las 18 parroquias de Maracaibo, donde resultaron afectados 73 comercios.

“Esto es un plan de desestabilización que cabalga sobre situaciones que debemos resolver”, añadió. Los desórdenes incluyeron saqueos de comercios.

70

  • comercios fueron saqueados en Maracaibo lo que obligó al despliegue de mas de mil efectivos policiales y militares para resguardar los negocios.

El pasado lunes, el gobierno puso en marcha un plan de racionamiento eléctrico en varios estados debido a una prolongada sequía ocasionada por el fenómeno El Niño, que tiene en mínimos históricos al embalse de la principal central hidroeléctrica del país.

El gobernador reconoció que en Maracaibo se registraron fallas en la aplicación del racionamiento eléctrico anunciado el pasado 21 de abril, y que estipula cortes de cuatro horas al día.

Este miércoles, el presidente Nicolás Maduro ordenó a las fuerzas armadas evitar desórdenes y detener a quienes protagonicen actos vandálicos, escudados en supuestas protestas contra los apagones.

Según el mandatario socialista, la violencia es alentada por la oposición para desestabilizar a su gobierno.

El gobierno emprendió un plan de ahorro energético hace dos meses que ha implicado la reducción de la jornada laboral del sector público a dos días semanales y a decretar varios asuetos.

Además, a partir del próximo domingo se adelantarán los relojes 30 minutos, volviendo al huso horario de cuatro horas menos respecto del meridiano de Greenwich  (-04H00 GMT) , para aprovechar más la luz del día.



Un grupo de personas frente a una panadería tras ser saqueada durante una manifestación en Maracaibo (Venezuela). (Foto Prensa Libre: EFE).
Un grupo de personas frente a una panadería tras ser saqueada durante una manifestación en Maracaibo (Venezuela). (Foto Prensa Libre: EFE).


Envían a mil efectivos

Más de mil efectivos militares, policiales y de protección civil fueron enviados el miércoles a Maracaibo para garantizar el orden público y levantar las barricadas colocadas durante las protestas en rechazo al racionamiento eléctrico que dejaron un centenar de detenidos.       

La alcaldesa opositora de Maracaibo, Eveling Trejo, dijo que los efectivos estarán en las calles de la capital del estado petrolero del Zulia para reguardar los supermercados, comercios y mercados populares y retirar los troncos de árboles y restos de basura que fueron colocados en las vías durante las violentas protestas registradas la noche del martes.       





Tras las intensas protestas que degeneraron en varios saqueos a comercios e instalaciones públicas e incendios de semáforos e inmuebles, la ciudad volvió el miércoles a la tranquilidad, indicó Trejo.       

La alcaldesa agregó que luego de que las autoridades suspendieron los cortes de luz entre las 8 de la noche y las 4 de la madrugada “bajo un poquito la presión” de las protestas.       

El mayor general Franklin García Duque, comandante de la región estratégica del Zulia, declaró al diario regional Panorama que entre 1.500 y 1.800 militares fueron desplegados en Maracaibo y una zona cercana a esa ciudad para reguardar los comercios privados, la red pública de alimentos, los entes públicos y las estaciones eléctricas.