Internacional

Publican datos de casi 214 mil sociedades de Panama Papers

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación  (ICIJ) publicó hoy la base de datos de los papeles de Panamá, en la que los usuarios pueden buscar los nombres de casi 214 mil compañías, fundaciones y fondos que son parte de la investigación.

Por Washington DC/EFE

Archivado en:

EEUU IMPUESTOS Panamá
Edificio del bufete de Mossack Fonseca enla ciudad de Panamá. (AFP).
Edificio del bufete de Mossack Fonseca enla ciudad de Panamá. (AFP).

La organización periodística, con sede en Washington, publicó la base de datos a las 14.00 hora local  (18.00 GMT) y, en ella, se incluyen las direcciones de individuos y empresas de más de 200 países, desde China a Chile, precisó el ICIJ en un comunicado.

Según el consorcio, que ha liderado la investigación junto al diario alemán S ddeutsche Zeitung, se trata de “la mayor revelación de información de la historia sobre compañías opacas secretas y la gente que hay detrás de ellas”.

En total, el escándalo abarca más de 11.5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, y afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, entre ellos varios jefes o exjefes de Estado y de Gobierno, o a sus familiares.

Los documentos de la base de datos publicados el lunes provienen del bufete panameño Mossack Fonseca y se refieren a casi 214 mil sociedades “offshore”   (inscritas en un paraíso fiscal) creadas por la firma de abogados supuestamente para que grandes capitales eludan al fisco.

No obstante, al entrar en la base de datos, disponible en Internet, el ICIJ advierte que las sociedades “offshore”  tienen “usos legítimos”  y subraya que no pretende decir que las personas o las compañías que aparecen en los documentos han incumplido la ley.

Las compañías, fundaciones y fondos que aparecen en el banco de datos tienen sede en 21 paraísos fiscales, desde Hong Kong hasta las Islas Vírgenes Británicas, pasando por el estado de Nevada, en EE.UU., indicó el ICIJ en su comunicado.

“El tema de los famosos papeles es un tema del sistema financiero mundial, no es un tema de Panamá”, dijo Varela.

También aparece en la base de datos los nombres de diferentes personalidades y los cargos que ocupaban en las sociedades opacas, por ejemplo si eran directores de las compañías o accionistas, así como la dirección postal que la persona involucrada o su representante dieron al bufete panameño al crear la sociedad.

El escándalo de los papeles de Panamá, la mayor filtración de la historia del periodismo, salió a la luz el pasado 3 de abril y ha tenido importantes consecuencias políticas, como la dimisión del centrista Sigmundur David Gunnlaugsson como primer ministro de Islandia.

En nombre de la transparencia

El director del ICIJ, Gerar Ryle, dijo a la AFP que la divulgación de los documentos "es un progreso natural hacia la transparencia, que permitirá a la sociedad civil tener información básica sobre los datos contenidos en los papeles de Panamá".

De acuerdo con Ryle, serán necesarios "muchos meses" para explorar toda la documentación integralmente.

La divulgación de estos documentos en Internet, paso que la empresa Mossack Fonseca amenaza bloquear en la justicia, responde a un doble objetivo: transparencia y permitir que aparezcan nuevas sorpresas.

"Las personas encontrarán nombres importantes que se nos han escapado en el primer análisis, y tendrán la oportunidad de contactarnos para compartir los datos hallados", dijo Ryle.

Esfuerzos coordenados

La tarea es enorme: mantener el impulso surgido luego de las primeras revelaciones aparecidas en abril en más de cien grandes periódicos en todo el mundo.

Los papeles de Panamá enredaron a mandatarios de Argentina, Ucrania y Rusia pero también a estrellas como el futbolista Lionel Messi y al cineasta Pedro Almodóvar, provocando una oleada de indignación que motivó a la comunidad internacional a actuar.

"Sólo el tiempo permitirá decir si las promesas serán mantenidas", señaló el director del ICIJ, Gerar Ryle.

A mediados de abril, en pleno impacto de las revelaciones, las mayores economías del mundo reunidas en el G20 prometieron elaborar una lista negra de paraísos fiscales que no cooperen con la transparencia, y amenazaron con sanciones.

Además, comprometieron esfuerzos para tratar de levantar el velo sobre el secreto en torno de las empresas offshore.

La semana pasada, Estados Unidos anunció una serie de medidas para bloquear las técnicas de evasión fiscal y lavado de dinero mediante empresas de fachada, que los papeles de Panamá revelaron son utilizadas en escala planetaria.

"Los papeles de Panamá destacan la importancia de los esfuerzos que Estados Unidos ha tomado a nivel nacional y los esfuerzos adoptados con nuestros aliados internacionales, para hacer frente a estos desafíos comunes", expresó la Casa Blanca en un comunicado.

Peligro

En la opinión de Ryle, esta movilización muestra que solamente un escándalo que "avergüence a todos" podrá convencer a la comunidad internacional a moverse.

Menos de un año después de las revelaciones de los LuxLeaks, a fines del 2014, los ministros de finanzas de la Unión Europea adoptaron un mecanismo de intercambio automático de informaciones sobre los acuerdos fiscales entre Estados y empresas multinacionales.

Este esfuerzo, sin embargo, fue considerado insuficiente por entidades no gubernamentales.

Para Ryle, es prematuro prever las reacciones de los gobiernos cuando surjan nuevas revelaciones de los papeles de Panamá, y si mantendrán los compromisos asumidos.

"Sólo el tiempo permitirá decir si las promesas serán mantenidas", señaló, aunque admitió que siempre existe el "peligro" que la movilización se desinfle.