Internacional

Rebeldes colombianos exhiben como trofeo la pierna amputada de un militar

Guerrilleros del ELN exhibieron "como trofeo" la pierna que un suboficial del Ejército colombiano perdió durante una operación para retirar explosivos de un terreno en el que instalaban un parque infantil en Norte de Santander (noreste), denunció la Defensoría del Pueblo.

Por Bogotá/AFP

Edward Ávila perdió ambas piernas y fue trasladado a Bucaramanga para recibir atención especializada.
Edward Ávila perdió ambas piernas y fue trasladado a Bucaramanga para recibir atención especializada.

La aparición provocó la indignación y el repudio de los colombianos, del presidente Juan Manuel Santos y del ministro de Defensa, que calificó a los guerrilleros de “ratas humanas.”

El gobierno adjudicó la instalación de la mina al Ejército de Liberación nacional (ELN), que aún no se ha manifestado públicamente sobre el hecho. No hay pruebas de que ese grupo rebelde haya exhibido la pierna del militar herido.

La explosión ocurrió el miércoles recién pasado cuando un grupo de militares vigilaba la construcción de un parque infantil cerca del centro educativo en el departamento de Norte de Santander.

El suboficial del Ejército Edward Ávila perdió ambas piernas y fue trasladado a la ciudad de Bucaramanga para recibir atención especializada.

Después del ataque los pobladores hallaron colgadas partes de una de las piernas en cerca perimetral del colegio y alertaron a las autoridades.

-Repudian acción guerrillera-

La Defensoría del Pueblo calificó el hecho de degradante y el presidente Juan Manuel Santos publicó en su cuenta de Twitter que “Colombia entera repudia y condena atrocidad de ELN (Ejército de Liberación Nacional). Nos llena de vergüenza y dolor.”

Para el jefe de Estado, es “un acto que raya con lo demencial.”

Pero las expresiones más duras fueron las del ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, quien calificó a los integrantes del ELN de “ratas humanas por andar disfrutando semejante hecho tan absurdo. A esa gente le espera o una tumba o una cárcel.”

“Escuché la detonación, vi mis piernas destrozadas y recuerdo perfectamente el esfuerzo de mis compañeros por evacuarme del lugar", Edwar Ávila, militar colombiano.

Desde su cama en el hospital el suboficial Ávila recordó el momento de la explosión. “Escuché la detonación, vi mis piernas destrozadas y recuerdo perfectamente el esfuerzo de mis compañeros por evacuarme del lugar“, dijo en entrevista con la emisora local Blu Radio.

-Estallidos anterrior-

La explosión de esta mina en el municipio de Convención en Norte de Santander, a 485 kilómetros al noreste de Bogotá, se suma a la que estalló a principios de semana en Antioquia y mutiló las dos piernas de Luis Daniel Toro, una joven promesa del ciclismo local, quien prestaba servicio militar. En Convención tiene total influencia el ELN.

El ELN es la segunda guerrilla de ese país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). En sus filas, según cifras oficiales, tiene a unos 1 mil 500 combatientes.





El gobierno y las Farc se han comprometido a comenzar lo antes posible el desminado conjunto en virtud de los diálogos de paz que llevan adelante en Cuba desde hace más de dos años. Más de 11 mil colombianos han sido afectados por las minas antipersonales.

En junio del año pasado el gobierno y el ELN informaron que estaban en la fase exploratoria para un eventual proceso de negociación.

Desde Cuba, el jefe del equipo negociador del gobierno con las Farc, Humberto De la Calle, dijo que “en el día de ayer el ELN exhibió una pierna arrebatada por una mina a un soldado. Un acto de sevicia que rechazamos y que debe ser repudiado por la comunidad nacional e internacional.”