Internacional

Recuperan ocho cuerpos del helicóptero de marines caído en Nepal

El Ejército nepalí localizó hoy seis cuerpos sin vida cerca de los restos del helicóptero de Estados Unidos desaparecido el martes en Nepal con seis estadounidenses y dos nepalíes a bordo cuando participaba en labores de rescate de víctimas del terremoto, informó a Efe una fuente oficial.

Por Katmandú/EFE y AP

Vista aérea de una ladera en el pueblo de Hagam, situado en el distrito de Sindhupalchwok, tomada tras el último terremoto. (Foto Prensa Libre:EFE)
Vista aérea de una ladera en el pueblo de Hagam, situado en el distrito de Sindhupalchwok, tomada tras el último terremoto. (Foto Prensa Libre:EFE)

Los cuerpos fueron encontrados en el lugar en que se hallaron las partes de la aeronave, dijo el portavoz del Ministerio del Interior del país asiático, Laxmi Prasad Dhakal, que no concretó detalles sobre la identidad de los fallecidos.

El aparato aéreo sufrió un accidente a unos 3.400 metros de altura en la parte norte de la cresta de montaña de Kalinchowk, entre los distritos de Sindhupalchowk y Dolakha, donde fue encontrado con la información proporcionada por gente de la zona, aseguró el Ejército nepalí en un comunicado.

“Las investigaciones preliminares seguidas de investigaciones detalladas comenzarán tan pronto como el tiempo en la zona lo permita. Esta investigación está en un estado preliminar y en curso”, afirmó.

El Ejército destacó que en las tareas de búsqueda participaron cerca de 400 militares nepalíes, además de estadounidense e indios, que se encuentran en el país para colaborar en la ayuda a los damnificados por el seísmo.

El helicóptero pertenecía a la Infantería de Marina, que se había sumado a las operaciones de ayuda y rescate en Nepal de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos tras el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter del pasado 25 de abril, que causó mas de 8.000 muertos y decenas de miles de heridos.



Un hombre camina en medio de los escombros que dejaron los dos terremotos de más 7 grados Richeter. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un hombre camina en medio de los escombros que dejaron los dos terremotos de más 7 grados Richeter. (Foto Prensa Libre: EFE).


La desaparición ocurrió el 12 de mayo por la tarde “cuando la aeronave realizaba labores de asistencia humanitaria en apoyo de las víctimas del terremoto” , explicó en un comunicado la jefatura de la misión de ayuda, bautizada como “Sahayogi Haat”.

El mismo día que desapareció el helicóptero se produjo un nuevo terremoto, de 7,3 grados, que volvió a golpear los distritos nororientales de Dolakha y Sindhupalchok, este último el más castigado por el seísmo de abril, ya que registró más de la tercera parte de las víctimas.

Escasa posibilidades de sobrevivencia

De acuerdo con las autoridades depalíes y cuerpos de socorro, era improbable que hubiera sobrevivientes del siniestro.

“El fuselaje del helicóptero se encontró en pedazos y no hay posibilidades de sobrevivientes“, señaló el secretario nepalí de Defensa, Iswori Poudyal. El secretario no dio detalles sobre la nacionalidad de las víctimas, y sólo aclaró que los restos estaban calcinados.

En el helicóptero viajaban seis marines y dos soldados nepalíes.

Otro equipo enviado por los marines confirmó que los restos correspondían al helicóptero desaparecido, el Uh-1 “Huey.”

“La evaluación del lugar está en marcha y se realizará una investigación a fondo“, indicó el ejército de EE.UU.

“La evaluación del lugar está en marcha y se realizará una investigación a fondo“, indicó en un comunicado la misión conjunta liderada por los marines.

Los restos se encontraron a unos 24 kilómetros (15 millas) de la ciudad de CHarikot, cerca de donde había desaparecido el helicóptero el martes cuando repartía ayuda humanitaria a aldeas golpeadas por dos mortales sismos, según la misión conjunta del ejército estadounidense en Okinawa, Japón.

La zona se encuentra cerca del pueblo de Gothali, en el distrito de Dolaja, unos 80 kilómetros al nordeste de la capital nepalí, Katmandú.

El descubrimiento de este viernes, realizado primero por un equipo de tropas de tierra nepalíes y dos helicópteros militares, sigue a varios días de intensas búsquedas en las que han participado naves nepalíes y estadounidenses, así como satélites de Estados Unidos.

Mientras tanto, en Katmandú, las tiendas reabrieron y el tráfico regresaba a la capital tres días después del segundo terremoto importante que sufre el país en las últimas semanas.



Sobrevivir cada vez es más difícil en Nepal donde los servicios básicos cada vez son más escasos. (Foto Prensa Libre: EFE).
Sobrevivir cada vez es más difícil en Nepal donde los servicios básicos cada vez son más escasos. (Foto Prensa Libre: EFE).


Sin embargo, miles de personas seguían durmiendo en carpas repartidas por toda la ciudad, temiendo que las réplicas pudieran derribas las viviendas dañadas.

Escuelas y universidades permanecían cerradas desde el terremoto de magnitud 7.3 del martes recién pasado, que mató a 117 personas e hirió a 2 mil 800. El temblor se produjo dos semanas y media después de que ese país se viera sacudido por un sismo de magnitud 7.8 que mató a más de 8 mil 200 personas.

Los edificios del gobierno en Katmandú se han visto muy afectados, y muchos mostraban grietas o directamente se derrumbaron.

Las autoridades de la Comisión Nacional de Planificación trabajaban desde una carpa levantada ante su edificio.

Fuera de Katmandú, muchas carreteras que conectan la capital con zonas periféricas seguían muy dañadas.