Internacional

Rusia publica video en el que yihadistas escoltan convoy de la ONU

Rusia publicó el martes un video en el que se ve un vehículo equipado con un mortero de gran calibre que escolta al convoy de la ONU.

Por Moscú/EFE

Archivado en:

Estados Unidos Rusia Siria
Restos del convoy de ayuda humanitaria de la Media Luna Roja bombardeado el lunes en la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia septentrional de Alepo, Siria. (Foto Prensa Libre: EFE).
Restos del convoy de ayuda humanitaria de la Media Luna Roja bombardeado el lunes en la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia septentrional de Alepo, Siria. (Foto Prensa Libre: EFE).

El vehículo de la ONU fue víctima el lunes de un ataque en la ciudad siria de Alepo.

“En el video se ve con claridad cómo los terroristas despliegan junto a la columna una camioneta con un mortero de gran calibre”, afirmó Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, en un comunicado.

Al mismo tiempo, el general admite que “es verdad que no está claro quién cubre a quién: el mortero a la columna con los voluntarios de cascos blancos o ¿es totalmente al contrario?”.

“Y lo más importante. ¿Adónde fue a parar el mortero (cuando estaba) cerca del punto de destino del convoy y contra quien disparó durante la parada y descarga (de la ayuda humanitaria)?”, agrega el militar sobre las imágenes grabadas la víspera por un dron ruso.

Previamente, el general aseguró que ni la aviación rusa ni la siria atacaron dicho convoy, algo de lo que EE. UU. responsabilizó directamente al Ejército ruso.

“En el video se ve con claridad cómo los terroristas despliegan junto a la columna una camioneta con un mortero de gran calibre”, Ígor Konashénkov.

Explicó que al estudiar con detenimiento las imágenes del convoy destruido, los expertos rusos “no encontraron ningún indicio del impacto de ningún tipo de proyectil sobre la columna de vehículos” de la ONU.

“No hay señales de cráter ni los automóviles tienen daños en el chasis como resultado de la onda explosiva”, afirmó el general ruso, en alusión a que el convoy no sufrió ningún ataque aéreo.

Lo que se ve en las imágenes, apuntó Konáshenkov, “es consecuencia directa del incendio de la carga, que misteriosamente empezó de forma simultánea con la ofensiva de las milicias (opositoras) sobre Alepo”.

El portavoz ruso aseguró que drones rusos escoltaron el convoy hasta su destino y luego se retiraron por tratarse de una zona controlada por la oposición.

A su vez, la Cancillería denunció los intentos de encubrir con estas acusaciones contra Rusia la muerte el fin de semana de 90 soldados sirios en un bombardeo perpetrado supuestamente por la coalición encabezada por EE. UU.

Estados Unidos responsabilizó el martes a Rusia del ataque contra el convoy de ayuda humanitaria y aseguró que se “replanteará” si seguir cooperando con el Gobierno ruso, que a su juicio debe demostrar “rápida y significativamente” si aún está comprometido con el acuerdo para un alto el fuego en el país árabe.

“Y lo más importante. ¿Adónde fue a parar el mortero (cuando estaba) cerca del punto de destino del convoy y contra quien disparó durante la parada y descarga (de la ayuda humanitaria)?”, Ígor Konashénkov.

“No sabemos por ahora si el ataque fue de los rusos o del régimen (de Bachar al Asad). En cualquier caso, los rusos tienen la responsabilidad de no hacer ese tipo de ataques y de evitar que el régimen los haga”, dijo a la prensa un alto cargo estadounidense.

Mientras, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó el martes el ataque de “repugnante, salvaje y aparentemente deliberado”.

En el suceso murieron unos 20 civiles y al menos un empleado de la Media Luna Roja, según confirmó el martes el Movimiento Internacional de la Cruz Roja.

El ataque, que ha llevado a la ONU ha suspender sobre el terreno la entrega de ayuda humanitaria en Siria, ocurrió el mismo día en que el gobierno sirio dio por terminada una tregua de siete días que había sido negociada por Estados Unidos y Rusia.