Internacional

Rusia y EEUU hablan de coordinarse para combatir el terrorismo yihadista

 Los titulares de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y EE.UU., Ashton Carter, hablaron este viernes por teléfono sobre la necesidad de coordinarse para combatir el terrorismo yihadista en Oriente Medio.

Por Moscú/EFE

<em><span class="hps">Un </span><span class="hps">sirio</span> <span class="hps">lleva</span> <span class="hps">a sus dos</span> <span class="hps">hijos</span> <span class="hps">entre</span><span class="hps"> escombros</span> <span class="hps">después de un</span> <span class="hps">ataque con bomba</span> <span class="hps">barri</span> <span class="hps">Alepo.</span></em>
Un sirio lleva a sus dos hijos entre escombros después de un ataque con bomba barri Alepo.

"Especial atención recibió la necesidad de coordinar los esfuerzos bilaterales y multilaterales en la lucha contra el terrorismo internacional", dijo Ígor Konashenkov, portavoz ruso de Defensa, a medios locales.

Shoigú y Carter abordaron en detalle la situación en Siria, Irak y, en general, la región de Oriente Medio durante unas consultas que se prolongaron durante una hora.

"Acordaron continuar la discusión sobre los mecanismos para detener el conflicto en Siria y también para combatir al Estado Islámico", apuntó Konashenkov.



Los titulares de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y EE.U.U, Ashton Carter, hablaron sobre terrorismo yihadista.
Los titulares de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y EE.U.U, Ashton Carter, hablaron sobre terrorismo yihadista.


En opinión del portavoz castrense ruso, "la conversación demostró que en la mayoría de temas tratados las posturas de ambas partes son cercanas o coinciden".

El ministro ruso y el secretario de Defensa norteamericano también constataron "la reanudación de los contactos" entre ambas carteras después de que estos prácticamente se suspendieran tras la anexión rusa de las península ucraniana de Crimea en marzo del 2014.

Esta conversación tuvo lugar después de que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, adelantara en Londres que "muy pronto" tendrían lugar conversaciones militares entre ambas potencias sobre la guerra en Siria.

El presidente estadounidense, Barack Obama, "cree que esas conversaciones entre militares son un paso importante" para avanzar hacia una solución en el conflicto sirio, dijo Kerry.

Esta mañana el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que Rusia estudiaría la posibilidad de enviar tropas a Siria para tomar parte en operaciones militares contra el Estado Islámico si Damasco se lo pide.

"Si hay una solicitud, entonces, en el marco de los contactos y del diálogo bilaterales, naturalmente se estudiará y debatirá", afirmó.



Un sirio observa los escombros dejados por una bomba barril en Alepo,
Un sirio observa los escombros dejados por una bomba barril en Alepo,


Peskov hizo esta declaración después de que ayer el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, afirmase que "en caso de necesidad" el Gobierno de Damasco podría estudiar solicitar a Rusia que envíe tropas para apoyar a las fuerzas gubernamentales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró esta semana que Rusia seguirá prestando ayuda técnico-militar al régimen sirio en su lucha contra grupos terroristas como el Estado Islámico.

"Apoyamos al Gobierno de Siria en su enfrentamiento contra la agresión terrorista. Le hemos proporcionado, y seguiremos haciéndolo, asistencia técnico-militar, e instamos a otros países a que se unan a nosotros", dijo.

El embajador sirio en Moscú, Riyad Hadad, tachó esta semana de "mentira difundida por EE.UU. y los países occidentales" la supuesta presencia de tropas rusas en su país y denunció que se trata de una "nueva conspiración" contra Siria.

A su vez, reconoció que Damasco recibe armamento y equipos militares rusos, pero matizó que "todo esto se hace de acuerdo con los contratos suscritos entre ambos países".

EE.UU. acelera los contactos

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, transmitió estye viernes a Rusia su preocupación por el despliegue militar ruso en Siria, al tiempo que el Gobierno de Barack Obama presiona para abrir canales de comunicación militar.

Carter conversó por teléfono con su homólogo ruso, Serguéi Shoygu, sobre la situación en Siria y le conminó a no reforzar militarmente al régimen sirio y a su líder, Bachar al Asad, quien, reiteró, debe dejar paso a un nuevo Gobierno.

"El secretario (de Defensa) enfatizó la importancia de mantener consultas en paralelo con las conversaciones diplomáticas que aseguren una transición política en Siria", aseguró en un comunicado el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo desde Londres, donde tiene previsto reunirse con el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, que ambos países, distanciados desde la crisis en Ucrania, deberían iniciar contactos por canales militares.

Kerry aseguró que el presidente estadounidense, Barack Obama, "considera que las conversaciones militar a militar son un importante siguiente paso", como medio para reducir "cualquier riesgo potencial".

Poco después de esta declaración, Cook anunció en un comunicado que Carter habló con Shoygu por primera vez desde que se hizo público el despliegue militar ruso para transmitirle que "acabar con el Estado Islámico (EI) y asegurar una transición política son objetivos que deben ser perseguidos al mismo tiempo".

El Pentágono confirmó que Rusia está intentando habilitar una base aérea en Latakia (oeste de Siria), principal feudo de Asad, para comenzar a trasladar personal y artillería pesada, dando así un apoyo militar vital para el régimen sirio.

Rusia, que ya tiene una base naval en Tartús, frente al Mediterráneo, estaría poniendo un pie militar en Oriente Medio sin precedentes desde los años 70.