Internacional

Sanders gana primarias demócratas en el extranjero

El precandidato demócrata estadounidense Bernie Sanders ganó las primarias de su agrupación en el extranjero, con lo que se aseguró nueve delegados, informó el lunes el partido.

Por Washington DC/DPA

Sanders se impuso a su rival en la carrera demócrata a la Presidencia de EE.UU., Hillary Clinton, en las elecciones primarias celebradas este mes entre los votantes del partido que residen fuera del país, anunció hoy la entidad que organizó la votación en el extranjero.

Sanders logró el 69 % de los votos frente al 31 % de Clinton, con lo que se lleva 9 de los 13 delegados que se repartían en las primarias en el extranjero, mientras que la ex secretaria de Estado se queda con 4.

“La revolución política que está cobrando fuerza en todo Estados Unidos ahora tiene eco en todo el mundo” , dijo Sanders en un comunicado.

Los estadounidenses que viven en más de 170 países votaron entre el 1 y el 8 de marzo en los consulados de EE.UU., por correo electrónico, correo postal o fax y la participación fue un 50 % superior a la de las elecciones generales del 2008, con 34 mil 570 votos, según “Democrats Abroad” , la entidad organizadora de las primarias.

El senador de 74 años ganó en prácticamente todos los países, con un total de 23 mil 779 votos frente a los 10 mil 689 de Clinton.

La mayor participación se registró en el Reino Unido, donde la amplia colonia estadounidense depositó dos mil 874 votos para Sanders y mil 726 para Clinton; seguido de Canadá, con dos mil 171 y mil 87 votos, respectivamente.

En España, 1.295 estadounidenses votaron por Sanders y 405 lo hicieron por Clinton.

Sanders también se impuso en Latinoamérica: logró 848 votos frente a los 535 de Clinton en México; 239 frente a los 91 de ella en Costa Rica; 108 frente a 65 en Guatemala; 107 frente a 43 en Panamá; 86 frente a 24 en Perú; 64 frente a 18 en Colombia; 110 frente a 45 en Chile; 101 frente a 33 en Brasil, y 67 votos frente a los 20 de la ex secretaria de Estado en Argentina.

En República Dominicana, en cambio, la favorita fue Clinton, con 350 votos frente a los 53 de Sanders.

Pese a la amplia ventaja de Clinton en la contienda demócrata, Sanders ha prometido alargar su campaña hasta la convención nacional que se celebrará en julio, cuando se elegirá el candidato del partido para las elecciones presidenciales de noviembre.

“Tenemos un claro camino a la victoria ahora que empieza la segunda mitad del proceso de selección de delegados. Nuestra campaña es fuerte y planeamos llevarla hasta la convención nacional demócrata este verano en Filadelfia” , aseguró el lunes Sanders en su comunicado.

De los dos mil 383 delegados necesarios para lograr la nominación, Sanders acumula hasta ahora unos 856 frente a los mil 614 de Clinton, impulsada en parte por el apoyo de los llamados superdelegados, funcionarios electos del partido que se reservan un sexto de los votos en la convención y que la respaldan mayoritariamente a ella.

Sanders lo tiene complicado para llegar al nivel de Clinton, dado que tendría que ganar el 58 % de los delegados en los estados que aún no han votado.

Este martes habrá primarias de ambos partidos en Arizona y Utah, además de caucus  (asambleas populares) demócratas en Idaho y una votación solo para los republicanos en el territorio de la Samoa Americana.

Clinton critica a Trump

Clinton criticó el lunes al aspirante republicano Donald Trump por su posición “neutral”  ante el conflicto palestino-israelí y prometió, ante el mayor lobby judío del país, que la relación con Israel será una prioridad si llega a la Presidencia.

“No podemos ser neutrales cuando los cohetes caen sobre barrios residenciales, cuando los civiles son apuñalados en la calle, cuando los ataques suicidas se dirigen a inocentes. Algunas cosas no son negociables” , destacó Clinton, favorita para lograr la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU.

“Necesitamos manos firmes, no un presidente que dice que es neutral el lunes, que está a favor de Israel el martes y quién sabe el miércoles” , añadió la ex secretaria de Estado en la conferencia anual del Comité de Relaciones Públicas Israel-EE.UU.  (Aipac) , principal “lobby”  proisraelí del país norteamericano.

Con un marcado carácter conservador, todo lo que rodea la conferencia del Aipac tiene siempre que ver con cálculos políticos  (todo candidato presidencial pasa por sus focos) , pero esa vertiente es más evidente este año por las elecciones presidenciales de noviembre.

Por eso, Clinton prometió en su intervención que una de las primeras decisiones que tomará como presidenta será invitar a la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quien el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha mantenido una fría relación, especialmente por el pacto nuclear con Irán.

Aunque defendió el acuerdo entre Irán y las potencias del Grupo 5+1  (EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido, China y Alemania) , Clinton consideró que las “provocaciones”  de Teherán, como la reciente prueba con misiles balísticos, son “inaceptables y deberían de ser respondidos firme y rápidamente, incluyendo más sanciones” .

“Nunca vamos a permitir que los adversarios de Israel piensen que pueden dañar la relación con nosotros” , resolvió Clinton.

Con el acuerdo nuclear de fondo, la conferencia del Aipac busca “vender”  entre la élite política estadounidense el valor fundamental de la alianza entre Estados Unidos e Israel, a pesar de los altibajos de la relación bilateral.

Los asistentes escucharán hoy a los tres aspirantes republicanos a la Presidencia: el senador por Texas Ted Cruz; el gobernador de Ohio, John Kasich, y el magnate Donald Trump.

El millonario neoyorquino ha molestado a parte de la comunidad judía al reiterar en varias ocasiones que “aunque no hay nadie más pro-Israel”  que él, es partidario de mantener una posición “neutral”  en Oriente Próximo y de encontrar un acuerdo negociado con los palestinos.

En respuesta a estas declaraciones, un grupo de rabinos ha prometido boicotear el discurso de Trump, saliendo de la sala cuando entre el millonario, permaneciendo en silencio o incluso leyendo en alto algunos fragmentos de la Torá, libro sagrado del judaísmo.

El senador y aspirante a la nominación presidencial demócrata Bernie Sanders, de origen judío, no participará en la conferencia porque su campaña había programado estos días actos electorales en el oeste de Estados Unidos.

“Obviamente, hay cuestiones que afectan a Israel y a Oriente Medio que son de suma importancia para mí, para nuestro país y para el mundo” , reconoció, no obstante, Sanders.

Con unos 5.3 millones de personas, la comunidad judía estadounidense es la más importante después de los 6 millones que viven en Israel, con lo que solo en estos dos países se concentra la mayor parte de miembros de esta confesión religiosa.