Internacional

Sin conocerse versión oficial de causas del siniestro del avión ruso

Cuatro días después de que un avión militar ruso con 92 personas a bordo se estrellara en aguas del mar Negro sin que hubiera sobrevivientes, siguen sin conocerse las causas oficiales del siniestro, pese fuentes aseguran de que se trató de un fallo de los flaps.

Por Moscú/EFE/AP

Un fragmento de un motor de avión levantado por buzos en un barco.(AFP).
Un fragmento de un motor de avión levantado por buzos en un barco.(AFP).

Las fuentes anónimas han apuntado al fallo de los flap de las alas del Tu-154 como la causa técnica más probable del accidente, no obstante las autoridades rusas guardan silencio y mantienen que por ahora no se puede descartar ninguna versión de lo sucedido.

“Los datos del registrador de parámetros”  técnicos de la aeronave en el momento del siniestro “indican un fallo en el mecanismo que acciona los flap”  del avión, explicó a Interfax una fuente de la investigación.

Al mismo tiempo, agregó, “hay motivos para suponer que la tripulación de cabina pudo cometer errores en la toma de decisiones en el instante crítico” , lo que, sumado“al fallo técnico, ” pudo provocar el accidente“.

” Los primeros resultados oficiales de los análisis de las cajas negras pueden hacerse públicos en las próximas 24 horas“, concluyó el interlocutor de la agencia rusa.

La prensa rusa también filtró este miécoles las últimas palabras de los tripulantes de cabina -grabadas por una de las ” cajas negras“instantes antes de que el avión chocara con el agua- en las que el copiloto le grita al comandante de la aeronave que han fallado los flap.



Partes de un motor y tren de aterrizaje trasladados en un barco. (AFP).
Partes de un motor y tren de aterrizaje trasladados en un barco. (AFP).


Mientras, la comisión de expertos que investiga la tragedia baraja entre las posibles causas del siniestro una reparación defectuosa de la aeronave, mal funcionamiento de los flaps, un error de pilotaje o la mala calidad de combustible repostado durante la escala que hizo el avión en la ciudad de Sochi (mar Negro).

Tampoco está descartada la versión de un atentado terrorista, según reveló a la agencia oficialista RIA Nóvosti una fuente próxima a esa comisión, aunque tanto el Gobierno ruso como los servicios secretos han asegurado que no hay indicios que apunten a esa posibilidad.

Los equipos de rescate han recuperado por ahora 15 cuerpos y 239 fragmentos de cadáveres en la zona del mar Negro donde cayó el avión ruso Tu-154.



Trasladan la segunda caja negra de vuelo del avión accidentado.(AP).
Trasladan la segunda caja negra de vuelo del avión accidentado.(AP).


Por el momento se han recuperado 15 cuerpos y 239 restos humanos en el lugar del accidente, agregó el Ministerio.     

En el dispositivo de búsqueda y rescate participan 3.600 personas, incluyendo 200 buzos de la marina desplazados desde otras partes del país. Cuentan con la ayuda de docenas de drones y sumergibles. 

La operación de rescate podría ser suspendida en las próximas horas debido al mal tiempo en la zona de Sochi, con lluvias, granizo, niebla y vientos con rachas de hasta 18 metros por segundo.



Equipos de rescate se preparan a subir una pieza del fuselaje del avión.(EFE).
Equipos de rescate se preparan a subir una pieza del fuselaje del avión.(EFE).


Los buzos de rescate han realizado más de 30 inmersiones sólo en las últimas 24 horas y han recuperado del agua ” multitud de fragmentos del avión y de su fuselaje, documentos y objetos personales“de las víctimas, según una nota difundida por el Ministerio para Situaciones de Emergencia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, cambió el formato de la recepción de Fin de Año celebrada hoy en el Kremlin para honrar a los muertos en la catástrofe y mostrar respeto a los familiares y allegados de los fallecidos.

” Saben de la tragedia que hemos sufrido hace poco. Por eso quiero cambiar la tradicional recepción de Fin de Año para que tenga un carácter de trabajo" en lugar de uno festivo, se dirigió el líder ruso a sus invitados.

A bordo de la aeronave siniestrada viajaban 64 miembros de la agrupación de coro y danza Alexándrov del Ejército ruso, nueve periodistas, ocho militares, ocho tripulantes, dos funcionarios y la famosa doctora Elizaveta Glinka, presidenta de una fundación humanitaria.





Los artistas militares viajaban a Siria para ofrecer un concierto de Año Nuevo en la base área de Jemeimim, donde Rusia tiene desplegada una agrupación de aviones de guerra. 

La principal agencia rusa de seguridad y antiterrorismo, la FSB, dijo que “no ha encontrado ningún indicio ni hechos que apunten a un posible ataque terrorismo o sabotaje a bordo”.

Sin embargo, varios expertos en aviación señalaron aspectos que podrían apuntar a una explosión en el avión, como que la tripulación no reportó ningún problema técnico o la dispersión de los restos por una zona muy amplia.       

El Tu-154 es un avión de tres motores de fabricación soviética diseñado a finales de la década de 1960. El avión estrellado se construyó en 1983 y en 2014 pasó por comprobaciones de fábrica y tareas de mantenimiento.