Internacional

Siria: un cabecilla yihadista y tres combatientes rusos habrían muerto en choques

Al menos seis miembros del grupo terrorista Estado Islámico  (EI) , entre ellos uno de sus dirigentes habrían muerto en un bombardeo en Al Raqa, mientras que tres “combatientes”  rusos habrían corrido con la misma suerte según una oenegé.

Por Beirut/Agencias

Un cohete ruso explota en una posición del Estado Islámico en Siria. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un cohete ruso explota en una posición del Estado Islámico en Siria. (Foto Prensa Libre: EFE).

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que el cabecilla iraquí del EI había llegado hace unos días a Al Raqa, principal feudo de la organización yihadista en el territorio sirio.

Por el momento se desconoce si el ataque aéreo fue perpetrado por aviones rusos, de la coalición internacional liderada por EEUU o del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

El bombardeo tuvo como blanco la antigua sede del Banco al Oqari, que actualmente el EI emplea como base y que se ubica en pleno centro de Al Raqa, cerca del Hospital de Obstetricia.

En cuanto a los rusos caídos en combate, Rami Abderrahman, director de la oenegé, explicó: “No hemos podido verificar si eran soldados o no, pero de lo que estamos seguros es de que eran combatientes rusos que luchaban junto a los soldados sirios” , agregó.



Más de 300 muertos han dejado los bombardeos rusos sobre las posiciones del EI en Siria. (Foto Prensa Libre: AFP).
Más de 300 muertos han dejado los bombardeos rusos sobre las posiciones del EI en Siria. (Foto Prensa Libre: AFP).


Abderrahman señaló que los ciudadanos rusos fallecieron en una zona en el noreste de Latakia, aunque su organización aún no ha averiguado la forma en la que perdieron la vida.

Por el momento, ni el Gobierno de Moscú ni el de Damasco han confirmado o desmentido estas informaciones.

La embajada rusa en Damasco, por su parte, tachó de “desinformación”  la noticia sobre la supuesta muerte de los tres “combatientes”  ruso.

De ser cierto, se trataría de las primeras bajas rusas en el bando gubernamental en Siria desde el inicio de la campaña de bombardeos de Moscú en el país árabe el pasado 30 de septiembre.

En las últimas semanas, el norte de Latakia, uno de los principales feudos del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad en la costa siria, es escenario de una ofensiva del Ejército nacional, que cuenta con el respaldo de la aviación rusa.

En Latakia, los rusos han construido una nueva pista de aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Basel al Asad, también conocido como base de Hamimim, que está siendo empleada por su fuerza aérea.



Un miembro del Ejército sirio acciona su metralleta contra posiciones rebeldes en Latakia. (Foto Prensa Libre: AP).
Un miembro del Ejército sirio acciona su metralleta contra posiciones rebeldes en Latakia. (Foto Prensa Libre: AP).


Al menos 370 muertos en bombardeos

El observatorio también dio a conocer que Al menos 370 personas, muchas de ellas civiles, han muerto desde el inicio de los bombardeos de la aviación de Rusia en Siria, el pasado 30 de septiembre.

La ONG destacó que de esos fallecidos al menos 127 eran civiles -entre ellos 36 menores de edad y 34 mujeres- y 243 eran combatientes de facciones rebeldes sirias, el Frente al Nusra  (filial siria de Al Qaeda) y el grupo terrorista Estado Islámico  (EI) .

Uno de los últimos ataques de aviones rusos se produjo anoche en la provincia noroccidental de Latakia, donde al menos 40 personas fallecieron y más de un centenar resultaron heridas en un bombardeo contra localidades y bases de organizaciones insurgentes en el área de Yabal al Akrad.



Un soldado del regimen de Bashar al Assad se tapa los oidos ante la ensordecedora explosión de los cohetes lanzados  a rebeldes. (Foto Prensa Libre: AP).
Un soldado del regimen de Bashar al Assad se tapa los oidos ante la ensordecedora explosión de los cohetes lanzados a rebeldes. (Foto Prensa Libre: AP).


Rusia es aliada del régimen de Damasco y comenzó el pasado día 30 una campaña de bombardeos en el territorio sirio contra el EI y otras organizaciones terroristas, según anunciaron responsables rusos.

Sin embargo, activistas y opositores sirios denuncian que los aviones rusos también han tenido como blanco zonas residenciales civiles y posiciones de grupos rebeldes.

El EI proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak, donde ha tomado partes del norte y el centro de ambos países.

Desde el 30 de septiembre, la aviación rusa ataca posiciones del EI en el suelo sirio, lo que se ha sumado a los bombardeos que la coalición internacional llevaba efectuando desde hace poco más de un año.