Internacional

Subcomandante Marcos se burla de prescripción de cargos

El "subcomandante Marcos", líder de la rebelión zapatista mexicana de 1994, respondió el viernes en tono burlesco al Consejo de la Judicatura Federal (CJF), al que calificó de "lavamanos legales", tras la prescripción de los cargos que se le imputaban, entre ellos el de terrorismo y sedición.

Por Ciudad de México/DPA

El "subcomandante Marcos", líder de la rebelión zapatista mexicana de 1994.
El "subcomandante Marcos", líder de la rebelión zapatista mexicana de 1994.

"En todo esto los únicos terroristas son quienes han mal gobernado este país desde hace más de 80 años. Ustedes son simplemente los lavamanos legales de esos genocidas y, juntos, han convertido el sistema judicial en una letrina mal hecha y saturada", sostiene una carta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dirigida al CJF.

El martes un juez decidió anular los cargos por sedición, terrorismo y apología del delito, entre otros, que pesaban sobre el líder zapatista y otras 12 personas desde hacía 21 años. Las acusaciones habían prescrito de acuerdo a la ley.

La misiva muestra la imagen de la radiografía de una mano que muestra el dedo del medio. Al pie dice "desde tres metros bajo tierra" seguido de la firma de "Marcos". 

"En todo esto los únicos terroristas son quienes han mal gobernado este país desde hace más de 80 años. Ustedes son simplemente los lavamanos legales de esos genocidas y, juntos, han convertido el sistema judicial en una letrina mal hecha y saturada", sostiene una carta del EZLN

Al lado hay una imagen del popular Guasón y al pie firma el "subcomandante Galeano", nombre adoptado por el líder guerrillero en el 2014, cuando decretó la muerte de "Marcos". La rúbrica está acompañada por la frase "me adhiero y suscribo (no prescribo)".

Identificado en 1995 por el Gobierno como Rafael Sebastián Guillén Vicente, el estratega del EZLN lideró una rebelión en el estado de Chiapas (sur) para reclamar mejores condiciones de vida para los pueblos indígenas.

"¿O sea que el tampiqueño ("Marcos") ya puede salir de la comunidad y lanzarse por unas jaibas rellenas (una comida típica mexicana)?", dice una posdata de la carta, firmada también por el "subcomandante Moisés".

En la misiva se preguntan en tono irónico si "Marcos", caracterizado por utilizar siempre un pasamontañas y una pipa, podía ser espiado, explotado, burlado, secuestrado y asesinado "como todo mexicano".

"Es lo único que las 'instituciones' le garantizan a cualquier ciudadano que no sea de arriba", finaliza el documento.