Internacional

Supremo de Panamá admite otra causa, la tercera, contra Martinelli

El Supremo panameño admitió un nuevo caso contra el expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) , esta vez por unos indultos otorgados al final de su mandato, informó hoy el órgano Judicial.

Por Panamá/EFE

Martinelli enfrenta su tercer causa penal esta vez por otorgar indultos aparentemente ilegales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Martinelli enfrenta su tercer causa penal esta vez por otorgar indultos aparentemente ilegales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Para poder iniciar la investigación, que es por la presunta comisión de delito contra la administración pública, el Supremo pidió al Tribunal Electoral que levante el fuero del que goza Martinelli por presidir un partido, Cambio Democrático, que se encuentra en un proceso electoral interno.

Para este nuevo caso contra Martinelli, el tercero, el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha designado como fiscal de la causa al magistrado Abel Zamorano, y como juez de Garantías al magistrado José Ayú Prado, indicó el órgano Judicial.

El caso fue remitido al pleno de la CSJ por la Procuraduría General de la Nación (PGN), a través de una denuncia referida a la expedición de unos indultos por Martinelli, que fueron negados y revocados por el Gobierno de Juan Carlos Varela, que asumió en julio de 2014.

“Lo hemos dicho y denunciado, existe persecución política contra Ricardo Martinelli, promovida por el presidente Juan Carlos Varela y ejecutada tanto por el Ministerio Público, como por la Corte Suprema de Justicia”, Luis Eduardo Camacho, vocero de Martinelli,

En agosto de 2014, el Ejecutivo de Varela declaró nulo y revocó mediante decreto los indultos, remitiendo copia del documento a la PGN para “determinar la responsabilidad disciplinaria, penal o patrimonial en que puedan haber incurrido los funcionarios que expidieron los indultos revocados”.

La Administración de Varela anuló estos indultos por no tener sustento jurídico ya que los beneficiados no habían sido condenados por delitos políticos, y que lo que se buscaba con este perdón era extinguir la pena de delitos comunes, según fuentes oficiales.

Arremete contra magistrados

Por su parte, Luis Eduardo Camacho, vocero de Martinelli, calificó hoy como “absurda” e “ilegal” decisión de la CSJ de abrir una tercera causa al exmandatario.

Según Camacho, “esa decisión de la Corte absurda e ilegal, confirma que expresidente Martinelli es un perseguido político”.

“Lo hemos dicho y denunciado, existe persecución política contra Ricardo Martinelli, promovida por el presidente Juan Carlos Varela y ejecutada tanto por el Ministerio Público, como por la Corte Suprema de Justicia”, remarcó el vocero del exgobernante.





Camacho lamentó que los magistrados “con tal de hacerle mandados” a Varela “no les importa hacer el ridículo. Admitir denuncia sobre los mencionados indultos es otra muestra”.

“De hecho” , señaló el vocero, “los decretos de indultos al ser derogados por el presidente Varela nunca surtieron efecto jurídico”.

“Con razón la justicia panameña es un desastre, es evidente que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia deben volver a estudiar derecho”, agregó Camacho.

La máxima corte de Panamá anunció el jueves que en los próximos días solicitará al TE el levantamiento del fuero penal electoral a Martinelli para investigarlo por el segundo de los casos abiertos, en el que se le vincula con la ejecución de escuchas ilegales en su administración.

La defensa de Martinelli alega que este goza de un nuevo fuero penal electoral como presidente del partido Cambio Democrático (CD), ya que este colectivo opositor ha convocado a elecciones internas.





En enero, la Corte inició una causa a Martinelli por la supuesta comisión de delitos contra la administración pública por irregularidades en la compra de comida deshidratada para escuelas públicas, la primera investigación que se le sigue.

Por este caso, el 8 de abril pasado, el TE levantó el fuero electoral a Martinelli, diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Martinelli está fuera del país desde el 28 de enero pasado, horas antes de que la CSJ abriese una investigación contra él por el caso de la comida deshidratada, que fue suspendida ayer temporalmente, mientras el pleno resuelve un recurso de inconstitucionalidad.