Internacional

Descubren 40 bebés tigres muertos en un polémico templo de Tailandia

Las autoridades tailandesas descubrieron hoy 40 crías muertas de tigre dentro de un templo conocido por utilizar estos felinos como reclamo turístico, denunciado desde hace años por activistas como un centro de tráfico de animales.

Por Bangkok/EFE

Responsable de Fauna y policías revisan los cadáveres de varias crías de tigre durante el registro al Templo del Tigre en la provincia de Kanchanaburi, Tailandia. (Foto Prensa Libre: EFE).
Responsable de Fauna y policías revisan los cadáveres de varias crías de tigre durante el registro al Templo del Tigre en la provincia de Kanchanaburi, Tailandia. (Foto Prensa Libre: EFE).

Los cachorros, que según las imágenes publicadas por el portal Khao Sod fallecieron recientemente, fueron hallados por los equipos del Departamento de Conservación de Parques Naturales a primera hora de la mañana del miércoles junto a los cadáveres de otras especies protegidas.

Recién el lunes, los oficiales iniciaron el rescate de 147 tigres alojados en el recinto del templo Pha Luang Ta Bua Yanasampann, también conocido como el Templo del Tigre, situado en la provincia de Kanchanaburi, en el oeste del país.

Los responsables del templo se han negado a colaborar con las autoridades, por lo que se estima que el proceso puede durar varios días.

Hasta la fecha, las autoridades han rescatado 40 felinos  (7 el lunes y 33 el martes), apunta el diario Khao Sod.

El templo, abierto en 2001 con siete tigres, era un reclamo para turistas que se paseaban y se hacían fotos con los animales, motivo por el que también ha sido criticado durante años por organizaciones defensoras de animales.

Los tigres parecían sedados cuando estaban en contacto con los turistas, según las organizaciones protectoras que incluso han llegado a acusar al recinto religioso de ser una tapadera para un negocio ilegal de tráfico de animales.



Un tigre es rescatado por personal de protección de fauna y la policia tailandesa. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un tigre es rescatado por personal de protección de fauna y la policia tailandesa. (Foto Prensa Libre: AFP).


Entre los restos mortales de los animales también se han encontrado recipientes con intestinos y otros órganos, que de confirmarse que son recientes, apoyarían las acusaciones de los activistas.

Los responsables del templo han negado durante años las acusaciones de maltrato y trafico de animales.

Los tigres rescatados, algunos de los cuales no son autóctonos de Tailandia, serán llevados a diferentes centros especializados en el país.

Los equipos del Departamento de Conservación de Parques Naturales indicaron que el lunes último sedaron y retiraron a siete ejemplares, mientras que la oenegé Wildlife Friends Foundation asegura que hasta el martes ya se había rescatado a 20 tigres.

Adisorn Noochdumrong, director adjunto del Departamento de Conservación de Parques Naturales, afirmó que el Gobierno cedió en el 2001 los siete tigres al templo para que los cuidara, pero el número ascendió hasta 130 ejemplares con los años.

“Estamos afrontando los problemas paso a paso”, aseveró Adisorn, según el diario The Nation.







Vista general del Templo del Tigre en Tailandia donde fueron hallados 40 tigrillo muertos. (Foto Prensa Libre: AFP).
Vista general del Templo del Tigre en Tailandia donde fueron hallados 40 tigrillo muertos. (Foto Prensa Libre: AFP).




Trabajadores del Parque Nacional tailandés trasladan a un tigre del Templo de los Tigres en la provincia de Kanchanaburi (Tailandia). (Foto Prensa Libre: EFE).
Trabajadores del Parque Nacional tailandés trasladan a un tigre del Templo de los Tigres en la provincia de Kanchanaburi (Tailandia). (Foto Prensa Libre: EFE).




Un hombre posa junto a un tigre en su recinto en el Templo de los Tigres. Según activistas, los felinos eran sedados para que turistas pudieran fotografiarse con ellos. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un hombre posa junto a un tigre en su recinto en el Templo de los Tigres. Según activistas, los felinos eran sedados para que turistas pudieran fotografiarse con ellos. (Foto Prensa Libre: EFE).