Internacional

Tanque ruso "de última generación" falla durante ensayo en desfile de Moscú

Un tanque ruso de última generación, que fue mostrado en público por primera vez a principios de este mes, se quedó parado el jueves durante el último ensayo del desfile del Día de la Victoria.

Por Moscú/AP

El tanque ruso estaba listo para ser remolcado durante un ensayo en Plaza Roja en Moscú (Foto Prensa Libre:AFP)
El tanque ruso estaba listo para ser remolcado durante un ensayo en Plaza Roja en Moscú (Foto Prensa Libre:AFP)

El tanque, T-14 Armata, presentado como superior a todas las versiones occidentales por su cañón a control remoto y la protección que ofrece a su tripulación.

El armamento circulaba por el centro de Moscú el jueves por la mañana durante los ensayos del desfile militar del 9 de mayo con el que Rusia conmemorará el 70 aniversario del su victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los tanques que estaba en la plaza Roja se paró de pronto mientras los demás siguieron circulando. El motor seguía hacienda ruido pero el vehículo no se movió.

Luego de un intento fallido para remolcarlo, el T-14 volvió a rodar por sí mismo unos 15 minutos más tarde.

Dejará atrás a sus competidores

Expertos militares rusos y algunos de Occidente dicen que el Armata dejará atrás a sus competidores occidentales.

Es el primer tanque en tener una cápsula blindada interna para los tres tripulantes y la torre se maneja por control remoto, además de que el sistema de carga del cañón es automático, características que aumentan la protección de la tripulación y la eficiencia de los sistemas de armas del tanque.



Después de 15 minutos del fallo el T 14 Armata volvió a rodar, en la imagen soldados rusos saludan a las autoridades. (Foto Prensa Libre: AFP).
Después de 15 minutos del fallo el T 14 Armata volvió a rodar, en la imagen soldados rusos saludan a las autoridades. (Foto Prensa Libre: AFP).


Los diseñadores del Armata planean usar la misma plataforma para otros equipos, como un vehículo pesado para infantería, un cañón pesado autopropulsado y un vehículo de apoyo de combate.

Esto reduciría los costos de producción y mejoraría el apoyo técnico y mantenimiento.

El diseño pionero lo coloca potencialmente por delante de sus competidores occidentales, pero todavía no está claro si la industria de armas rusa pueda cumplir el ambicioso plan de producción del nuevo tanque.

Según un fuerte programa de modernización militar, se ha informado que las fuerzas rusas deben recibir 2 mil 300 Armatas para el 2020, pero es posible que los planes se modifiquen ante los efectos negativos sufridos por la economía rusa ante el peso de los bajos precios del petróleo y las sanciones occidentales.