Internacional

Tillerson advierte de tensión entre EE. UU. y Rusia 

En medio de una creciento tensión entre Estados Unidos y Rusia, por bombardeos en Siria, el secretario de Estado estadounidense se reúne con Putin. 

Por AP

Sergey Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores, y Rex Tillerson, secretario de Estado de EE. UU. (Foto Prensa Libre: AP)
Sergey Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores, y Rex Tillerson, secretario de Estado de EE. UU. (Foto Prensa Libre: AP)

El secretario de Estado Rex Tillerson dice que las relaciones EEUU-Rusia están en un “punto bajo” , de poca confianza, después de haberse reunido con el presidente ruso Vladimir Putin. 

También afirmo que Siria ha utilizado armas químicas en más de 50 ocasiones. 

Rusia acusó el miércoles a EE. UU. de realizar un ataque ilegal contra fuerzas del presidente de Siria al inicio de una tensa reunión con el secretario de Estado.

El ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, dijo que Rusia tiene muchas preguntas sobre las ideas “contradictorias” y “muy ambiguas” del gobierno de Estados Unidos.

En un ominoso inicio de reunión con el secretario de EE. UU., Rex Tillerson, Lavrov dijo que para Moscú es importante comprender las “intenciones reales” del gobierno de Donald Trump.    

“Últimamente hemos visto acciones muy alarmantes con un ataque ilegal contra Siria”, dijo el canciller. “Consideramos de la máxima importancia evitar el riesgo de que se repita una acción similar en el futuro”.    

“Putin apoya a una persona que es de verdad una persona malvada. Creo que es muy malo para Rusia. Creo que es muy malo para la humanidad... es un amimal (el presidente sirio)". Donald Trump, presidente de EE. UU. 

Tillerson, el primer miembro del gobierno de Trump que visita Rusia, admitió que Washington y Moscú tienen “drásticas diferencias” que han complicado la cooperación entre las dos potencias. El secretario de Estado dijo buscar una “mayor comprensión” de esas diferencias para poder reducirlas.    

“Ambos acordamos que nuestras líneas de comunicación siempre deben permanecer abiertas”, dijo Tillerson.    

El tenso inicio de la visita de Tillerson refleja la creciente brecha entre los viejos rivales de la Guerra Fría. Las expectativas iniciales de que el gobierno de Trump tuviera una buena relación con Rusia han chocado con la realidad, ante la escalada de acusaciones mutuas sobre un ataque con armas químicas registrado en Siria la semana pasada.    

Mientras sus enviados se reunían en Moscú, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, expresaron sus propias protestas.    

“El nivel de confianza a nivel operativo, especialmente en el plano militar, no ha mejorado con EE. UU. sino que probablemente se ha deteriorado”. Vladimir Putin, presidente ruso. 

“Francamente, Putin apoya a una persona que es de verdad una persona malvada. Creo que es muy malo para Rusia”, dijo Trump a la cadena Fox Business, refiriéndose al presidente sirio Bachar al Assad. “Creo que es muy malo para la humanidad”.    

Hablando de Assad, el presidente añadió: “Es un animal”.    

Putin, que según agencias estadounidenses de inteligencia ayudó a Trump a ser elegido, insistió en que las relaciones con Washington sólo han empeorado desde que el nuevo presidente asumió el cargo en enero.    

“El nivel de confianza a nivel operativo, especialmente en el plano militar, no ha mejorado sino que probablemente se ha deteriorado”, dijo Putin en una entrevista emitida el miércoles por el canal estatal de noticias Mir.  

Escalada en la ONU

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU votar hoy su nueva propuesta de resolución sobre el reciente ataque químico en Siria y advirtieron sobre las consecuencias de otro veto ruso.

El voto fue introducido este miércoles oficialmente en la agenda del Consejo de Seguridad.

Rusia ya ha adelantado su intención de impedir la adopción del texto, que la semana pasada los miembros del Consejo trataron sin éxito de pactar.

“El borrador condena el indignante ataque del 4 de abril y pide una investigación completa. Cualquier país que realmente quiera la verdad votará a favor”, dijo este miércoles a los periodistas el embajador británico, Matthew Rycroft.

“Rusia tiene una elección. O se mantiene junto al régimen tóxico de (Bachar) Al Asad que envenena a su propia gente o se une al resto de la comunidad internacional para buscar la paz en Siria”, insistió.