Internacional

Todos contra todos en Cataluña a pocas horas de unas cruciales elecciones

Los partidos catalanes intensificaron los ataques a sus principales rivales dentro de los dos grandes bloques, el independentista y el unionista, en una carrera por liderar ambas opciones en los comicios regionales de este jueves. 

Por AFP / España

Los candidatos regionales de Cataluña, antes de un tenso debate en Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los candidatos regionales de Cataluña, antes de un tenso debate en Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)

El principal líder independentista encarcelado, el depuesto vicepresidente del gobierno catalán Oriol Junqueras, lanzó este lunes un dardo sin mencionarlo al expresidente Carles Puigdemont, huido a Bruselas, al afirmar que él se quedó en Cataluña porque no se esconde.

"Estoy aquí porque no me escondo nunca de lo que hago, y porque soy consecuente con mis actos, con mis decisiones, con mis pensamientos, con mis sentimientos y con mi voluntad", dijo Junqueras desde la cárcel de Estremera, cerca de Madrid, en una entrevista con la radio catalana Rac 1.

El interés de las elecciones consiste en medir la salud del independentismo catalán, que sumió a España en la peor crisis política de su era democrática moderna con la proclamación fallida de secesión del 27 de octubre y la consiguiente respuesta del gobierno central, que intervino la autonomía y destituyó al ejecutivo regional, al que la justicia acusó de sedición y rebelión.

Sobre su decisión de ir a Bruselas, o la de Junqueras de permanecer en España, Puigdemont dijo que cada uno tomó la suya atendiendo a todo tipos de razones, incluyendo personales: "se decidió que cada uno tomaría la decisión que creyera conveniente, y que, sobre todo, todos respetarían la decisión de todos", explicó, también a Rac 1.

"Nosotros no tenemos a nuestros adversarios en las filas del independentismo", añadió el presidente depuesto, negando que haya rivalidad entre las fuerzas secesionistas.

Los candidatos a las elecciones protagonizaron un último y tenso debate de campaña, en la televisión pública catalana TV3, y las diferencias entre Puigdemont y Junqueras no pasaron por alto a la oposición.

"La tesis de que el presidente de la Generalitat ha de ser el señor Puigdemont, no la asume ni el señor Junqueras", aseguró la líder del partido unionista Ciudadanos, Inés Arrimadas, ante la insistencia del representante del partido de Puigdemont de que había que restaurar al gobierno depuesto. 

El PP, descolgado en los sondeos

Por su parte, el Partido Popular (PP, conservador) del presidente de gobierno Mariano Rajoy, descolgado en los sondeos -que le auguran una quinta posición-, se presenta con la principal carta de haber "descabezado" al movimiento independentista, en palabras de la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saénz de Santamaría.

Este lunes, Saénz de Santamaria acusó al proceso independentista catalán de ser "un 'fake' en toda regla", en una comparecencia en el Gobierno. Fue, añadió, "un proceso basado en la postverdad, en el que las falsedades no sólo viajaban por la red, sino también en el carro oficial".

Después de que el gobierno español acusara al independentismo de haberse valido del apoyo de cuentas de Twitter rusas para difundir calumnias, y que éste haya sugerido que Madrid está dispuesta a manipular los comicios, la vicepresidenta dijo que se tomaron medidas para asegurar el buen transcurso de la jornada electoral.

"Se están reforzando esos sistemas de seguridad, tanto en recursos humanos como en medios tecnológicos. Se ha llevado ya a cabo un simulacro del proceso analizando toda la seguridad del sistema de escrutinio, que se completó sin ninguna incidencia", explicó.