Internacional

Tormenta Harvey: alerta por daños en planta química 

Los daños causados por las inundaciones históricas en Texas y Luisiana disparan las alertas en esos estados. 

Por AFP / EE. UU.

Una de las calles principales a la planta química Arkema totalmente inundada, en Crosby, Texas. (Foto Prensa Libre: AFP)
Una de las calles principales a la planta química Arkema totalmente inundada, en Crosby, Texas. (Foto Prensa Libre: AFP)

Nuevos incendios se esperan en planta química del grupo francés Arkema en Crosby, unos 40 km al noreste de Houston, donde explosiones por las inundaciones de la tormenta Harvey ya provocaron una humareda "extremadamente peligrosa", según las autoridades, indicó un responsable de la empresa.

Richard Rennard, que dirige una de las filiales del grupo Arkema, explicó que estos incendios producen un humo irritante para los ojos y los pulmones e instaron a quienes puedan haberlo inhalado a ver un médico. 

Mientras las autoridades locales aseguraron que el humo emitido "no es peligroso en absoluto para la población", el director de la agencia federal para el manejo de emergencias enfatizó en que la columna de humo “es increíblemente peligrosa”. 

Arkema Inc. dijo en su página web que el Centro de Emergencias del condado de Harris registró dos explosiones y una humareda negra que salía de la planta en Crosby alrededor de las 2 horas.

El subjefe de bomberos del condado, Bob Tayaall, dijo en conferencia que distintos grados de peróxidos orgánicos en un semirremolque se incendiaron poco después de la medianoche. El incendio produjo llamas de nueve a 12 metros de altura y humo negro.

Rayall no mencionó explosiones, pero la vocera de los bomberos Rachel Moreno dijo que hubo dos "explosiones pequeñas".

El comisario Ed González dijo que algunos agentes sufrieron irritaciones en los ojos, pero insistió que el humo no era tóxico. "No es nada que nos parezca peligroso para la población", aseguró. 

Papa está consternado

El papa Francisco se mostró este jueves conmocionado por las víctimas mortales y la gran destrucción provocada por la tormenta tropical Harvey en Estados Unidos.

El Pontífice está "profundamente consternado" y reza por las víctimas de la catástrofe natural, por sus familiares y por los voluntarios, informó el Vaticano.

Harvey tocó tierra el viernes pasado en Texas y desde entonces hubo varios muertos y se han producido daños que alcanzan los miles de millones de dólares. 

En tanto,  Irma, la novena tormenta tropical del año en el Atlántico, se intensificó sobre el oeste del archipiélago de Cabo Verde y se espera que se convierta este viernes en huracán rumbo al Caribe, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU.

El meteoro podría descargar fuertes lluvias y grandes inundaciones en California.