Internacional

Tormentas en EE. UU. se han cobrado la vida de 10 personas

Al menos diez personas han muerto en los estados sureños de Texas y Oklahoma durante los últimos tres días a causa de los tornados, tormentas e inundaciones que han azotado esa región de EE.UU., mientras las autoridades siguen hoy con la búsqueda de una docena de desaparecidos.

Por Houston/AFP

Varios automovilistas quedaron varados en North Main en Houston después la inundación. (Foto Prensa Libre:AP)
Varios automovilistas quedaron varados en North Main en Houston después la inundación. (Foto Prensa Libre:AP)

Un hombre de avanzada edad falleció en la tarde del domingo en el condado de Milam  (centro de Texas) cuando un tornado que también dejó cuatro heridos destruyó un grupo de casas prefabricadas, entre ellas la suya, informó la Oficina del Sheriff.

En circunstancias similares, murió en Blue  (Oklahoma), una mujer cuya casa quedó destruida por un tornado.

Las tormentas que durante el día azotaron la zona central y norte de Texas, así como Oklahoma, se trasladaron por la noche al área costera de Houston, que quedó anegada por el agua y cuyos daños se hicieron evidentes tras el amanecer.

La Oficina de Gestión de Emergencias de esa ciudad texana reportó hoy la muerte de dos personas en la inundación, una ahogada dentro de su vehículo arrastrado por la corriente, mientras que de la otra se desconocen detalles, por el momento.

Estos cuatro muertos se suman a los seis fallecidos  (3 en Oklahoma y 3 en Texas) entre el sábado y el domingo.

Los equipos de rescate, por su parte, siguen con la búsqueda de doce personas que desaparecieron este fin de semana en la crecida del río Blanco a su paso por Wimberley  (Texas) .

Se trata de un grupo de familias de Corpus Christi  (Texas) que estaban de vacaciones en el lugar y se vieron sorprendidas por la crecida repentina de este río que une San Antonio y Austin.



Nayeli Cervantes carga a la hija de una amiga, para librarla de la inundación que provocada por las lluvias. (Foto Prensa Libre: AP).
Nayeli Cervantes carga a la hija de una amiga, para librarla de la inundación que provocada por las lluvias. (Foto Prensa Libre: AP).


Las tormentas han destruido, por lo menos, un millar de casas en Texas, y miles de personas han sido evacuadas a refugios.

El Servicio Nacional de Meteorología alerta de nuevas tormentas este martes en las zonas ya afectadas de Texas y Oklahoma, así como en el área de los Grandes Lagos y en el valle del río Ohio.

Houston inundado

Lluvias torrenciales dejaron gran parte de Houston inundado este martes, incluso atrapando a los fanáticos del equipo de basquetbol de la ciudad texana, en el marco de una fuerte tormenta que ya provocó casi 20 muertes en EE.UU. y México.

Las lluvias que acompañaron a un tornado se extendieron por los estados sureños de Texas y Oklahoma, destruyendo viviendas, puentes y autopistas.

Mas de 25 cm de lluvias se registraron en pocas horas en Houston, provocando las peores inundaciones en la ciudad en al menos una década, aislando en el estadio a los partidarios de los Houston Rockets, que finalmente ganaron un match en la noche del lunes recién pasado.

El centro de Houston, donde está situado el estadio no se inundó, pero “se exhortó a la gente a esperar que amainara la lluvia“, dijo la alcaldesa Annise Parker a la cadena CNN.



Curiosos observan en lo alto del puente los vehículos que fueron abandonados por los conductores para salvarse de morir. (Foto Prensa Libre: AFP).
Curiosos observan en lo alto del puente los vehículos que fueron abandonados por los conductores para salvarse de morir. (Foto Prensa Libre: AFP).


Se confirmó la muerte de una persona en el Estado y dos en Oklahoma, al norte de Texas.

El fugaz paso del potente tornado sembró el caos el lunes recién pasado también en Ciudad Acuña, localidad mexicana fronteriza con Estados Unidos, causando la muerte de al menos 13 personas y la destrucción de autos y casas, mientras continúan las tareas de rescate.

-Busca a 12 desaparecidos-

Los rescatistas se aprestaban a reanudar la búsqueda de 12 miembros de dos familias que desaparecieron cuando un río crecido en el centro de Texas arrancó a una casa de sus cimientos y la estrelló contra un puentee río abajo, dijeron las autoridades.

Trey Hatt, vocero del centro de operaciones del condado de Hays, dijo el lunes por la noche que el “componente de búsqueda” de las tareas había concluido, lo cual significaba que no se esperaba encontrar sobrevivientes entre los escombros que dejó el desborde del río Blanco.

Pero las tareas se reanudaban este martes tras un fin de semana largo de fuertes tormentas que produjeron cuatro muertes confirmadas en Texas.

Las autoridades también buscaban víctimas y evaluaban los daños en la población fronteriza de Ciudad Acuña, México, donde un tornado mató a 13 personas el lunes y dejó al menos cinco desaparecidos. Rescatistas buscaron entre los escombros de casas dañadas en una carrera para encontrar víctimas. El tornado sacudió una extensión de siete manzanas, que Zamora describió como “devastadas” .



Un vehículo permanece en una calle anegada en Houston, Texas, seriamente afectado por las tormentas de los últimos días. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un vehículo permanece en una calle anegada en Houston, Texas, seriamente afectado por las tormentas de los últimos días. (Foto Prensa Libre: EFE).


El alcalde Evaristo Pérez Rivera dijo que 300 personas estaban siendo atendidas en hospitales locales, y que más de 200 casas fueron destruidas por completo.

“No hay nada de pie, ni paredes, ni techos” , dijo Edgar González, un vocero del gobierno de la ciudad, describiendo algunas de las casas destruidas en un área de tres kilómetros cuadrados (una milla cuadrada) . Al mediodía, se había se había confirmado la muerte de 13 personas: 10 adultos y tres menores. Al menos había cinco personas desaparecidas.

González dijo tarde por la noche del lunes recién pasado que rescatistas estaban buscando a cuatro miembros de una familia que se cree están desaparecidos, y agregó que aún había zonas de escombros en las que no se había realizado búsqueda.

Familiares y vecinos se reunieron alrededor de una camioneta donde estaban los cadáveres de una mujer y dos niños, cubiertos con sábanas. Dos familiares se acercaron a tocar los cuerpos, cubrieron sus ojos y lloraron.