Internacional

Tormentas matan a tres y causan estragos en sureste de EE.UU.

Una intensa tormenta lanzó torrencial lluvia y fuerte viento sobre el sureste de Estados Unidos el martes, matando a por lo menos tres personas en Luisiana y Misisipi.

Por Kenner/AP

<span class="hps">Los escombros</span> <span class="hps">y vehículos quedan dispersos</span> <span class="hps">en una propiedad en</span> <span class="hps">Pensacola</span><span>,</span> <span class="hps">Florida.</span>
Los escombros y vehículos quedan dispersos en una propiedad en Pensacola, Florida.

Se anticipaba que el mal tiempo continuará hacia las Carolinas el miércoles a la tarde, con tornados feroces en gran parte de la costa Atlántica, incluso Virginia.     

En una conferencia de prensa el miércoles por la mañana, el meteorólogo Jaret Rogers pronosticó lluvias, granizo y tornados por toda la zona hasta bien entrada la noche del miércoles.     

Añadió que entre los centros urbanos más vulnerables están Raleigh y Wake Forest, ambas en North Carolina.     

Las tormentas del martes destrozaron casas rodantes, arrancaron techos y mataron a por lo menos tres personas en Luisiana y Misisipi, dijeron las autoridades.     

Uno de los lugares más afectados en la Costa del Golfo fue un estacionamiento de casas móviles en el poblado de Convent, en el sur de Luisiana. Dos personas murieron allí, dijo el jefe policial Willy Martin, en declaraciones a un canal local de televisión.

“Nunca hemos visto algo así, nunca hemos visto tanta gente lastimada en un solo lugar, tanta devastación en un solo lugar”, dijo Martin.

Cuadrillas de rescate hurgaban entre los escombros para ver si había alguien atrapado, dijo Martin.     

Agregó que 31 personas fueron llevadas a hospitales de la zona, siete de ellas en estado de gravedad.     

“Nunca hemos visto algo así, nunca hemos visto tanta gente lastimada en un solo lugar, tanta devastación en un solo lugar”, dijo Martin al canal WVUE-TV. “No vamos a dejar de buscar hasta que estemos seguros de que hemos revisamos cada rincón”.     

Dijo que las cuadrillas de rescate registraron la zona toda la noche sin hallar ningún muerto o herido, aunque tres personas siguen desaparecidas y las esperanzas son de que serán encontradas el miércoles.     

Jerome Picou, un residente de la zona, narró cómo se oscurecieron los cielos poco antes de la tormenta hasta que escuchó un estruendo como un tren corriendo a toda velocidad.     

“El viento sopló un poco, luego se detuvo y súbitamente estallaron fuertes vientos y lluvias. Fue algo tan terrible que tuve que correr hace dentro, o de lo contrario el viento me hubiera llevado”, dijo Picou.     

En Alabama y Georgia, las autoridades advirtieron sobre la posibilidad de inundaciones y precipitaciones que acumularían hasta entre 5 centímetros (2 pulgadas) de agua.

El estado de alerta por ahora se extenderá todo el miércoles por la tarde.

Se emitieron advertencias de fuertes vientos en la zona norte de Georgia también.     

Se vaticinan tornados, torrenciales aguaceros, feroces vientos y posibles inundaciones en las Carolinas para el miércoles.

Las ráfagas de viento podrían alcanzar los 112 kilómetros por hora (70 millas por hora).