Internacional

Transportistas hondureños paralizan labores en protesta por ola de violencia

Un grupo de conductores del transporte público en Tegucigalpa, la capital de Honduras, iniciaron el jueves un paro en protesta por la ola de violencia en su contra.

Por Tegucigalpa/EFE

Honduras registra un promedio diario de 13 personas asesinadas.(Foto Prensa Libre: EFE).
Honduras registra un promedio diario de 13 personas asesinadas.(Foto Prensa Libre: EFE).

Los transportistas iniciaron la huelga a las 7 hora local, sin dejar claro por cuánto tiempo la mantendrán, lo que ha alterado la circulación del tráfico en algunos sectores de la capital hondureña, informaron dirigentes del sector.

Un dirigente del transporte urbano en Tegucigalpa, que por motivos de seguridad no reveló su identidad, dijo a periodistas que el paro es una forma de “protestar”  y “presionar”  al Gobierno por la “falta de seguridad” en el servicio.

Además solicitó a las autoridades la conformación de un “equipo de respuesta rápida” de las diferentes fuerzas de seguridad, con el fin de garantizar la vida de los chóferes en Honduras, donde se registra un promedio diario de 13 personas asesinadas.

El miércoles último un conductor, identificado como Josué García, fue asesinado por desconocidos en las inmediaciones de la antigua Casa Presidencial de Honduras, construida entre mediados del primer decenio del siglo pasado e inicios del segundo en el centro de Tegucigalpa, por causas aún no establecidas.

Flagelo

  • La mayoría de los crímenes contra transportistas tiene vínculos con las pandillas que extorsionan a pilotos y empresarios del servicio de transporte, a cambio de no asesinarlos.

“Pedimos al Gobierno que se esclarezcan las muertes de transportistas”, enfatizó el dirigente del transporte.

Autoridades hondureñas y organismos de derechos humanos han señalado que la mayoría de los crímenes contra transportistas tiene vínculos con las pandillas que extorsionan a chóferes y empresarios del servicio de transporte, a cambio de no asesinarlos.

Honduras integra junto a El Salvador y Guatemala el llamado Triángulo Norte centroamericano, considerado una de las zonas más violentas del mundo debido tanto al aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los carteles mexicanos, como a la debilidad de las instituciones estatales, según Naciones Unidas.