Internacional

Las mujeres que comparecieron junto a Trump para atacar a Clinton

Donald Trump decidió llevar a la campaña estadounidense las acusaciones de violación y acoso de varias mujeres contra el ex presidente Bill Clinton, pero... ¿Quiénes son?

Por Washington/Agencias

Paula Jones (I), Kathleen Willey (C) and Juanita Broaddrick (D) escuchan el segundo debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton. (Foto Prensa Libre: AFP).
Paula Jones (I), Kathleen Willey (C) and Juanita Broaddrick (D) escuchan el segundo debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton. (Foto Prensa Libre: AFP).

El magnate republicano invitó a una rueda de prensa antes del debate del domingo con Hillary Clinton a cuatro mujeres que acusan al matrimonio de agravios y delitos de diversa índole.

Juanita Broaddrick afirma que Bill Clinton la violó en 1978 cuando tenía 35 años. Clinton era entonces fiscal general de Arkansas. El dirigente rechazó las acusaciones a través de su abogado y nunca se presentó acusación formal en su contra.

“Estoy aquí para apoyar a Trump porque va a hacer América grande de nuevo, es una buena persona, no como Hillary”, afirmó Jones.

Paula Jones acusó a Clinton de acoso sexual. En el marco de un acuerdo extrajudicial que no incluyó un reconocimiento de culpa de parte del político, recibió en su momento una indemnización de US$850 mil. El escándalo se conoció como el Troopergate, porque jóvenes miembros de la policía estatal de los State Trooper aseguraron haberle facilitado a Clinton mujeres (entre ellas Jones).

Kathleen Willey aseguró que el presidente la acosó sexualmente en el Despacho Oval.

Kathy Shelton afirma que fue violada en 1975 en Arkansas y Hillary Clinton fue la defensora (aunque de oficio) de su agresor.

“Estoy aquí para apoyar a Trump porque va a hacer América grande de nuevo, es una buena persona, no como Hillary”, afirmó Jones en la comparecencia ante la prensa hora y media antes del debate, y en la que Trump no respondió a las preguntas sobre la grabación destapada el pasado viernes y que ha hundido su carrera presidencial.



Bill Clinton (d) y su hija Chelsea (i), escuchan atentos el desarrollo del segundo debate presidencial. (Foto Prensa Libre: AP).
Bill Clinton (d) y su hija Chelsea (i), escuchan atentos el desarrollo del segundo debate presidencial. (Foto Prensa Libre: AP).


“Las acciones hablan más alto que las palabras. Puede que Trump haya dicho algunas palabras, pero Bill Clinton me violó, y Hillary Clinton me amenazó”, dijo por su parte Broaddrick.

En tanto Willey comentó que “Hillary Clinton es una falsa feminista. Ninguna mujer que defiende a mujeres ataca a las víctimas de agresión sexual, ya sea su marido o no. ¿Por qué debería perdonársele su actitud?”.

El polémico magnate buscaba así dar un golpe de efecto antes de un debate al que llegó tocado por la divulgación de un video del 2005 en el que se le escucha hacer comentarios denigrantes sobre las mujeres con un lenguaje muy vulgar y ofensivo.

Tras la difusión de ese vídeo, varios senadores republicanos han pedido a Trump que se retire de la carrera presidencial y otras figuras del partido como el gobernador de Utah, Gary Herbert, le han retirado el apoyo.



Trump (centro), junto a (de derecha a izquierda), Paula Jones, Kathy Shelton, Juanita Broaddrick, y Kathleen Willey, en la conferencia de prensa ofrecida antes del segundo debate presidencial. (Foto Prensa Libre: AP).
Trump (centro), junto a (de derecha a izquierda), Paula Jones, Kathy Shelton, Juanita Broaddrick, y Kathleen Willey, en la conferencia de prensa ofrecida antes del segundo debate presidencial. (Foto Prensa Libre: AP).


Incluso el compañero de fórmula de Trump, el gobernador Mike Pence, se declaró "ofendido" por los comentarios del magnate y afirmó que no podía "defenderlos".

"Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el c.... Puedes hacer de todo", asegura Trump, que por ese entonces ya estaba casado con Melania, en un momento de la grabación.

Después de su primer cara a cara frente a Hillary Clinton, del que salió perdedor, según analistas y encuestas, Trump ya amenazó con estar preparado para atacar a su rival demócrata con los escándalos amorosos de su marido.