Internacional

Trump desata polémica al burlarse de periodista

El aspirante republicano a la Casa Blanca Donald Trump ha desatado una nueva polémica al burlarse de un periodista del New York Times con capacidades especiales y negarse a pedir disculpas.

Por Washington/EFE

Fiel a su estilo, el magnate inmobiliario no solo se niega a pedir perdón sino que ahora exige una disculpa pública al rotativo por denunciar que ofendió al reportero.

Todo comenzó cuando Trump citó, el sábado último, un artículo que el periodista Serge Kovaleski escribió en el 2001, en el Washington Post, para sostener su argumento de que hubo “miles y miles de personas”  en Nueva Jersey celebrando los atentados del 11 de septiembre de ese año.

Kovaleski, que tiene movilidad limitada en las articulaciones por sufrir artrogriposis, acudió a varios medios esta semana para explicar que lo que decía su artículo es que la Policía interrogó y detuvo a “un número de personas (indeterminado) por alegaciones de que habían celebrado fiestas en azoteas” para festejar los ataques.

El martes, Trump respondió con una burla al periodista en un acto de campaña en Carolina del Sur.

“Ahora el pobre chico, tenéis que verlo: "Uh, no sé lo que dije. No me acuerdo. Quizás es lo que dije", dijo el republicano con sorna y moviendo los brazos imitando al periodista, que tiene reducida su movilidad en esas extremidades.

El New York Times, para quien trabaja actualmente el periodista, emitió un comunicado este jueves calificando de "intolerante que Trump ridiculice la apariencia de uno de sus reporteros".

Ahora el pobre chico, tenéis que verlo: "Uh, no sé lo que dije. No me acuerdo. Quizás es lo que dije", dijo Trump con sorna y moviendo los brazos imitando al periodista, que tiene reducida su movilidad en esas extremidades.

El magnate respondió con un comunicado pidiendo una disculpa al "fallido New York Times" por acusarle de burlarse de un periodista del que, asegura, no sabe nada y al que nunca ha visto.

El republicano defendió que él solo estaba tratando de dar la impresión de que Kovaleski era "un aturdido periodista tratando de retractarse de una frase que pronunció tiempo atrás".

"Debería dejar de usar su discapacidad para fanfarronear y volver a reportar para un periódico que está cayendo rápidamente", añadió.

El reportero asegura que ha coincidido con Trump en numerosas ocasiones porque cubrió extensamente su gestión de negocios durante años para el Daily News.

Esta polémica se suma a la larga lista de controversias que han convertido a Trump en protagonista de la campaña presidencial del 2016 en Estados Unidos.

Pese al aparente rechazo social que sigue a cada una de sus ofensas o propuestas rocambolescas, el magnate lidera desde hace meses los sondeos de las primarias republicanas, ahora con un 27.5 % según la media que elabora Real Clear Politics.



Donald Trump, el polémico precandidato republicano durante uno de sus actos públicos. (Foto Prensa Libre: AFP).
Donald Trump, el polémico precandidato republicano durante uno de sus actos públicos. (Foto Prensa Libre: AFP).


Responde

Donald Trump alegó recientemente que no podía burlarse de la discapacidad de un reportero porque no conocía al hombre.

Todo lo contrario, contestó el periodista que padece un trastorno congénito que limita los movimientos.       

Serge Kovaleski, del diario The New York Times, dijo que se ha encontrado con Trump reiteradamente, lo ha entrevistado en su oficina y ha hablado con él en conferencias de prensa desde que trabajaba en el New York Daily News en la década de 1980.

“Donald y yo nos tratamos por nuestros nombres durante años”, dijo en una historia acerca de la conducta del precandidato republicano en un acto en South Carolina la semana pasada.       





Kovaleski padece artrogriposis, un trastorno congénito que limita los movimientos.

El jueves, Trump dijo en su cuenta de Twitter, “no tengo la menor idea” de quién es Kovaleski y asegura que posee “una memoria extraordinaria”.       

Escribió que “si el señor Kovaleski es discapacitado, yo no lo sabría porque no conozco su aspecto. Si lo supiera, decididamente no diría nada sobre su aspecto”.       

Kovaleski lo desmintió en una historia en la edición electrónica del Times el jueves por la noche.       

“Lo he entrevistado en su oficina. He hablado con él en conferencias de prensa. En total diría que he interactuado con él como reportero” cuando trabajaba para el Daily News.