Internacional

Trump recibe a Merkel en una reunión que suscita expectación

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibe el viernes a la canciller alemana Ángela Merkel para fortalecer relación.

Por Washington/AFP

Ángela Merkel, canciller alemana, se reúne con su homólogo estadounidense, Donald Trump. (Foto Prensa Libre: AFP)
Ángela Merkel, canciller alemana, se reúne con su homólogo estadounidense, Donald Trump. (Foto Prensa Libre: AFP)

Europa seguirá con atención la reunión y la rueda de prensa posterior para ver hasta dónde -y con qué tono- se desmarcará la canciller del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

“La respeto, me gusta, pero no la conozco”, dijo Trump de la alemana a mediados de enero.

Ha llegado la hora de conocerse para estos dos líderes con recorridos, estilos y políticas radicalmente diferentes.

Al acercarse esta cita, la administración estadounidense destacó la fortaleza de la relación con Alemania y la intención de Trump de aprovechar la experiencia de la canciller, en particular en el dosier ucraniano y en la forma de abordar al presidente ruso Vladimir Putin.

Un alto funcionario de la Casa Blanca anticipó un “encuentro cordial y muy positivo”. La canciller viaja con “la mente abierta”, dijo por su parte un responsable gubernamental alemán. “Siempre es mejor hablar juntos que hablar uno de otro”.

Pero las declaraciones atronadoras, y a veces contradictorias, del multimillonario Trump en las escasas semanas que lleva en el cargo confieren un interés particular a este primer cara a cara con Merkel.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump (c), recibe el viernes a Ángela Merkel. (EFE)
El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump (c), recibe el viernes a Ángela Merkel. (EFE)

Trump atacó con dureza a Europa -hablando del “maravilloso”  brexit o prediciendo que otros países abandonarán la UE. Tampoco fue tierno con Alemania, criticándola por su papel demasiado dominante y su “catastrófica”  política de acogida de los refugiados.

“Alemania mira hoy a Estados Unidos con una mezcla de perplejidad y preocupación”, resume Jeffrey Rathke, del Center for Strategic and International Studies  (CSIS).

El experto cita, en particular, los temores ligados “a las afinidades del presidente y de algunos miembros de su círculo más cercano con los movimientos nacionalistas y populistas en Europa” .