Internacional

Una Cartagena fuertemente custodiada está lista para la firma de la paz

Sin mayores alteraciones en la rutina de sus habitantes y turistas, y custodiada por tierra, mar y aire, Cartagena de Indias se prepara para albergar la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC.

Por Cartagena/EFE

Archivado en:

Colombia Farc Guerrilla
Policías y militares custodian las calles de Cartagena donde se firmará la paz. (Foto Prensa Libre: EFE).
Policías y militares custodian las calles de Cartagena donde se firmará la paz. (Foto Prensa Libre: EFE).

Por el centro histórico de esta ciudad meca del turismo y escenario de cumbres internacionales y de importantes eventos en el país, circulan centenares de periodistas, militares, policías y autoridades civiles que preparan la ceremonia del lunes, a la que asistirán unos 2.500 invitados, entre ellos 17 presidentes y el rey Juan Carlos, según los últimos datos oficiales.

El epicentro de las labores este domingo era la Plaza de Banderas del Centro de Convenciones Julio César Turbay, que servirá de marco para la ceremonia en la que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko" o "Timoleón Jiménez", firmarán el acuerdo.

Bajo un sol inclemente y custodiados por militares, un grupo de obreros daba los últimos toques a la tarima donde se desarrollará la ceremonia, que se iniciará este lunes hacia las 17.00 hora local (22.00 GMT), cuando el sol empiece a declinar sobre el Caribe colombiano.

Sin embargo, un aguacero torrencial que cayó sobre la ciudad a media tarde obligó a los obreros a suspender sus tareas por espacio de una hora.

En medio de las estructuras metálicas, el blanco era el predominante, mientras distintas edificaciones del centro histórico lucían vallas alusivas a la paz.

"Cartagena de Indias capital de los derechos humanos. Pedro Claver artífice de la paz. Firma de los acuerdos de paz. 26 de septiembre de 2016", se leía en una valla instalada en la puerta de la Iglesia de San Pedro Claver, donde el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, oficiará mañana una ceremonia litúrgica.

El acto central de la firma reunirá también a gobernadores, alcaldes, congresistas, víctimas, defensores de derechos humanos, deportistas destacados, artistas, inversionistas y empresarios, según anticipó la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, organizadora de la ceremonia.

Con motivo de este acto, que pondrá fin al conflicto armado más antiguo del continente, las autoridades colombianas han dispuesto una gigantesca operación en la que participan 2.700 hombres, entre militares y policías, y que cuenta con el apoyo de la Cruz Roja, Defensa Civil y otros organismos.



Según encuestas, el 54% de los colombianos está de acuerdo con la firma de la paz. (Foto Prensa Libre: AFP).
Según encuestas, el 54% de los colombianos está de acuerdo con la firma de la paz. (Foto Prensa Libre: AFP).


Para la operación se han movilizado 13 navíos, un componente terrestre de la infantería de Marina y 29 aeronaves que participan en patrullajes permanentes.

"La ciudad está lista para terminar de recibir a los jefes de Estado, de Gobierno, los organismos internacionales, a las personalidades que han querido unirse a este gran evento de nuestra firma de los acuerdos de paz", destacó hoy el ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Pero mientras la sala de prensa instalada en el Museo Naval de Cartagena era incesante la entrada de reporteros, fotógrafos y camarógrafos nacionales y extranjeros, la pausa del domingo predominaba en las calles de la ciudad, algunas incluso solitarias.

"Mucha de la gente ha salido de la ciudad, aprovechando que mañana es día cívico (feriado) para estar lejos de esto", comentó a Efe Jaime Fortich, un taxista resignado ante el cierre al paso de vehículos por el centro histórico, donde además se reforzó la presencia policial.

En las zonas hoteleras y turísticas de Cartagena se observaban de igual forma grupos de policías que se desplazaban en motos y otros que revisaban algunos vehículos en puestos instalados en las vías.

Cartagena se vio sacudida en las semanas previas a la ceremonia de paz por una ola de hechos violentos, entre ellos un tiroteo en la entrada de un edificio de apartamentos y el asalto a un restaurante, sucesos poco habituales en esta ciudad amurallada que se precia de ser una de las más tranquilas de Colombia.

Peculiar bolígrafo

El acuerdo de paz del Gobierno colombiano con las FARC se firmará con un "balígrafo", un bolígrafo hecho con proyectiles de fusil, informó el presidente Juan Manuel Santos.





"Nosotros creamos lo que hemos llamado un balígrafo, que es una bala convertida en un estilógrafo, para decir que es la transición de las balas a la educación, al futuro. Y le voy a regalar a cada uno un balígrafo y con ese balígrafo vamos a firmar los acuerdos de paz", anticipó Santos en una entrevista al equipo de prensa de la Presidencia.

El gobernante agregó que le regalará balígrafos a los 17 presidentes que lo acompañarán este lunes en la ceremonia de firma del acuerdo de paz, que supondrá el fin de un conflicto de 52 años con las FARC.

El pasado 23 de junio en La Habana, cuando las partes firmaron el acuerdo sobre cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y de dejación de armas, Santos le regaló un "balígrafo" al máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", con quien mañana volverá a encontrarse en público para firmar la paz.

"Las balas escribieron nuestro pasado, la educación escribirá nuestro futuro", le dijo entonces Santos a "Timochenko".



Un policía colombiano revisa un vehículo. Más de 2,500 integrantes de las fuerzas de seguridad resguardarán el evento. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un policía colombiano revisa un vehículo. Más de 2,500 integrantes de las fuerzas de seguridad resguardarán el evento. (Foto Prensa Libre: AFP).


El pasado sábado al develar "La Paloma de la Paz" donada por el maestro Fernando Botero a la Presidencia de Colombia, Santos resaltó los aportes hechos a la paz, como el "balígrafo" y la "escopetarra", un instrumento musical que incorpora cuerdas de guitarra a escopetas viejas y fue creado por el artista César López.

ELN suspende ataques

Mientras tanto, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla de Colombia, anunció el domingo un cese de acciones ofensivas para facilitar la participación de los colombianos en el plebiscito del próximo 2 de octubre, en el que se refrendará el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.



Un anuncio promueve el voto por el "Sí" en el plebiscito que se celebrará el 2 de octubre. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un anuncio promueve el voto por el "Sí" en el plebiscito que se celebrará el 2 de octubre. (Foto Prensa Libre: AFP).


"Para despejar dudas de que nosotros seamos unos obstáculos al proceso de refrendación o al plebiscito, nuestra disposición es que no haya un accionar ofensivo del ELN en esos días, para facilitar la participación de la gente", afirmó Pablo Beltrán, integrante del Comando Central de esa guerrilla a la radio clandestina Patria Libre.

Beltrán aclaró vía Twitter que la medida adoptada será un cese de acciones ofensivas "no defensivas".

De esta manera el grupo insurgente responde a la petición que le había hecho la ONG colombiana Misión de Observación Electoral (MOE) para que declararan un cese el fuego antes y después del plebiscito.