Internacional

Maduro celebra más de ocho millones de votos en elección de Constituyente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró que más de ocho millones de ciudadanos, 41,5% del padrón electoral, votaron en la elección de la Asamblea Constituyente.

Por AP, EFE y AFP / Venezuela

La votación de la Asamblea Nacional Constituyente comenzó entre nerviosismo por el riesgo de violencia. (Foto Prensa Libre: EFE)
La votación de la Asamblea Nacional Constituyente comenzó entre nerviosismo por el riesgo de violencia. (Foto Prensa Libre: EFE)

En un discurso pronunciado en la Plaza Bolívar, Caracas, tras conocerse los resultados, Maduro dijo que la Constituyente nació con "gran legitimidad" popular y saludó a los miembros de ese organismo que en las próximas horas tendrán "el mando" en Venezuela, con plenos poderes.

"Tenemos Asamblea Constituyente (...). Es la votación más grande que haya sacado la revolución bolivariana en toda la historia electoral en 18 años", dijo el presidente, ante cientos de seguidores que celebraban en la plaza Bolívar, centro de Cáracas. "Ha llegado el momento de una nueva historia", añadió el mandatario.

"Esta es una Constituyente para poner orden", enfatizó el presidente, en su discurso, en el fustigó a los líderes de la oposición.  "¡Qué carajo nos importa a nosotros lo que diga Trump!", afirmó el presidente. 

La Constituyente se instalará el próximo miércoles en la sede del Parlamento, controlado por la oposición, que no participó en los comicios por considerar que la iniciativa es un "fraude" para atornillar a Maduro en el poder.

Maduro anticipó que la oposición seguirá en su "locura", con sus protestas contra el Gobierno, y pronosticó que algunos de sus dirigentes "terminarán en una celda y otros en un psiquiátrico porque lo que demuestran es una gran locura".

Protestas

Durante la jornada de elecciones se registraron más de diez muertos, choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad, ataques a centros electorales y bloqueos marcaron la violenta jornada de votación de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que según la oposición pone en jaque la democracia de Venezuela.

Las fuerzas del orden y manifestantes que protestan en contra de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se enfrentan este domingo en varias ciudades de Venezuela, donde se celebraron las votaciones. Autoridades dan cuenta de diez muertos y varios heridos.

Pese a la prohibición gubernamental de manifestaciones durante esta jornada, diversas protestas se originaron en varias ciudades.

El Ministerio Público de Venezuela informó de la muerte por disparos de dos hombres en el occidental estado Mérida tras una manifestación en esa localidad, lo que eleva a cuatro la cifra oficial de víctimas mortales a consecuencia de las manifestaciones de hoy en ese país y al final de la jornada sumó diez muertos.

Las muertes se producen en el marco de la jornada de elección de la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el Gobierno de Nicolás Maduro un proceso en el que solo participa parte del chavismo con el rechazo de la oposición, la Iglesia católica y varios países del mundo.

Siete países negarán reconocimiento a Constituyente en Venezuela

México, Colombia, Panamá, Argentina, Costa Rica, Perú y Estados Unidos anunciaron que no reconocerán los resultados de la votación de la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente venezolano Nicolás Maduro y denunciada como fraudulenta por la oposición.

Investigaciones

En una serie de mensajes de Twitter, el MP informó que la fiscalía 13 de Mérida investiga la muerte de Ángelo Méndez, de 28 años, y de Eduardo Olave, de 39 años, ocurridas hoy tras una manifestación.

"Las víctimas que hirieron con armas de fuego fueron encontradas dentro de la UEE (Unidad Educativa) Simón Rodríguez de la parroquia Jacinto Plaza", ubicado en la capital homónima de Mérida, señaló la Fiscalía.

Las manifestaciones fueron prohibidas por el Gobierno nacional durante estos días para evitar que se vean afectados los comicios.

Sin embargo, los opositores igual han salido a las calles a protestar en todo el país y en varias ciudades ha habido choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad del Estado.

La elección se produce, además, bajo una ola de protestas antigubernamentales que ya tienen casi cuatro meses y que, con las muertes de hoy, ha dejado 113 fallecidos.

Tres policías heridos por explosión 

La detonación se produjo al paso de una columna de policías motorizados y provocó conmoción entre los centenares de personas que se concentraban a poca distancia para rechazar la votación de hoy.

El resto de agentes que integraban la comitiva de la Policía -que desde la mañana reprime con gas lacrimógeno concentraciones contra la Constituyente- bajaron de las motos para auxiliar a sus compañeros y dispararon después perdigones y bombas lacrimógenas para mantener lejos a los periodistas, a los que también agredieron.

Tras la explosión de la motocicleta al menos tres policías resultaron heridos, según constató la AP en el lugar. En medio del incendio de la motocicleta las fuerzas de seguridad tomaron otras tres motos de transeúntes y de un equipo de periodistas y le prendieron fuego lo que generó una inmensa fogata en el lugar.

"En el hecho resultaron heridos 7 funcionarios de la PNB y fueron incineradas cuatro motocicletas", indicó en su cuenta de Twitter la Fiscalía venezolana, que investiga lo ocurrido y ha enviado a sus expertos a corroborar el estado de salud de las víctimas en el centro de salud en que se encuentran.

Las votaciones

Unos 19.4 millones de venezolanos podían participar en la votación que arrancó pasadas las 6 de la mañana y que se extendería por al menos doce horas.

Horas antes de  iniciar la votación se indicó que un candidato a la Asamblea Constituyente que se vota este domingo en Venezuela, el abogado José Félix Pineda, fue asesinato a tiros en la víspera de la elección, según la Fiscalía. "Un grupo de personas irrumpió" la noche del sábado en la residencia de Pineda, de 39 años, en Ciudad Bolívar (sureste), "y le propinó varios disparos", señaló el Ministerio Público en la red social Twitter, sin especificar posibles móviles.

Mientras que la oposición mencionaba de al menos tres personas muertas en las últimas horas en protestas contra la elección ya en marcha de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por el presidente Nicolás Maduro pese a un rechazo social para cambiar la Constitución, según informaron diputados opositores venezolanos.

En cu cuenta de Twitter, el diputado y líder de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, escribió que el "régimen asesinó" de un disparo esta madrugada a Ricardo Campos, secretario juvenil de AD, durante una protesta en la localidad de Cumaná, en el estado sucre del oriente venezolano.

Las otras dos víctimas son Marcel Pereira e Iraldo Guitérrez, que según varios diputados fueron asesinados por "colectivos" ("grupos de defensa de la revolución, a veces armados) en las últimas horas en una protesta contra la Constituyente en el estado Mérida del occidente del país.

Más de cien personas han muerto desde el 1 de abril en la presente ola de manifestaciones antigubernamentales que exigen la renuncia del presidente Nicolás Maduro y rechazan la Constituyente, que a juicio de sus detractores servirá para consolidar una dictadura del chavismo gobernante en Venezuela.

Cerca de cinco mil personas han sido detenidas en estas protestas, que han dejado además centenares de heridos en enfrentamientos entre manifestantes y la Guardia Nacional (policía militarizada), que ha dispersado muchas de las concentraciones con bombas lacrimógenas y perdigones.

De confirmar el Ministerio Público estos decesos el balance oficial de víctimas mortales se elevaría a 113.

Venezolanos eligen Constituyente entre tensiones y amenazas

La crisis política venezolana enfrentaba el domingo una prueba de fuego con la elección de los 545 delegados de la Asamblea Constituyente, una votación promovida por el presidente Nicolás Maduro para consolidar su poder en medio del llamado a protestas de la oposición y la amenaza de sanciones estadounidenses. 

Entre los primeros votantes estuvo Maduro, quien al amanecer acudió acompañado de la primera dama y candidata a constituyente, Cilia Flores, a un centro electoral del oeste de la capital.

"Estoicamente aguantamos la campaña mundial. Estoicamente aguantamos la violencia terrorista y criminal", dijo Maduro al desestimar las presiones internas y los cuestionamientos internacionales que enfrentó su iniciativa. "Ojalá el mundo extienda sus brazos de respeto hacia nuestra patria", agregó.

"No hay poder sobre la tierra que le pueda impedir al pueblo de Venezuela que ejerza hoy derecho democrático a elegir", indicó el gobernante al llamar a sus seguidores a salir a votar para activar la Asamblea Constituyente, que aseguró que abrirá "una nueva era de lucha, de paz, de amor y de unión entre los venezolanos".

Bajo el sonido de fuegos artificiales, decenas de personas salieron antes del amanecer hacia algunos centros de votación en la capital para participar en la elección. Para esta consulta fueron habilitados en Caracas y los 23 estados unos 14 mil 515 centros de votación.

Oposición venezolana informa de 3 muertos en protesta contra la Constituyente

Al menos tres personas han muerto en las últimas horas en protestas contra la elección ya en marcha de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por el presidente Nicolás Maduro pese a un rechazo social para cambiar la Constitución, según informaron diputados opositores venezolanos.

Unos 5 mil 500 candidatos, incluidos el vicepresidente del partido oficialista, el diputado Diosdado Cabello; la ex canciller Delcy Rodríguez y Flores competirán en esta consulta para elegir 545 constituyentes territoriales y sectoriales. La oposición no inscribió candidatos para el proceso, lo que dejó abierto el camino para que el oficialismo domine la asamblea.

La elección se da en un contexto de creciente tensión luego de 120 días de protesta antigubernamentales, que han dejado 114 muertos, y el llamado que realizó la coalición opositora a tomar el domingo las principales vías del país en rechazo a la iniciativa de Maduro.

Durante los últimos dos meses la oposición intensificó las acciones de protesta para tratar de frenar la Asamblea Constituyente, que considera un "fraude constitucional" porque se hizo sin llamar previamente a un referendo consultivo como el realizado en 1999. En un último esfuerzo, la alianza realizó el 16 de julio un simulacro de votación en el que 7,5 millones de venezolanos rechazaron el proceso para reescribir la constitución.

Pese a las presiones internas y los llamados que hicieron varios países, entre ellos Estados Unidos, a que se suspendiera la Asamblea Constituyente, bajo el riesgo de posibles sanciones económicas, Maduro siguió adelante con la iniciativa.

Los detractores del proceso aseguran que el oficialismo utilizará la Asamblea Constituyente para perpetuarse en el poder, en medio de un creciente descontento, y para tomar el control de la Asamblea Nacional y la Fiscalía General, que están enfrentados al gobierno.

Maduro adelantó la víspera que una de las primeras tareas de los constituyentes será la "transformación" del Ministerio Público, y reiteró las amenazas de que irán a prisión los dirigentes opositores que han promovido los hechos de violencia en los últimos meses.

"Lo que salga del fraude... ya nació muerto", afirmó el sábado el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, al llamar a los venezolanos a no participar en la consulta.

En abierto reto al oficialismo, que aseguró que la nueva estructura tendrá supra poderes sobre el resto de los poderes públicos, Borges indicó que el Legislativo seguirá sesionando y ejerciendo sus funciones tras la instalación en agosto de la Asamblea Constituyente.

El analista político Edgar Gutiérrez dijo a The Associated Press que esta votación "escalará" el conflicto interno ante el rechazo que tiene la reforma de la constitución, que según un reciente estudio de la encuestadora local Datanálisis alcanza a 72%, y la posible persecución y encarcelamiento de algunas figuras de la oposición y la disidencia oficialista.

Los analistas temen que las eventuales sanciones económicas de Estados Unidos agravará la crisis económica que padecen los venezolanos con una galopante inflación de tres dígitos; una severa escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos; y una contracción que el Fondo Monetario Internacional estima que alcanzará este año 12%.