Internacional

A 77 años de la última ejecución pública con guillotina en Francia

Criminal que secuestró, robó y ejecutó a varias víctimas fue sentenciado a la pena capital que se ejecutó el 17 de junio de 1939.

Archivado en:

De Muerte Pena
Nadie se dio cuenta de que la ejecución estaba siendo filmada desde la ventana de un apartamento al lado de la prisión. (Foto: Rare Historical Photos)
Nadie se dio cuenta de que la ejecución estaba siendo filmada desde la ventana de un apartamento al lado de la prisión. (Foto: Rare Historical Photos)

Hace 77 años fue la última ejecución pública con guillotina en Francia. Sí, en la Francia donde se declararon los Derechos del Hombre y el Ciudadano en 1789, pasarían 150 años para que se eliminara la pena de muerte por guillotina y la última ejecución pública fue la del ladrón y asesino confeso Eugen Weidmann, el 17 de junio de 1939, en la prisión Saint-Pierre, en Versalles.

Weidmann  junto con dos cómplices, se dedicó a secuestrar turistas en Francia. La primera de sus víctimas fue una actriz neoyorkina llamada Jean De Koven de 22 años, se enamoró del joven Weidmann, el cual terminó estrangulándola  para robarle el dinero.

A partir de ese momento continuó la racha de crímenes y era el propio Eugen quien les disparaba a sus víctimas en la nuca o el cuello, después de despojarlas de efectivo y objetos de valor.

  • Vea el video de la ejecución en 1939





Las víctimas del trío criminal fueron:

  • Joseph Couffy, contratado como chofer por Weidmann, para que lo llevara a la rivera francesa donde lo mató para robarle el dinero y el auto.
  • Janine Keller, una enfermera privada a la que con engaños de una oferta de trabajo llevaron y encerraron en una cueva.
  • Roger LeBlond era un productor teatral a quien los delincuentes se acercaron con el pretexto de invertir en un espectáculo. Se reunieron en privado y allí le dispararon para robarle.
  • Fritz Frommer,  estuvo en la misma cárcel que  Weidmann y sus dos secuaces. Llego a Francia para escapar de la persecución de judíos por los nazis y aunque era ex-compañero de celda de todas formas lo mataron ya que tenía algo de dinero en sus bolsillos.

El crimen que los delataría fue el de Raymond Lesobre, vendedor de bienes raíces a quien le pidieron que les mostrara una casa. Al estar allí lo mataron y lo despojaron de dinero y pertenencias.

Con lo que no contaban es que Lesobre tomaba notas de sus potenciales clientes y fue así como la policía llegó hasta  una villa en Saint-Cloud, donde Eugen Weidman vivía. Cuando oficiales tocaron a su puerta, el los invito a pasar solo para darse vuelta y dispararles. Fallo y fue detenido.

Una vez arrestado confesó todos sus asesinatos. Dijo que no se arrepentía de ninguno de ellos, excepto del de la actriz  De Koven, porque era una joven ingenua que se enamoró de él.

Fue condenado a muerte por decapitación en la guillotina. Nadie se dio cuenta de que la ejecución estaba siendo filmada desde la ventana de un apartamento al lado de la prisión.

La última ejecución en Europa

La pena de muerte por guillotina (que se empezó a practicar en Francia en 1792) siguió vigente y ejecutándose dicho país hasta que fue abolida en octubre de 1981.

La última persona en ser ejecutada con guillotina, en privado fue, Hamida Djandoubi, el 10 de septiembre de 1977, en la prisión Baumettes, de Marsella. Fue sentenciado a la pena de muerte por el secuestro, tortura, violación y asesinato de la joven Elisabeth Bousquet , de 21 años.