Internacional

Violento sermón de sacerdote homófobo indigna en Italia

Un sacerdote italiano indignó a internautas, asociaciones de gays y a su jerarquía, a raíz de la publicación de un vídeo de un sermón en el que asegura que la pena de muerte para los homosexuales debería seguir siendo válida.

Por Roma/AFP

Massimiliano Pusceddu indignA a internautas, asociaciones de gays de Italia.
Massimiliano Pusceddu indignA a internautas, asociaciones de gays de Italia.

En este sermón destinado a denunciar la unión civil entre las parejas "homosexuales", adoptada hace poco por el Parlamento italiano, el padre Massimiliano Pusceddu abrió su "Biblia" y leyó un pasaje de la epístola de San Pablo a los Romanos.

Y a pesar de que conocen el decreto de Dios, que declara dignos de muerte a los que hacen estas cosas, no sólo las practican, sino que también aprueban a los que las hacen, reza el texto.

Cerrando el libro, este sacerdote de Decimoputzu, en el sur de la isla de Cerdeña, añadió: Esta palabra está de actualidad porque aborda estos temas de manera precisa, evangélica.

“Puede ser tolerante una religión que cuenta con semejantes animales entre sus ministros?” , se preguntaba un internauta en Twitter.

Como cada semana, el padre Pusceddu publicó su homilía en internet, pero rápidamente el vídeo provocó una avalancha de reacciones indignadas en las redes sociales.

¿Puede ser tolerante una religión que cuenta con semejantes animales entre sus ministros?, se preguntaba un internauta en "Twitter".

Con estas declaraciones nos exponemos a un tipo de interpretación digna de las sectas, ignorando los cambios de la sociedad. Son unas palabras contra la dignidad de la persona humana, declaró a la  AFP  el vicario general de Cagliari, Franco Puddi, precisando que la diócesis favorecía el diálogo y no las sanciones para hacer evolucionar a las personas.

Antiguo boxeador, el padre Pusceddu es aficionado a las puestas en escena, habiendo organizado incluso un exorcismo colectivo en un gimnasio. Además se le investiga por violencia contra un feligrés que pegaba a su mujer.

Aprobación

El parlamento italiano aprobó el pasado 11 de mayo la ley que legaliza la unión civil entre parejas homosexuales, un derecho que ya existe en la mayoría de los grandes países de Europa occidental.

La ley fue aprobada por 369 votos a favor y 193 en contra en la Cámara de Diputados, después de que fuera aprobada en febrero por el Senado, por lo que se convierte definitivamente en ley del Estado.

La nueva ley establece un estatuto para los que conviven -tanto heterosexuales como homosexuales- y crea para las parejas homosexuales una unión civil particular calificada de "formación social específica".

El texto establece ayuda recíproca moral y material, la pensión de supervivencia, el permiso de residencia para el cónyuge extranjero y también la posibilidad de adquirir el apellido del compaáero.Después de dos años de negociaciones y de semanas de intenso debate en el Senado, el gobierno decidió someter la ley al voto de confianza y evitar todo cambio al texto.