Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

15/02/13 - 00:00 Leer para creer

Tuiteros mexicanos son amenazados por el narcotráfico

Primero fueron los periodistas quienes, amenazados y mutilados por el crimen organizado en el estado mexicano de Tamaulipas, tuvieron que callar, ahora son los cibernautas quienes sufren la presión por atreverse a hablar del narcotráfico bajo el velo de anonimato que da Internet.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las calles de Ciudad de Victoria, la capital del estado, fueron inundadas esta semana con volantes con el siguiente texto: “1 millón mil pesos para el que aporte datos exactos del dueño de la pagina de Valor por Tamaulipas o en su caso familiares directos”.

El crimen organizado ofrece así más de US$47 mil 200 por la cabeza del gestor de una página de las redes sociales Facebook y Twitter que informa sobre lo que sucede en Tamaulipas, en el norte de México, uno de los más azotados por la ola de violencia que vive el país.

Su provocación: informar a la sociedad sobre qué calles no tomar porque acaba de haber un tiroteo o hacer un recuento sobre las personas que desaparecen, un servicio que hacían los medios de comunicación hasta que callaron por las amenazas, atentados e incluso asesinatos dentro del gremio.

“Las redes sociales sin duda han pasado a formar parte de un aparato informativo, mientras el periodismo está arrinconado y silenciado” , dijo a Efe Darío Ramírez, director para México y Centroamérica de Artículo 19, una organización defensora de la libertad de expresión.

México es el segundo país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, según Reporteros Sin Fronteras  (RSF) y otras organizaciones que periódicamente informan sobre el número de muertes de profesionales de este sector.

La última, la asociación Campaña Emblema de Prensa  (PEC, por su sigla en inglés) , que hace unas semanas denunciaba que desde 2000 unos 93 periodistas han sido asesinados en México, 78 desde fines de 2006, cuando el entonces presidente Felipe Calderón lanzó una lucha frontal contra los carteles de las drogas.

En julio de 2012, el diario El Mañana de Nuevo Laredo  (Tamaulipas) anunció en un editorial que dejaba de “reproducir hechos violentos producto de la guerra entre grupos delictivos” , después de que sus instalaciones sufrieran un ataque con granadas, el segundo de ese año.

POR AGENCIA EFE / MÉXICO

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.