Leer para Creer

Atletas marcharán en Kenia 836 kilómetros por la paz

Célebres atletas keniatas, como las antiguas estrellas de maratón Wilson Kipsang y Tegla Laroupe, salieron el miércoles a la “Marcha por la paz” de 22 días contra las violencias intercomunitarias, anunciaron los organizadores.

Por Agencia AFP

Los robos de ganado o las luchas relativas a las fuentes de agua o de los pastos son frecuentes en las zonas de pastoreo remotas y desfavorecidas del norte de Kenya, donde las armas circulan libremente.

La marcha de 836 kilómetros fue organizada por el excampeón keniata del maratón de los Juegos de la Commonwealth de 2010 John Kelai, en memoria de tres de sus tíos, asesinados durante ataques cuando él era adolescente.

“Cuando la gente es asesinada o expulsada de su casa, es una tragedia para todos nosotros”, declaró la leyenda del atletismo etíope Haile Gebrselassie, citado en un comunicado de los organizadores de la marcha y que se unirá al recorrido al final, el 6 de agosto.





Etiopía limita con el norte de Kenia y los enfrentamientos se producen tanto de una parte como de la otra de esta frágil frontera.

El recorrido

Los atletas, que salieron de la ciudad de Lodwar al norte del país, en la turbulenta región de Turkana, deberán dirigirse hacia el sur al ritmo de 40 kilómetros al día, atravesando el valle del Rift hasta el lago Bogoria, centro oeste del país.





Igualmente, anunciaron su participación el excampeón del mundo de maratón Paul Tergat, el especialista en los 3 mil metros obstáculos Ezekiel Kemboi o el ugandés Stephen Kiprotich, actual estrella mundial de maratón.

“Correr me dio numerosos títulos, de gloria, de felicitaciones, pero no me dio nunca la paz”, señaló John Kelai.

¿Cómo reunen los fondos?

Los atletas esperan reunir más de US$250 mil con el fin de financiar un programa para reforzar la paz, indicó Aegis Trust, una organización que trabaja para reconciliar a las comunidades destrozadas por los conflictos, en especial en Ruanda, después del genocidio de 1994.





El año pasado, al menos 310 personas fueron asesinadas y más de 220 mil se desplazaron por los conflictos intercomunitarios resultado de la lucha para controlar las tierras y el agua, del robo de ganado y de las rivalidades políticas locales, según la ONU.