Leer para Creer

Policía china usa gafas con reconocimiento facial para identificar sospechosos

La nueva herramienta basada en inteligencia artificial de los agentes policiales de Zhengzhou, capital de Henan, China, ha causado sensación en el mundo.

Por Redacción

Una agente policial de Zhengzhou, Henan, China, utiliza el sistema de reconocimiento facial con el que se identifica a miles de personas con solo tomar una imagen. (Foto Prensa Libre: AFP)
Una agente policial de Zhengzhou, Henan, China, utiliza el sistema de reconocimiento facial con el que se identifica a miles de personas con solo tomar una imagen. (Foto Prensa Libre: AFP)

Se trata de unas gafas de reconocimiento facial que con solo tomar la imagen del rostro de una persona son capaces de efectuar una búsqueda en la base de datos de la Policía y emitir una alerta sobre algún sospechoso.

El sistema empezó a utilizarse el 1 de febrero, según indican medios internacionales, el cual ha permitido la captura de 26 personas con documentación falsa, se ha identificado a conductores que violan las normas de tráfico y se logró la localización de un niño que había sido secuestrado.

La utilización de ese tipo de tecnología no ha sido bien vista por todos los sectores, pues hay quienes temen que se pueda violar la privacidad de las personas o incluso darle un uso inadecuado.

Las imágenes captadas por las gafas son procesadas con un sistema de Inteligencia Artificial que compara los rostros con la base de datos de sospechosos en China. (Foto Prensa Libre: AFP)
Las imágenes captadas por las gafas son procesadas con un sistema de Inteligencia Artificial que compara los rostros con la base de datos de sospechosos en China. (Foto Prensa Libre: AFP)

La inteligencia artificial imita lo que hace una mente humana, al percatarse de lo que pasa a su alrededor, procesar la información, y sacar conclusiones de ella.

El concepto de Inteligencia Artificial, también conocido por las siglas AI, se le debe al informático estadounidense John McCarthy, quien en 1956 lo pronunció por primera vez en una conferencia, causando un gran impacto en el ámbito de la tecnología.

A partir de ese entonces, el concepto se diseminó, y por ello hoy es tan común su uso cuando queremos referirnos a aquellas máquinas o aparatos dotados de una inteligencia símil a la de los seres humanos.

No es la primera vez que la utilización de ese tipo de tecnología causa sensación en China.

Un restaurante de una cadena de comida rápida en Pekín instaló una tecnología que escanea la cara de los clientes y, de acuerdo con los datos que obtiene, les sugiere un determinado menú, una tecnología que sus creadores esperan extender a otro tipo de comercios.

El nuevo sistema, establecido a modo experimental en el barrio financiero de la capital y que comenzó a funcionar en enero último, fue desarrollado por el gigante tecnológico local Baidu, conocido en el país por sus servicios de búsqueda en internet.