Leer para Creer

Inquieta desarrollo de robots con fines sexuales

La demanda de robots que satisfagan necesidades sexuales ha abierto la puerta a una serie de preguntas que abarcan desde lo ético a lo social, las cuales tratan de responder expertos.

Por la Redacción

La demanda de robots para uso sexual preocupa a expertos de la salud. (Foto Prensa Libre: Internet)
La demanda de robots para uso sexual preocupa a expertos de la salud. (Foto Prensa Libre: Internet)

Un informe científico publicado por la Fundación para las Consultas sobre Robótica Responsable, efectuado en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Holanda, reveló que   gran parte de los encuestados estarían dispuestos a satisfacer sus necesidades sexuales utilizando robots.

“Se trata aún de un tema muy nuevo y definitivamente necesitamos ciencia sobre el tema”, ha expresado Noel Sharkey, profesor emérito de robótica e inteligencia artificial de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido.

Sharkey ha argumentado que es necesario desarrollar un documento que pueda ser útil para que políticos puedan ver lo que está pasando, debido a la existencia de compañías que desarrollan ese tipo de robots.  

Una de las preocupaciones que señalan algunos sectores es la creación de robots que representan niños. “Este es sin duda el mayor problema que hemos encontrado”, indicó Sharkey.

La incautación de un robot sexual que simulaba ser una niña, en un aeropuerto de Canadá, ha levantado controversia y generado preguntas sobre si quien utilice un robot de ese tipo incurriría en pederastia.

Además, los expertos tratan de establecer si la utilización de esos robots generaría otro tipo de problemas aún más complejos, o si por el contrario, beneficiarán a personas que necesiten terapia sexual.

El costo de un robot sexual oscila entre US$ 5 mil y US$ 15 mil –Entre Q 37 mil y Q110 mil–, debido a que se puede personalizar completamente al gusto del cliente que lo requiera.