Leer para Creer

La puerta del infierno arde a mil grados cada día

Un cráter de 69 metros de diámetro y 30 de profundidad, conocido como la puerta del infierno, es una de las mayores atracciones de Turkmenistán, en Asia Central.

Por Redacción

Archivado en:

Asia Turismo Turkmenistán
El pozo de Darvaza fue creado accidentalmente en 1971, cuando geólogos soviéticos buscaban yacimientos de gas natural en Turkmenistán. (Foto Prensa Libre: Instagram skytg24hd)
El pozo de Darvaza fue creado accidentalmente en 1971, cuando geólogos soviéticos buscaban yacimientos de gas natural en Turkmenistán. (Foto Prensa Libre: Instagram skytg24hd)

Ubicado en el desierto de Karakum, el pozo de Darvaza arde a unos mil grados desde 1971, cuando geólogos soviéticos que buscaban yacimientos de gas natural efectuaban trabajos en la superficie y provocaron que se formara el cráter accidentalmente.

La cueva que descubrieron fue incendiada por los trabajadores, para evitar que escaparan los gases que emanaban, pero el fuego no se apagó desde entonces.









Desde entonces, científicos han efectuado diversas pruebas para entender mejor el fenómeno, como en el 2013, cuando el explorador canadiense George Kourounis descendió al cráter con ayuda de un traje especial y así descubrió una bacteria rica en metano.

Vista con drone