Leer para Creer

Pareja de ancianos anhelaba ser visitada hasta que la policía llegó

La jefatura de Roma, Italia compartió en su página de Facebook la historia de cuatro policías que fueron alertados por vecinos que escucharon a una pareja que lloraba y gritaba. Los oficiales ingresaron a la residencia y encontraron a dos ancianos tristes y solos.

Por Redacción

El pasado 3 de agosto, la policía de Roma, Italia, compartió en su página de Facebook la historia de una pareja de ancianos que discutía por la maldad que hay en el mundo.

Los policías atendieron el reporte de vecinos sobre una mujer que no paraba de llorar y alguien que gritaba. Detrás de la puerta de la residencia cerca de la plaza de Marzano Appio, Italia, los oficiales se encontraron con una escena desgarradora.

En el interior encontraron a Jole, de 84 años, y a Michele, de 94 años. Ambos lloraban desconsolados. Jole estaba frente al televisor y Michele a su costado. 

Uno de los oficiales le preguntó a Michele qué pasaba. Él respondió: "Jole no ha parado de llorar luego de haber visto las noticias de hoy. Ella me preguntó por qué había tanto odiio en las noticias;  desde ese momento no ha parado de llorar".





Michele narró a los oficiales que ambos llevaban 70 años de casados pero luego de varios años la soledad los invadió. "Nadie nos visita, ni familia, primos, hijos, tenemos muchos años de no recibir una visita", dijo a los oficiales.

Los uniformados se sorprendieron del estado depresivo que tenían los ancianos, por lo que decidieron llamar una ambulancia para que les realizaran un chequeo médico.

Durante el tiempo de espera los agentes decidieron preparar una cena, platicar, y compartir con la pareja para que olvidaran la soledad.

La historia se viralizó en las redes sociales y los policías se han convertido en héroes por su noble acción. "Durante estos últimos años nuestra única compañía fue el televisor", concluyó Michele.



#ROMA: STORIA DI URBANA UMANITÀ #EsserciSempre #PoliziadiStato #SquadraVolante È un’estate afosa quella romana. Jole è...

Posted by Questura di Roma on Wednesday, 3 August 2016