Leer para Creer

Pasajero es multado por provocar aterrizaje de emergencia tras fumar dentro del avión

Un juzgado irlandés ha impuesto a un ciudadano estadounidense una multa de mil euros por agredir a un miembro de la tripulación que le prohibió usar a bordo del avión un cigarrillo electrónico, lo que provocó un aterrizaje de emergencia, informaron hoy fuentes judiciales.

Por Agencia EFE

el incidente tuvo lugar la pasada noche a bordo de un aparato de Norwegian Airlines que cubría el trayecto entre el aeropuerto londinense de Gatwick y el de Fort Lauderale en Florida, EE. UU., cuando el comportamiento del citado pasajero obligó al piloto a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Shannon, al oeste de Irlanda.

El estadounidense Jody Bochner, de 26 años, fue arrestado por la Policía irlandesa (Garda) y compareció hoy ante un juez de la localidad de Limerick  (cerca de Shannon), quien le impuso una multa de US$111 mil o 30 días en prisión por un suceso que a la aerolínea noruega, esto para pagar por las tasas aeroportuarias de Shannon y por repostar combustible.

La Fiscalía explicó durante el juicio que, antes de subir a bordo del Boeing 787 Dreamliner, que transportaba 249 pasajeros, Bochener consumió ginebra para poder dormir durante el viaje, pero al cabo de 40 minutos de vuelo decidió encerrarse en el baño para usar un cigarrillo electrónico.

Cuando saltaron las alarmas de humo, el acusado regresó a su asiento y cuando un miembro de la tripulación le recordó que estaba prohibido fumar a bordo, incluidos los servicios, “saltó”  de su butaca e intentó “atacar” a un tripulante de cabina, agregó el diario irlandés Irish Independent.

La agente de Garda que le detuvo en tierra, Karen Walsh, declaró ante el juez que Bochner también agredió verbalmente a la tripulación después de que fuera reducido y esposado en su asiento, lo que obligó a reubicar a seis pasajeros.

Norwegian_SkjermdumpNY.jpg

Walsh dijo que el detenido “pasó a ser una persona totalmente diferente” en cuanto recuperó la sobriedad, tras pasar la noche en la comisaria de la Garda en Shannon.

En su defensa, Bochner, quien regresaba a Miami tras visitar a su novia en Londres, aseguró que no recordada el incidente y que estaba “muy avergonzado”.

“Había previsto tomar alcohol para dormir ya que se trataba de un viaje largo. Compró un litro de ginebra y lo pasó a una botella de cola. Parece que tuvo el efecto contrario”, arguyó su abogado defensor, Stiofan Fitzpatrick.