Leer para Creer

Un euro por minuto para ver el cuerpo de una mujer

Las salas de chat público prometen al cibernauta conocer a personas de diferentes partes del mundo. No obstante algunos de estos sitios ofrecen al público espectacúlos a cambio de dinero que incluyen fotos y videos de la persona desnuda.

Por Josué León

Internet es útil para muchas personas, así mismo es utilizada como herramienta de trabajo, estudio y entretenimiento, pero este último es aprovechado por empresas que generan miles de dólares al año tras cautivar al usuario con publicidad subliminal en el cual el sexo es la principal herramienta de venta.

Los anuncios invasivos en los diferentes portales de internet atrapan al usuario dando clic en la imagen que lo llevará a un mundo desconocido para experimentar diferentes placeres. Estos pueden tener un costo bajo pero la intriga hace que el espectador no se limite para ver por completo el espectáculo.

Vietvao.jpeg

El diario El País, realizó una entrevista a una mujer que es conocida en internet como Melanie, de 32, quien se ha dedicado por dos años a complacer a los usuarios por unos cuantos euros.

La sala de chat muestra a varios usuarios en línea pero uno de ellos solicita hablar en privado, y es donde comienza la acción para esta secretaria desempleada quien cobra un euro por cada minuto que pasen con ella.





Al mostrar su cuerpo y ropas intimas, la mujer detrás de la cámara se convierte en BichitaXXX , quien ingresa al chat privado donde complace a su espectador con lo que este solicite. El cobro es realizado por tarjeta de crédito que es ingresada previamente en uno de los portales al cual pertenece.

Estos sitios ofrecen transmisión directa sin que esta sea pirateada, así mismo comenta que "es una manera segura de ganar dinero sin tener que interactuar físicamente con las personas".

webchat-1.jpg

Sin salir de casa y sin tener un horario establecido, Melanie logra ganar más de US$8 mil al mes solo con sentarse frente al computador y mostrar su cuerpo.

¿Cómo funciona?

El negocio de los chats privados va en aumento y sus protagonistas se convierten en estrellas porno quienes ganan seguidores por medio de las redes sociales, en las cuales comparten provocativas fotos para que los usuarios paguen por verlas hacer lo que su mente imagine.

Existen algunos casos de extorsión por este medio conocido como sexting, en donde el usuario se convierte en un villano y hostiga a su víctima por diferentes medios hasta que esta muestre su cuerpo desnudo frente a la cámara. Esto con el fin de no publicar fotos, videos o documentos de la víctima.

En la actualidad las aplicaciones como WhatsApp, Secret, SnapChat, entre otras, han sido utilizadas por los piratas informáticos para robar información, fotos y videos de usuarios, actores y cantantes, las cuales han sido publicadas en internet.