1997: alerta por los Moonies, amenaza religiosa

Las autoridades hondureñas alertaron el 24 de junio de 1997  a los gobiernos centroamericanos  sobre un grupo religioso  integrado por varias mujeres asiáticas de la  secta de Sung Myung Moo.

Por Hemeroteca PL

Portada del  4/10/1997 Prensa Libre informó sobre la expulsión de los miembros de la secta coreana Moon. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada del 4/10/1997 Prensa Libre informó sobre la expulsión de los miembros de la secta coreana Moon. (Foto: Hemeroteca PL)

Autoridades migratorias guatemaltecas decidieron expulsar del país el  3 de octubre de 1994  a los aproximadamente 90 integrantes de la secta religiosa Moon, informó  Edgar Montes Bocanegra, director de Migración.

"El martes empezamos a notificarles a los miembros de esta secta sobre la decisión del Gobierno, de que deben abandonar el territorio en un plazo máximo de 72 horas", expresó.

La decisión del Ejecutivo fue anunciada a fines de la semana anterior, pero según explicó Montes Bocanegra, el plazo empieza a correr desde el momento que estas personas reciben la notificación.

Añadió que de acuerdo a las leyes migratorias del país, si la secta no abandona el país en el término estipulado, entonces corre el riesgo de ser expulsada por la fuerza.

Las razones de la expulsión

Según las autoridades migratorias, los moonies ingresaron al país en calidad de turistas; por lo tanto, no tenían autorización para promover su religión o desarrollar otra actividad ajena al estatus bajo el cual se les permitió ingresar.

Hasta esta semana el Gobierno tomó una acción definitiva sobre las actividades de esta secta, sin embargo la controversia sobre su estatus migratorio, se originó meses atrás.

El arzobispo Metropolitano, monseñor Próspero Penados del Barrio, solicitó públicamente a las autoridades que investiguen a la secta y que los expulsen del país, ya que están engañando a las personas.

El director de Migración dijo que estos adeptos podrían retornar si cumplen con todos los requisitos de ley. Los seguidores del reverendo Sung Muung Moon, han corrido igual suerte en el resto de Centroamérica.

El 27 de julio 1997 las autoridades de la Iglesia Católica advirtieron  sobre  la llegada  de  los miembros de la secta religiosa coreana denominada Moon,  que buscaban adeptos en Guatemala luego de haber sido expulsada de otros países centroamericanos.

Monseñor Efraín Hernández calificó de falso el mensaje que transmitian dicha agrupación, la cual se presenta como constructores de la paz, pero solamente es un gancho para llevar a los fieles a sus manos.

Por su parte, el arzobispo metropolitano Próspero Penados Del Barrio señaló a los moonies  de embaucadores  y que construían uno de los más grandes engaños, porque su dirigente, el reverendo Moon, se ha proclamado el Redentor del Mundo, y entre su lema estaba la unión familiar, pues aprovecha la desunión que existe actualmente en el seno de las familias.

Compra opinión y voluntades

El 8 de septiemnbre 1997 los conocedores del tema destacan que Moon ha invertido fuertes sumas de dinero en periódicos de Estados Unidos y Latinoamérica y contrataron columnistas para difundir su ideología derechista, y con ello obtener una mayor plataforma para el debate público; incluso, especulan que tiene vínculos con la inteligencia coreana y con la Central de Inteligencia Norteamericana, CIA.

Los integrantes de la secta Moon también conocida como Asociación de Familias para la Paz Mundial, continaron  sus jornadas para predicar y convencer a los guatemaltecos de unirse a su filosofia .

Integrantes de la secta religiosa Moon comenzarona abandonar el país en forma voluntaria, informo el director general de Migración, Edgar Montes Bocanegra, quien considera que  los religiosos e habian transgredido la leyes guatemaltecas por lo cual les solicitaron abandonar Guatemala.

Tienen poderío económico

El fundador de la agrupación es Sun Myung Moon, quien se presentaba como "el Mesías", segun declaró el arzobispo  de Guatemala.

El poderío económico de la secta levanto varias críticas, pues muchos consideraban que eso les permitió tener influencias a nivel empresarial y gubernamental en varios países.

La principal actividad de los moonies consiste en transmitir ideologías políticas, culturales y religiosas, lo cual no deja de inquietar al prelado, que considera a la secta como anticristiana.

Según las iglesias, tanto católica como protestante, muchas personas son propensas a aceptar la doctrina, por los problemas económicos por lo que atraviesan.

Secta Moon vivió un año de rechazo

Aunque en Nicaragua y Honduras la Iglesia de la Unificación trabajó con toda libertad, protestantes y católicos cuestionaron  las  actividades, de los moonies al igual que en Guatemala y El Salvador, donde los gobiernos prohibieron su presencia.

En Nicaragua, Estado laico con libertad religiosa, según el presidente de la República, Amoldo Alemán,  dijo que los miembros de la secta Moon no se enfrentan a problemas por sus actividades y trabajan con normalidad, aunque bajo la crítica de la Iglesia Católica.

Pero en Honduras  hubo  un rechazo especial a la Iglesia de Unificación porque entre 1982 y 1983 promovió y financió la Asociación para el Progreso de Honduras, APROH, integrada por militares, funcionarios, empresarios, dirigentes profesionales, campesinos y sindicales de tendencia derechista, vinculados a violaciones a los Derechos Humanos.

Los moonies fueron expulsados de Guatemala y Honduras  en 1997 por dedicarse a actividades religiosas, después de haber ingresado en el país con visado de turistas, pero en realidad su proposito era establecer una religion adversa a las costumbres de los paises centroamericanos.