Fútbol Nacional

Los santuarios del balompié que cobijan las fiestas deportivas

Para muchos son catedrales, para otros son santuarios y para algunos simplemente estadios. Sus sinónimos, en la mayoría de ocasiones, atropellan la osadía, sin perder de vista su gran connotación: adorar el futbol.

Por Edwin Fajardo

Doce son los recintos deportivos utilizados por los equipos de la Liga Nacional durante el Torneo Apertura. El más antiguo es el estadio Verapaz, que data de 1936. (Infografía Prensa Libre: Kevin Ramírez)
Doce son los recintos deportivos utilizados por los equipos de la Liga Nacional durante el Torneo Apertura. El más antiguo es el estadio Verapaz, que data de 1936. (Infografía Prensa Libre: Kevin Ramírez)

Al estilo del Coliseo romano, los recintos deportivos han sido testigos de grandes batallas, de donde se derivan triunfos memorables y decepcionantes derrotas. Sin duda, en ellos se guardan historias de alto calibre.

Los aficionados convergen en ellos con el único fin de observar el espectáculo y la pasión que emana el deporte rey del mundo. Los seguidores tienen la habilidad para convertirlos en legítimos manicomios o bien en temibles cementerios, todo depende de los momentos del juego.

“No hay nada menos triste que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie”, es una de las frases más célebres del escritor uruguayo Eduardo Galeano en su libro El futbol a sol y sombra, en alusión a los templos del balompié.

En marcha

Para el torneo Apertura 2015, los 12 escenarios de los equipos que militan en la Liga Nacional han comenzado a cobijar, con fortalezas y debilidades, el frenesí del balompié guatemalteco.

El estadio Manuel Felipe Carrera (Municipal), el Cementos Progreso (Comunicaciones, gramilla artificial), el Julio Cóbar (Petapa, artificial), y el Revolución (Universidad), son los escenarios de la región metropolitana, que han iniciado a abrigar el deporte.

Detalles del Terreno de juego

  • 1.  Los partidos podrán jugarse en superficies naturales o artificiales, de acuerdo con el reglamento de la competición.
  • 2.  El color de las superficies artificiales deberá ser verde.
  • 3.  Cuando se utilicen superficies artificiales en partidos de competición entre equipos representativos de asociaciones miembro afiliadas a la Fifa o en partidos internacionales de competición de clubes, la superficie deberá cumplir requisitos del concepto de calidad de Fifa.
  • 4.  El terreno de juego será rectangular y estará marcado con líneas.
  • 5. La longitud como mínimo debe  ser de 90 metros, y como máximo 120 metros.
  • 6. La anchura (línea de meta) podrá tener como mínimo 45 metros y máximo 90 metros. —Las medidas cambian para juegos internacionales—.
  • 7. En cada esquina se colocará un poste no puntiagudo con un banderín, cuya altura mínima será de 1.5 metros.
  • 8. Las metas se colocarán en el centro de cada línea de meta. Consistirán en dos postes verticales, equidistantes de los banderines de esquina y unidos en la parte superior por una barra horizontal (travesaño). Los postes y el travesaño deberán ser de madera, metal u otro material aprobado. La distancia entre los postes será de 7.32 metros y la distancia del borde inferior del travesaño al suelo será de 2.44 metros.

En el sector norte se ubica el José Ángel Rossi, de Cobán Imperial, que en los dos primeros partidos en su regreso a la Liga de los Consagrados ha lucido sus mejores galas, al albergar a más de 17 mil personas cobaneras.

Su construcción data de los años treinta, y fue la primera edificación destinada para la práctica del deporte en Cobán.

Originalmente fue nombrado Verapaz, pero luego por acuerdo municipal se modificó a José Ángel Rossi, por el aporte al deporte que realizó durante muchos años. El recinto fue inaugurado el 1 de agosto de 1936.

Cuenta con un graderío de cemento y otro más reciente, de metal, este último fue declarado de alto riesgo por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) por lo que no se puede utilizar para albergar aficionados.

Casa amarilla

El estadio David Cordón Hichos es uno de los escenarios que se ubican en la región nororiental del país. Es la casa de los pechoamarillos de Guastatoya desde hace 19 años, conjunto que apenas tendrá su tercer torneo en el máximo circuito del futbol nacional.

En el suroriente se encuentra el estadio La Asunción, el hogar de los conejos mitecos. La casa de los jutiapanecos tiene la habilidad para albergar también juegos nocturnos, tal y como lo hizo en la fecha uno ante Municipal, donde pudo festejar la victoria por 1-0.

En la región central —Sacatepéquez— se ubica uno de los recintos más históricos del país, el  Pensativo de Antigua Guatemala. Desde su construcción en 1959 el coloso de concreto de la Calle Ancha de los Herreros ha sido testigo del futbol que han desplegado durante años los coloniales.

En Suchitepéquez se encuentra el Carlos Salazar hijo, también conocido como el coloso de Santa Cristina, la casa del cuadro venado. Con una leyenda de 50 años,  ha sido anfitrión de torneos de selecciones e incluso de clasificaciones mundialistas.

En Quetzaltenango se halla la morada de los chivos del Xelajú MC, el coloso Mario Camposeco. El recinto de los altenses fue fundado en 1950 y desde ese entonces ha sido testigo de grandes acontecimientos, como los cinco cetros de los chivos y su participación en la Liga de Campeones de la Concacaf.

El estadio Santa Lucía, gramilla sintética, y el Marquesa de la Ensenada son los templos del futbol que representan a San Marcos. Los toros de Malacateco y los leones de Marquense son los protagonistas que utilizan esas sedes.

revisiones están normadas

La Liga Nacional tiene normado en su reglamento de competencia para la temporada 2015-2016 que los estadios serán revisados para asegurarse que estén aptos para albergar encuentros de futbol, bajo las reglas de juego de la Fifa.

“La Liga Nacional y la Federación Nacional de Futbol se asegurarán, mediante inspecciones regulares, que el terreno de juego en los que se disputen los partidos cumplan con los requisitos fijados por las Reglas de Juego Fifa, que estén en condiciones aptas para disputar encuentros de futbol y que los estadios brinden seguridad y comodidad a los aficionados, árbitros y equipos participantes”, reza el artículo 19 del capítulo de los escenarios y las canchas de juego.

Según el artículo 20, capítulo de la comisión revisora, “todo estadio deberá proveer condiciones básicas de seguridad para los jugadores, árbitros, oficiales de partido, cuerpos técnicos, directivos y representantes de los clubes, espectadores, periodistas y toda persona que asista a los encuentros. Deberán implementarse adecuadas medidas de seguridad para el acceso a los mismos bajo la responsabilidad del local”.

Juan Manuel Peláez, presidente de la Comisión Revisora de estadios de la Fedefutbol, indicó que aún no se ha supervisado ninguna instalación desde que se creó el Comité, que nació por la muerte violenta del aficionado crema Kevin Díaz, en las afueras del estadio Manuel Felipe Carrera, en el clásico 278 —27-4-2014—.

“Aún no hemos revisado nada, de primero vamos a capacitar a los directivos para darle los protocolos que evaluaremos. La instrucción se realizará el 24 de agosto. Solo se le ha dado seguimiento a algunos recintos”, explicó el dirigente.

*CON INFORMACIÓN DE CORRESPONSALES